Emprendimiento

Barbero paraguanero se abre caminos en Buenos Aires

Actualmente trabaja en la Peluquería Il Figaro, “la más futbolera de la Argentina”, donde es el encargado de imagen de varios jugadores de fútbol.


Con la meta de mejorar su calidad de vida para ayudar a su familia y ofrecerle un futuro a su hija, hace cuatro años y seis meses emigró a Colombia Wilson José Oberto Useche, un joven paraguanero que descubrió en el arte de la peluquería su pasión.

“Desde pequeño me ha apasionado la peluquería, ya que mi mamá tiene toda su vida en este gremio, pero mi carrera como barbero inició a los 17 años en mi tierra natal, Punto Fijo”, relató.

Con orgullo, el joven 27 años de edad recuerda que allí formó parte del grupo de Clíver Barbershop y Gente Bella VIP, “allí estuve mis primeros cuatro años donde me fui integrando y apasionando por este arte muchísimo más”.

Posteriormente, indicó que por la situación económica que atraviesa el país se vio en la necesidad de probar suerte en otras latitudes, entre ellas, Colombia, donde por alrededor de tres años vivió “una experiencia extraordinaria” al ser parte de una cadena de barberías muy reconocida.

“El primer país hacia donde emigré fue Colombia, allí estuve en dos hermosas ciudades: Valledupar y Santa Marta, a quienes tengo tanto que agradecer, ya que fueron un gran impulso y apoyo para mí, y tuve la oportunidad de prestar mis servicios a personas maravillosas como importantes cantautores del Vallenato, políticos y funcionarios del ente migratorio, quienes confiaron en mi talento”, destacó.

Siguió soñando

El sueño para Wilson José no terminó allí, decidió subir un escalón más en su carrera profesional y continuó su camino hasta Buenos Aires, donde se topó con la Peluquería Il Figaro, “la más futbolera de la Argentina”, como es popularmente conocida.

“Para mí era un sueño poder ser parte de esta peluquería porque sabía las maravillas que trabajar con ella significaría para mi futuro tanto en lo profesional como en lo personal. Hice contacto y enseguida me dijeron el sí”, indicó.

Ya ha pasado un año y 6 meses de ese momento, tiempo que cataloga Oberto como “espléndido y grandioso”, ya que ha logrado incrementar su cartera de clientes y ser el encargado de imagen de varios jugadores de fútbol.

Vivo rodeado de muchísimas almas increíbles, gracias a Dios y a mi talento he logrado un sueño más, y la Peluquería Il Figaro ha sido parte de este logro,

destacó.

Wilson está muy agradecido con Dios por todo lo que ha conseguido hasta ahora, quien asegura ha sido su principal acompañante en este camino y no deja de soñar. Espera seguir creciendo como barbero y estilista profesional, pero sobre todo reencontrarse pronto con su hija y su familia.

“No todo ha sido color de rosas, para estar donde estoy he sacrificado muchísimas cosas, dejar a mi hija en Venezuela ha sido mi mayor tristeza, alejarme de mi familia fue muy duro, pero sé que con la ayuda de Dios, una vez más, estaremos juntos”, sostuvo.

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar