Sucesos

Accidente y presunta negligencia cobran vida de embarazada

El accidente ocurrido el 17 de diciembre se cobró ese día la vida de la criatura que Diosniegly Felianyi llevaba en su vientre y la de ella, al término de 42 días.


Nunca pudo ponerse en pie desde aquel accidente en la carretera nacional Falcón-Zulia, sector Sabaneta. Ése martes 17 de diciembre del 2019,  Diosniegly Felianyi Romero Oliveras, de 19 años, su hermanito Ángel Olivera, de 10 años, su madre Elsa Olivera, de 50 años y una amiga, Katiuska Ordóñez, de 14 años, residentes de la urbanización Los Médanos tenían intenciones de ir, como de costumbre, a Zazárida.

Compraban pescado barato para el consumo propio y para vender a vecinos y conocidos, siendo esta una fuente de ingreso. Como no tenían carro, iban en cola y tocó a Luis Shang, de 29 años, llevarlos en su Chevrolet Malibú, rojo, placas 04HA62A.

Cinco lesionados

En Sabaneta, los cinco ocupantes del Malibú quedaron lesionados al chocar contra un camión volteo, rojo, placas 228IAP. Shang sufrió traumatismo craneal; Katiusca Ordóñez, traumatismo craneal leve y politraumatismo; Ángel Olivera, politraumatismo, Elsa Romero, traumatismo craneal moderado, trauma parietal y herida en el rostro para varios puntos de sutura.  Diosniegly Felianyi Romero sufrió politraumatismo y fractura de la pelvis. Tenía cuatro meses de embarazo.

Los cinco lesionados ingresaron a la emergencia del Hospital Doctor Alfredo Van Grieken de Coro donde permanecieron recluidos siendo dados de alta en los días sucesivos, todos, menos Diosniegly Felianyi quien en el accidente perdió la criatura que llevaba en el vientre, la cual le extrajeron a los seis días, demasiado tarde, lo que a juicio de familiares le generó complicaciones que, sumadas a la fractura de pelvis le ocasionaron la muerte.

Complicaciones y muerte

Entre las muchas complicaciones, tuvo un shock séptico abdominal, también peritonitis, cuadro clínico ante el cual sucumbió a las cuatro de la madrugada de este martes en el Hospital de Coro.

Elsa Olivera, convaleciente y las cicatrices en el rostro que le quedó el accidente, decía a rabiar y desconsolada.

“Fuiste una buena hija, amorosa. No merecías esto, no merecías morir así”.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar