Deportes

«La tribu» reluce ante sus rivales tras una llegada con inseguridades

Llegaron a la postemporada como un equipo rodeado de incognitas e inseguridades en algunos costados de su juego


Tras dos series de playoffs y un encuentro por el comodín, Caribes de Anzoátegui ahora luce como un conjunto consolidado en todo aspecto, retomando el aire de protagonismo que ha acostumbrado a mostrar en los últimos años en postemporada, al clasificar a la sexta final en su historia y quinta en los últimos diez años.

La tribu nuevamente cazó un rival, al eliminar categoricamente a Tiburones de La Guaira en semifinales, luego de ser los escualos quienes parecían portar la chapa de favoritos.

Anteriormente habían despachado a Navegantes del Magallanes en la disputa por el último pase a semis.

No obstante, no es la primera vez que los orientales han luchado contra las adversidades para salir airosos, puesto que solo necesitaron cinco días y cuatro encuentros para barrer los dirigidos por Renny Osuna.

Fue cuestión de pocos careos para que el estratega Jackson Melián lograra conjugar un equipo que parece estar decidido a conquistar el cuarto campeonato de su historia, tomando en cuenta que los aborígenes evidenciaron un pitcheo extremadamente dominante y, como ha sido costimbre, un bateo oportuno, aunque no tan temerario como luce en el papel.

Durante su serie contra La Guaira solo permitieron ocho carreras en 43 entradas jugadas, tolerando una carrera cada 5.1 innings.

Además, sus 21 anotaciones en parte llegaron gracias a la paciencia de los bateadores, que en total negociaron 30 boletos.

Y por si fuese poco, apenas cometieron dos errores, mientras que sus rivales incurrieron en el doble de pifias.

Es justo decir que, tras lo demostrado contra Tiburones, Caribes tiene las piezas necesarias para pelear por un nuevo anillo de LVBP.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar