Turismo

10 razones para enamorarse de Miami

Caminar entre arte urbano por el barrio de Wynwood, el mejor sitio para comer ramen o tomar un cóctel al atardecer es el ambiente de Miami Beach


1. Guarida del punk

El Churchill’s Pub es un oscuro templo del punk en la ciudad del sol, donde han actuado mitos como Iggy Pop.

Miami New Times lo define con precisión: “La cerveza es barata. El ruido es glorioso. Los baños de las chicas son chungos. Los de los chicos, más”.

Turismo: Un puesto de socorrista en South Beach, Miami.

2. Al sol

South Beach es el arenal principal de Miami Beach. Un observatorio antropológico de excepción: estilos, desnudeces varias, musculaturas en todo su esplendor.

Además, la arena y el agua están más limpios de lo que cabe esperar en una playa tan urbana.

3. Atardecer en la bahía

En la terraza de The Standard Spa, hotel de bello diseño retro, se disfruta de un ocaso sobre Biscayne Bay.

Cóctel en mano, uno ve pasar yates de lujo. ¿Irá dentro Marc Anthony o un oligarca ruso?

4. El Versailles

Restaurante de recargada, lo mejor son sus pastelitos y el café cubano. Aquí se conspiró más contra Fidel Castro que en la CIA.

5. Entre grafitis

Wynwood, un antiguo y degradado barrio de talleres de manufactura, ha sido transformado durante la última década en una auténtica meca del arte urbano.

Artistas de todo el mundo pasan por aquí para dibujar sus impresionantes murales.

6. Un secreto

El japonés Momi Ramen, una caseta mínima entre los rascacielos del barrio financiero de Brickell, sirve un ramen maravilloso. Los empleados apenas hablan en inglés, y se paga en efectivo.

Edificios 'art déco' en Ocean Drive.
Edificios ‘art déco’ en Ocean Drive. Murat Taner Getty Images

7. Todo color

Lo hortera brilla más que en ningún otro sitio en la avenida de Ocean Drive. Todo es luz, color, música a tope y cochazos petulantes.

8. Comunidad haitiana

El restaurante más icónico de Little Haiti, el barrio haitiano de Miami, es Chef Creole.

Comida sabrosa y barata con ambiente popular para asomarse a una atractiva comunidad que es parte de la historia de la ciudad, pero no de sus guías turísticas.

9. Comer un gran sándwich

La sede de la que es, probablemente, la mejor panadería de la ciudad del sureste de Florida es un edificio lleno de color en una esquina de Wynwood.

La comida de Zak The Baker es kosher, y su sándwich Reuben y el cinammon roll merecen un aplauso cerrado.

10. Tesoro entre palmeras

El Pérez Art Museum es el epicentro del arte contemporáneo. Proyecto de los arquitectos Herzog & De Meuron, tiene un bellísimo exterior tropical en el que destaca, entre palmeras, Looking Into my Dreams, Awilda, la escultura de 12 metros de alto del español Jaume Plensa. Un escenario de vicio para amantes del selfi.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar