Sucesos

Stefany: Violada, torturada y asesinada por su padrastro

Stefany Andreina Lugo Frontado, de tan solo 2 años de edad, venía viviendo un infierno de agresiones, maltratos y sufriendo quemaduras con cigarrillos, hasta la madrugada de ese miércoles que el mismo hombre, su padrastro, Jairo Ventura, la asesinó a golpes


La vida de Stefany Andreina se marchitó en Las Rosas, como se llama la calle de la urbanización Brisas de Santa Elena, municipio Carirubana del estado Falcón, donde ocurrió el brutal asesinato que tiene consternado a toda Paraguaná.

Stefany era una niña de dos años, incapaz de valerse por sí misma, ni siquiera de ponerse el monito rosado estampado con cuadros morados y azules y el suéter rosado con flores bordadas que Glendy Johana Frontado le puso para que durmiera ocho horas que se volvieron eternas a la una de madrugada de este miércoles cuando a Jairo Antonio Ventura Guerra, de 26 años, le entró de nuevo el demonio.

Tragedia se veía venir

Los vecinos de la calle Las Rosas, que estaban habituados a las peleas de la pareja, presintieron que esta era peor a todas las riñas anteriores, esto por los gritos desaforados de Jairo y el llanto de Glendy, a quien alguno de los vecinos probablemente quiso ayudar alertando por teléfono a la policía sobre el episodio de violencia de género que transcurría en la casa 128-B. Contrario a otras veces, hubo llanto.

Un supervisor, un oficial jefe y dos oficiales de Policarirubana se trasladaron a la urbanización confirmando que la pareja había reñido, pero que aparentemente todo había vuelto a la calma.

Pero la pericia y astucia prevalecieron en los funcionarios. Estos, a fin de cerciorarse de que el hecho no requiriese alguna denuncia formal o dejase heridos, accedieron al inmueble encontrando a la pareja tensa, como tratando de ocultar algo, que resultó el crimen.

Al supervisar el inmueble, los funcionarios encontraron en la habitación, muerta, a Stefany Andreina Lugo Frontado, quien quedó boca arriba sobre el descubierto colchón de la cama matrimonial.

La pareja aparentemente la cubrió con sábanas haciendo creer que estaba dormida y con malestar, pero resultó que estaba muerta desde hacía varias horas. El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) asumió el caso por tratarse de un delito contra las personas.

Tortura y ataque despiadado

Los funcionarios observaron hematomas en todo de la niña quien falleció a causa de la golpiza recibida por su padrastro, quien al no poder sostener la coartada de que la niña había muerto por algún malestar, fue detenido junto a su pareja y madre de la niña, Glendy Johana, de 33 años, natural de Los Taques, quien no habría hecho nada por proteger a la pequeña que vivía un infierno prácticamente desde que nació hace dos años.

Jairo Antonio Ventura, quien según registros electorales figura con residencia en Caracas, Distrito Capital, quedó preso autor del infanticidio de su hijastra, de la cual se quedaba a cargo cuando Glendy, su mujer, se iba a ver con el padre de la pequeña, lo que de cierto modo le despertaba celos.

Jairo Antonio Ventura Guerra, de 26 años, se quedó sin coartada y fue detenido por la presunta violación, tortura, y asesinato a golpes de su hijastra, delitos que salpicaron a la madre de la pequeña. FOTO COMPOSICIÓN: Gerardo Morón Sánchez

También quedó detenida Glendy por averiguaciones y señalamientos de que junto a su pareja maltrataban a la niña, información que también recibió el Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Base Punto Fijo, que determinaron como pasional el crimen de la pequeña lo que supondría que Jairo Antonio la asesinó para vengarse de su mujer.

La niña Stefany Andreina Lugo Frontado recibió una golpiza, pero un severo traumatismo craneal, la fractura de cráneo, terminó matándola.

Durante el examen externo del cadáver los funcionarios del Cicpc le apreciaron diversos hematomas a la pequeñas, así como quemaduras en los glúteos, recientes y de vieja data, aparentemente causadas con cigarrillos y fósforos.

También cicatrices de viejas heridas que también son objeto de pesquisas para determinar si también fueron consecuencia de los maltratos de que era objeto la infante.

Fuentes extraoficiales, dignas de crédito, indicaron que la pequeña venía siendo abusada sexualmente por su padrastro cuando su pareja se la dejaba al cuido.

La autopsia determinaría si tal violación habría sido reciente o era continuada.  

La pareja permanece detenida en la subdelegación Punto Fijo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, cuyos funcionarios realizan todas las experticias, exámenes y estudios de rigor, así como entrevistas a fin de comprobar desde el punto de vista técnico-científico, si la pequeña en efecto veía siendo ultrajada y torturada.

2019, otro infanticidio atribuido a un padrastro

El 20 de octubre, en el sector 23 de Enero del municipio Carirubana, ocurrió el que hasta entonces era el último infanticidio, también cometido por un padrastro que fue detenido por Polifalcón. La víctima respondía al nombre de Jhonnielle Alfredo Escobar, de 11 meses de nacido.  

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar