Internacionales

Uzbekistán celebra sus primeras elecciones desde que lanzó reformas

Lo novedoso es que el presidente incitó a estas formaciones a competir entre ellas.


Los uzbekos votaron este domingo en unas legislativas que pueden marcar un inicio de transición democrática luego de 30 años de gobierno autoritario, que se instaló en el país tras la disolución de la Unión Soviética.

El presidente Shavkat Mirziyoyev lanzó una política de reformas y de apertura tras la muerte en 2016 de su brutal predecesor Islam Karimov.

Los colegios electorales cerraron este domingo a las 20H00 (15H00 GMT) en esta ex república soviética, y los resultados se darán a conocer el lunes por la mañana.

Las opciones de voto se limitaban en cambio a cinco partidos oficialistas, y no se permitió participar a ningún opositor o independiente. Lo novedoso es que el presidente incitó a estas formaciones a competir entre ellas.

Estos fueron el Partido Liberal Democrático, la principal formación progubernamental, el Partido Nacional para la Renovación Democrática, el Partido Democrático del Pueblo, el Partido Socialdemócrata y el Movimiento Ecológico de Uzbekistán.

Se disputan 150 escaños en la cámara baja del parlamento, donde la principal fuerza es, con 52 legisladores, el Partido Liberal Democrático, que ungió a Mirziyoyev.

Una novedad de las elecciones es que los ciudadanos se atrevieron a expresar sus expectativas, en un país con problemas de acceso a la electricidad o al gas debido a unas infraestructuras obsoletas. También les preocupa el coste de la vida.

El presidente Mirziyoyev votó hacia el mediodía en un colegio de Taskent, donde llegó con su familia, incluida su hija Saida Mirziyoyev, nombrada en abril en un alto cargo gubernamental.

«Estamos haciendo historia y el pueblo lo entiende bien», declaró el presidente tras depositar su papeleta, y felicitó a los partidos por haber debatido entre ellos durante la campaña. «La sociedad ha cambiado, también sus relaciones con los partidos», añadió.

Dos horas antes del cierre de los colegios electorales, la tasa de participación era de un 68%, según la comisión electoral.

Sistema autoritario

Abdusamant Yuldashev, de 20 años, explicó a la AFP que había votado «por la justicia y la equidad en la sociedad uzbeka». «Quiero que nuestro nivel de vida aumente, nuestra educación mejore», añadió este joven que votó por el Partido Socialdemócrata.

Mamura Mirzajmedova, una jubilada de 69 años, aseguró que no votaría y expresó su ira contra «los precios que suben por todas partes». Una reciente reforma económica provocó una aceleración de la inflación.

Expresar públicamente las opiniones era casi inconcebible bajo el mandato de Islam Karimov, cuyo régimen hizo reinar el miedo.

Shavkat Mirziyoyev, que asumió el poder en 2016 tras la muerte de su predecesor, llamó a los candidatos a hacer campaña, a reunirse con los votantes y criticó la pasividad de los diputados salientes.

Tras casi tres décadas de un régimen brutal, el que fuese primer ministro del difunto jefe del Estado emprendió una prudente política de reformas, abriendo el país al turismo y a las inversiones.

Entre sus medidas: tímidos gestos de liberalización del sistema político, con la liberación de la cárcel de unos treinta opositores y unos primeros pasos para erradicar la tortura.

Los observadores electorales de la OSCE estiman en cambio que sigue habiendo numerosas características del régimen anterior y vieron «pocas señales de campaña» electoral.

Human Rights Watch ha constatado por su parte ciertos esfuerzos de «reforma, sobre todo para mejorar el balance en materia de derechos humanos» pero, en su opinión, «el sistema político sigue siendo ampliamente autoritario».

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar