Emprendimiento

Nicho de mercado promovió incursión de Embutidos Coro en la ciudad

«Lo que más nos llena es que el participante sea creativo para que haga sus propias combinaciones».


El dicho que reza “cuando se cierra una puerta se abren dos ventana”,  motivó a Gerardo Vilchez y Zuly Bett a estudiar las posibilidades en el mercado para descubrir una potencialidad que ahora los tiene en estas cálidas tierras motivados a enseñar a otros su oficio.

Pues por la situación eléctrica en Maracaibo migraron hasta el estado Falcón, de donde es Bett, para posicionarse en un mercado casi virgen, la fabricación de chorizos caseros.

Sin embargo, su fuerte no es la comercialización del producto tipo gourmet sino los talleres que dictan para prepararlos.

Embutidos Coro
Pasó del sector farmacéutico al carnicero. Foto/ Gregorio González

Vilchez aprendió este arte en la escuela veterinaria del estado Zulia donde perfeccionó las técnicas para hacer también peperoni y salami.

“Venimos a Coro con sabores distintos, tomate seco con pollo, semilla de hinojo, escaldados (hervidos antes de salir), son hechos con puro cerdo, por lo que garantizamos la calidad”, sostuvo el hombre emprendedor.

Durante su disertación sobre el oficio enfatizó que su producto puede durar en temperatura natural de dos a tres semanas mientras que congelado se preserva hasta ocho meses por la utilización de aditivos naturales como sales de cura y tripolifosfato de sodio, no usan conservantes químicos.

Una visión distinta

—¿Por qué dedicarse a dictar cursos?

— Así como nosotros emprendimos en Maracaibo y llegamos a tener dos carnicería, además de comercializar carnes para hamburguesas y chorizos queremos apoyar a los emprendimientos, en Coro hay mucho talento y a través de @promocoro vemos el potencial en todas las áreas, teatro, escultores, fabricadores, en fin.

«Lo que más nos llena es que el participante sea creativo para que haga sus propias combinaciones».

—¿Para cuando tienen el próximo taller?

— Está planificado para el sábado 23 de noviembre de nueve de la mañana a tres de la tarde, cada sesión tiene una capacidad de 10 cupos, en el caso que se se supere la capacidad atendemos a los otros participantes al día siguiente.

—¿Cuál es la clave para emprender?

— Hacer lo que te apasiona, aquí hay muchas oportunidades, yo salí del sector farmacéutico en el 2012 porque visualizamos un mercado potencial en el área de la carne y desde allí descubrí mi amor por esto, hasta el punto de hacer una especialidad en cortes americanos como el T-Bone, Reyes y Tomahawk, aunque es un oficio complicado es más rentable.

—¿Cuál ha sido su filosofía de trabajo?

— Ofrecer productos y servicio de calidad, es por ello que durante los talleres nos esmeramos para que los aprendices usen su creatividad para que se deleiten.

—¿Llegaron para quedarse?

— Así es, esta ciudad todavía mantiene un ambiente tranquilo y relajado para criar a nuestras hijas, tenemos una de seis y otra de nueve, la mayor adicta a los embutidos, jamón, tocineta, mortadela, mientras que la otra llora por lo animales, pero creemos que aquí ellas pueden superarse.

Mercado cautivo

—¿Qué lo diferencia de los demás?

— La calidad, yo no hago chorizos para salvar la carne, los hago con productos de calidad para que el cliente deguste de los sabores, los condimento con paprika, clavitos, pimienta, nuez moscada, ingredientes que hacen a mi producto el mejor.

— El chorizo ¿Se come frito o a la parrilla?

— Nada de frito, eso es un pecado, porque el chorizo se hace con carne de cerdo, la cual tiene grasa y si le añales aceite es un bomba explosiva para el colesterol, además la parrilla le da un toque peculiar y exalta los sabores que en ellos se mezclan.

—¿Cómo elaboran el chorizo?

— Con la madeja o tripa de lechones, en ella se introduce la masa cárnica preparada con los aditivos y condimentos que son macerados con 12 horas de anticipación, mediante la embutidora, para definir los tamaños no los amarramos sino que le hacemos nudos con la propia madeja.

—¿Cómo pueden adquirirse?

— Nuestras ventas las canalizamos por la cuenta en Instagram @embutidoscoro cada chorizo tiene un peso aproximado de 180 gramos, por lo que pueden hacer su pedido de acuerdo a su necesidad y se lo llevamos hasta su casa, pues tenemos servicio delivery.

—¿Tienen una tienda física?

— No, quizás más adelante pensemos en ello por ahora trabajamos desde la casa.

—¿Ha conseguido en las redes sociales la herramienta para promocionar su negocio?

— Zuly y yo creemos en las redes sociales, aunque tengo un programa de radio es más fácil medir el impacto y alcance de la publicidad mediante estas redes.

Proyección

—¿En qué trabajan como proyecto para el próximo año?

— Queremos volver a la producción de carnes para hamburguesas tipo vaqueras, la hacemos en una presentación de 120 gramos con carne de primera calidad tipo premiun en una bandeja de ocho unidades, en Maracaibo nos fue muy bien con eso, aunque tuvimos que desistir porque los mini markets, nuestro principal mercado, por la falta de luz no dejaban mercancía congelada.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar