FalcónGenerales

Fallas en sistema Biopago deja sin liquidez a comerciantes

Este viernes, se observaron colas en los establecimientos del centro de Punto Fijo que aceptan Petros, pero no estaban abiertos al público


Compradores manifestaban “subió el dólar, deben estar aumentando los precios”, pero ese no era el motivo, los comerciantes expusieron que la falta liquidez por parte del Banco de Venezuela era la razón para no seguir trabajando con este sistema.

El empresario, Ayman Abo Jokh, explicó lleva tres días trabajados que no le han reembolsado el dinero: 24 y 31 de diciembre y el 2 de enero, deposito que debió hacerse al siguiente día “hoy llegó y reviso la cuenta y no me han depositado la liquidez. El gobierno no quiere entender que estamos dispuestos a trabajar con ellos, pero siempre nos quedan mal, no hay confianza”, manifestó.

Comerciante: “ya son casi 400 millones de bolívares que me adeuda el banco de Venezuela y necesito el dinero para seguir trabajando y atender al público que lo necesita”

A pesar de presentar el mismo problema con la liquidez del pago generado por medio de los biopagos, el propietario de la tienda Génesis, abrió sus puertas ayer, sin embargo, solo logró atender cinco personas en la mañana, el sistema se cayó por varias horas, agregó que “la gente tiene que entender que uno invierte para ganar no perder. Si el Gobierno fuera responsable trabajáramos para el bienestar el Pueblo, pero de esta manera será difícil seguir trabajando con este sistema de pago”, recomendó el comerciante.

Además, los comercios que están operando con este medio de pago no han sido suficientes para atender a la cantidad de personas que recibieron la bonificación estatal, lo que ha generado que los establecimientos que aceptan Petros registren una alta afluencia de personas que deben esperar horas para hacer sus compras.

Es preciso, recordar que las liquidaciones de las operaciones deben ser recibidas por los comerciantes en bolívares, no en Petros y el Banco de Venezuela se encarga de liquidar estas operaciones a los comercios, según reseña Conintelegraph, pero debido al incumplimiento de esta normativa los negociantes manifiestaron no poder seguir trabajando en estas condiciones.

Otro de los inconvenientes que exponen los compradores, en su mayoría de la tercera edad, es un supuesto sabotaje por parte de algunos comerciantes “siempre salen con lo mismo que el sistema presenta fallas para no atenernos. No he podido gastar este beneficio que nos dio el presidente porque siempre hay excusas para no atendernos”, denunció el señor José Polanco.

“Es una humillación, una burla al Pueblo, más que todo a nosotros, las personas de la tercera edad. No tenemos la resistencia para estar en una cola cinco, seis o siete horas”, dijo Leonor Díaz, pensionada de 70 años de edad, que ya cumplía 5 horas en una cola para entrar en uno de los locales.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar