Emprendimiento

Suyin Amaya regresó de Colombia para crear su propia marca de zapatos

Emigrar al vecino país junto a toda su familia le permitió darse cuenta que quería regresar a recuperar lo que había dejado de lado


Suyin Amaya es una falconiana de 29 años, Abogada, que emigró a Colombia junto a toda su familia, buscando calidad de vida, sin embargo esos cuatro meses le abrieron los ojos a un nuevo negocio que no dudó crear en su amado Punto Fijo.

Es dueña y creadora de la marca Forever Stars Shoes que diseña zapatos que se confeccionan en Colombia y solo llegan cuatro pares de los diseños que Suyin crea para que las falconianas se sientan a la moda, cómodas y muy femeninas.

Entre risas y con la mirada muy brillante, como si quisiera comerse el mundo, la joven madre y esposa, contó que solo estuvo cuatro meses en el vecino país, notando que las verdaderas oportunidades de crecimiento estaban en su país, donde tenía carro y casa, en cambio en Colombia la mayor parte de lo que se ganaba como mesera y con 12 horas de trabajo se le iban en arriendo, servicios y comida, por lo que había pocas posibilidades de reunir dinero.

Hace un año y tres meses le dijo a su familia ¡Vámonos!, pues estaba segura que inyectando las 12 horas de trabajo que dedicaba al vecino país, le darían mejores frutos en Falcón y así ha sido. Suyin, trajo a su tierra la idea de diseñar zapatos que le confeccionan con su marca en una fábrica colombiana.

FOTO: Yohan Gomez

Nunca había estado en el negocio de los calzados, estando en Colombia veía que la moda es totalmente diferente a la que tenemos y se me ocurrió la idea de visitar fábricas, ahora trabajo con una fábrica que le estampa la marca de nosotros a nuestros calzados, busco modelos los modifico y se mandan a hacer cuatro pares por cada modelo.

El calzado no lo van a ver en otra tienda de la ciudad, busca que se vean bien, sean cómodos y estén a la moda, por eso el slogan es exclusividad y estilo.

Al emigrar nos dimos cuenta que es mejor estar en tú país y luchar en él, que irse para seguir trabajando el doble sin tener los resultados que se esperan. Nosotros cerramos la tienda de cartera que teníamos para irnos y llegó un momento que estábamos gastando el dinero de los negocios de aquí allá y nos dimos cuenta.

Trabajó como mesera, siendo profesional su título no le funcionó.

Antes de terminar de gastar el dinero que les quedaba, decidieron regresar y emprender en Punto Fijo, abrieron la tienda en Las Virtudes y están por abrir otra en el centro comercial Sambil con la misma temática.

Cuando llegamos a Venezuela teníamos temor, porque pensábamos que allá nos iba a ir mejor, pero cuando notas que las personas siguen emprendiendo, apostándole al país, siguen con el consumismo, te das cuenta que es mejor seguir aquí, trabajar el mismo tiempo que trabajas allá, pero enfocándote en hacer cosas positivas, dejando de un lado las quejas. Ahorita, jamás me iría, no lo quiero ni pensar.

Dijo entre risas.

El cliente que le compra la primera vez es un cliente fijo.

“Tengo clientes que me compraron hace un año y ahorita son mis mejores amigos. Eso implica también la atención del cliente, porque llegas a las tiendas y te dan una mala respuesta solo por preguntar el precio, tenemos que mejorar la atención al cliente, ser más atentos y serviciales, eso marca la diferencia”.

Los planes están enfocados en expandirse, abrir una tienda en Sambil y posteriormente mudarse a un local más grande porque se han quedado cortos con el espacio para atender a los clientes.

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar