ComunidadFalcón

Cementerio viejo de San Nicolás 2, asusta y desilusiona

La capilla, sala velatoria y carpintería para fabricar urnas baratas son parte del cúmulo de proyectos que murieron antes de nacer en el cementerio de San Nicolás 2 de Coro


Miedo y desilusión, dos sentimientos a flor de piel que sienten los habitantes del sector San Nicolás 2 hacia el viejo cementerio de Coro que conserva poco más de un centenar de tumbas antiguas y arquitectónicas, hoy devastadas y desmanteladas.  

Además de guarida y lugar usado para actos inmorales, el viejo cementerio es usado como vertedero de basura. Foto: Carlos García

Miedo, no porque espanten los difuntos centenarios, bicentenarios y tricentenarios, sino por las acometidas de malandros, marihuaneros, pendencieros, prostitutas y hasta inescrupulosos que vienen profanando este camposanto que se ha convertido en un cementerio de proyectos y promesas gubernamentales, situación que tiene desilusionado a los habitantes.

Ni capilla velatoria, ni carpintería, ni nada

Aracelys Chirinos recordó que hubo un momento en que se aprobó un proyecto de gran envergadura que consistía en recuperar la capilla y hacer una sala velatoria, y construir al lado, una carpintería en la cual fabricar urnas baratas, asequibles a los vecinos y a la misma colectividad falconiana.

Todo eso murió, quedó en promesas, engavetado, en el limbo.

Recordó desilusionada.  

A la vista de los habitantes, el cementerio es un astro. Además de botadero de basura, delincuentes que vienen huyendo de los robos que cometen en el centro, se esconden ahí, otros se reúnen a fumar droga, a veces lo usan como prostíbulo y en algunos casos como hotel para algunos vagabundos o indigentes.

Algunos andariegos, que no tienen hogar, duermen en el camposanto, exponiéndose igualmente al peligro. Foto: Carlos García

Boca de lobo

No por gusto los habitantes dicen que el cementerio viejo es un cementerio de promesas y proyectos. En el terreno ubicado en la retaguardia, están sendas vallas oxidadas que anuncian dos de las obras que se han pretendido en el callejón El Silencio, entre calles La Paz y Buchivacoa.

Una, es de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (Asovac) Falcón, la otra la otra, la culminación de la Sala Velatoria, obra que debía ser ejecutada por la empresa Constructores CA, con un presupuesto de Bs. 152.998 que se devaluó en el tiempo, a tal punto es es el precio de medio cartón de huevo.

Además de Asovac y la sala velatoria, en el sector se pretendían construir la sede de la Cruz Roja, que sería de gran alivio San Nicolás 2, que cuenta con un ambulatorio que registra escasez de insumos.

Ni capilla velatoria ni carpintería, no Cruz Roja ni ninguno de los diversos proyectos han cobrado vida, dicen habitantes. Foto: Carlos García

Habitantes de San Nicolás 2 no ven el día en que finalmente se erijan las obras, cualquier de las tres que se están en mora, de manera que se recupere totalmente el extenso terreno en el que logró construirse la Casa Comunal, la sede del Batallón de Milicia Territorial, una biblioteca, una cancha y un preescolar.

No obstante, el terreno ocioso sigue siendo extenso, por lo que muchos lo aprovechan como vertedero y para el mal.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar