Espectáculos

Jousy Chan, la joven promesa del Miss Venezuela

La joven modelo carabobeña, de ascendencia asiática, se convirtió en un fenómeno en las redes sociales tras postularse al Miss Venezuela 2020 


Son las 3:00 p.m. en la calurosa Valencia y ella llega puntual, a la hora pautada.

Contrario a lo que pudiese esperarse de alguien que aspira a participar en el concurso de belleza más importante de Venezuela, donde la extravagancia y la opulencia suelen ser la norma, se muestra sencilla: franela blanca, blue jean roto, zapatos deportivos y absolutamente nada de maquillaje en su rostro. Aun así, no pasa desapercibida.

Es alta y de cuerpo esbelto. Tiene una larga y sedosa cabellera negra, difícil de ignorar. Y una mirada achinada que hace evidente su ascendencia asiática.

Foto/Cortesía

Su nombre es Jousy Bridget Chan López, de 21 años, quien en los últimos días ha causado revuelo en las redes sociales tras anunciar que participó en el proceso de postulación digital para convertirse en una de las 24 candidatas oficiales del Miss Venezuela 2020.

El anuncio de su postulación trajo consigo una avalancha de opiniones, reacciones y señalamientos.

La polémica principal giró en torno a sus rasgos: mientras algunos manifestaron un apoyo indiscutible, otros señalaron que no debería participar en el certamen por, supuestamente, “no representar a la mujer venezolana”.

Pero Chan no se deja amilanar.

En entrevista exclusiva con El Carabobeño, aseguró que está decidida a demostrar que puede ser una digna representante de Venezuela, porque lleva al país en su sangre.

«Yo soy mas venezolana que la arepa«

A su juicio, se equivocan quienes sostienen que por su apariencia achinada y descendencia asiática no puede convertirse en símbolo de la belleza criolla. “Yo soy más venezolana que la arepa, como dicen por ahí”, afirma con tímida jocosidad la joven modelo, de padre chino y madre venezolana.

En la casa de la familia Chan-López predominan las tradiciones venezolanas. Sin embargo, hay una costumbre en su vida diaria que involucra a las dos culturas: “mi mamá hace el almuerzo venezolano y mi papá, para la cena, hace comida china (…) Eso es algo que siempre mantenemos”.

Foto/Cortesía

Jousy nació en Valencia, Carabobo, el 14 de diciembre de 1998, en donde ha desarrollado la mayor parte de su vida.

Es egresada del Colegio Juan XXIII y completó el cuarto semestre de Mercadeo en la Universidad José Antonio Páez (UJAP), carrera que congeló temporalmente para dedicarse a tiempo completo al modelaje.

Asegura que le gustaría retomar sus estudios académicos, porque para ella la educación es un factor importante.

Se describe a sí misma como cariñosa, humilde y muy amigable. Aunque se maneja con seguridad, confianza e incluso independencia, durante la conversación también deja ver destellos de timidez y candidez  que, por momentos, interrumpen la serenidad con la que se expresa.

De coronarse como la máxima representante de la  belleza nacional, le gustaría apoyar causas vinculadas con ayudar a niños que pasan hambre. A su parecer, Venezuela está pasando por situaciones muy difíciles. “Verlos en las calles me rompe el corazón”.

De modelo a miss 

Mucho se ha especulado sobre el estatus de Jousy Chan en el Miss Venezuela 2020, por lo que la joven carabobeña aclara que hasta la fecha solo es una postulante más.

Niega que la organización del concurso la haya contactado para darle alguna respuesta de su inscripción, ya que será a finales de febrero cuando publiquen oficialmente los resultados de la preselección.

Foto/Cortesía

Chan se siente confiada y segura de contar con los atributos suficientes para participar en el certamen, aunque sabe que debe trabajar en el mejoramiento de algunos aspectos como la oratoria y desenvolvimiento ante la prensa porque, según sus palabras, es algo nuevo para ella.

Tengo claro que el modelaje y este tipo de concursos son completamente diferentes. Pero a mí me gusta experimentar cosas nuevas.

Expone.

Desde años anteriores ha tenido el interés de participar en el magno evento de la belleza venezolana, influenciada por su madre.

Pero explica que fueron sus seguidores de las redes sociales quienes, finalmente, terminaron de impulsarla para tomar la decisión de postularse este año.

Para ella, el Miss Venezuela representa una oportunidad de crecimiento personal y profesional, que complementa a su amplia experiencia como modelo firmada por  agencias nacionales e internacionales.

«Me encantaría ser nombrada Miss Venezuela»

A pesar de todavía no tener respuestas sobre si será preseleccionada, Jousy ya comienza a cosechar buenos resultados.

Sin ella esperarlo, se convirtió en un verdadero fenómeno en las redes y medios de comunicación.

Desde que se conoció sobre mi postulación, me subieron los seguidores increíblemente y he visto muchos comentarios hermosos. Estoy súper contenta.

Dice.

Sobre el apodo que le han puesto sus seguidores, como la “Mulán criolla”, asegura sentirse completamente identificada y cómoda.

De hecho, comenta, tiene planeado realizar próximamente una  sesión de fotos inspirada en el clásico animado de Disney, que cuenta la historia de una princesa del antiguo imperio chino.

Pero no todo ha sido mágico en esta historia de “Mulán criolla”. Chan confiesa que también le ha tocado enfrentarse a comentarios negativos que la han afectado e, incluso, la han hecho sentirse presionada.

Me encantaría ser nombrada Miss Venezuela para demostrar que puedo representar a este país sin importar mis rasgos, porque lo venezolana lo llevo en mi interior.

Reitera.

Modelos a seguir 

Jousy tiene claro quiénes son sus referentes  y cuáles son sus valores. Sin pensarlo demasiado, apunta que sus modelos a seguir son sus padres: Simón Chan y Naylet López.

“De ellos aprendí a ser una persona buena y humilde”, dice inflada de orgullo, al describir que su familia logró salir adelante con mucho esfuerzo y trabajo arduo.

Con completa madurez  y naturalidad asume sus orígenes familiares.

Cada día me siento más orgullosa de que ellos sean mis padres.

Agrega.

Su papá emigró a Venezuela con intenciones de mejorar la calidad de vida que tenía en China, donde se desempeñaba como chef.

No tuvo oportunidad de recibir educación formal, pero logró convertirse en empresario.

Por su parte, López creció en el seno de una familia venezolana con pocos recursos.

El valor  y la importancia del trabajo es algo que ella conoce bien. Narra que, aunque se inició en el modelaje como pasatiempos a los 13 años en la escuela integral de modelos “Models  View, a los 14 comenzó a ganar dinero y ya podía comprarse sus cosas. Su exótica belleza hizo que marcas comerciales se interesaran en ella como imagen para múltiples campañas publicitarias.

“Fui engañada” 

Luego de conocerse su postulación al Miss Venezuela 2020, fueron difundidas fotografías publicadas en la revista mexicana “H para Hombres”, en las que se puede ver a Chan posando en lencería.

Al respecto, asegura: “De cierta forma fui engañada, porque no me dijeron para qué serían las fotos”.

El incidente le ocurrió hace más de un año, con una agencia de modelos cuyas bases están en México.

Según su relato, desde el inicio de esa sesión fotográfica se sintió incómoda con algunas de las poses que le pedían, pero no lo manifestó por miedo a parecer poco profesional. Además, al firmar el contrato no leyó las letras pequeñas en las que autorizaba a la agencia a usar sus fotos no solo para fines publicitarios.

«Tenemos que aprender a leer las letras pequeñas»

A pesar de calificarlo como un error de su parte, señala que no es algo de lo que se arrepienta, porque al final le dejó un aprendizaje que piensa compartir con otras chicas que quieran incursionar en el mundo del modelaje.

Nosotras tenemos que aprender a leer las letras pequeñas, a decir que no cuando es necesario y a apoyarnos en personas buenas.

Dice la joven al explicar que, equivocadamente, por mucho tiempo estuvo manejando su carrera sola y sin la asesoría pertinente.

Respecto a su relación sentimental con Josua Mejías, jugador de la Vinotinto sub 23 con el que vivió por un tiempo en Europa, quiso aclarar que no llegó a su fin a causa de su postulación al concurso, sino por cuestiones de entendimiento entre ambos.

“No nos sentíamos bien y decidí volver a Venezuela para estar con mi familia y retomar los proyectos que había parado aquí”.

Preguntas y respuestas rápidas

¿Comida venezolana o china?

-J: Comida china

¿Plato favorito de la comida china?

-J: Pescado al vapor

¿Arepas o dim sum?

-J: Arepas

¿En los deportes le vas a Venezuela o a China?

-J: Venezuela

¿Miss Universo, Miss Mundo o Miss Internacional?

-J: Miss Internacional

¿Estado que te gustaría representar en el Miss Venezuela?

-J: Me encantaría representar, por supuesto, a Carabobo

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar