Sucesos

Lo que hay detrás de Matías Enrique Salazar (+Video)

Algunas personas cercanas a Salazar Moure hablan de su amabilidad, de sus vínculos con organismos y figuras de poder, así como hacer vida social en restaurantes de clase alta en el estado Aragua.


Matías Enrique Salazar Moure, el hombre que presuntamente mantuvo en cautiverio a tres mujeres por 32, 31 y 23 años, una de ellas su esposa, sometiéndolas a tratos crueles, fue detenido el pasado 27 de enero.

Salazar Moure, nacido el 3 de octubre de 1964, ha sido imputado por los delitos de violencia sexual, violencia psicológica, amenazas y esclavitud sexual. Y, aunque el juzgado segundo de control que lleva la causa determinó como sitio de reclusión el centro de detención Alayón, permanece privado de libertad en una comisaría en el centro de Maracay, estado Aragua.

Si bien es el juez quien determina el sitio de reclusión, siempre se debe preservar la integridad física del imputado. Por lo mediático del caso, no se puede permitir que se atente contra su integridad física e incluso debe evitarse que él mismo pueda hacerlo”, explicó a Crónica.Uno una fuente policial, en relación con versiones que han circulado sobre el presunto linchamiento de Salazar Moure durante un motín registrado en la cárcel de Alayón el pasado 6 de febrero, en donde murieron seis personas.

Este caso que ha conmocionado a la opinión pública ha generado diversas reacciones. Una de ellas es la sorpresa. La gente que conoce a Matías Salazar Moure no puede creer que haya sido capaz de someter con tanta crueldad a tres mujeres, incluida una hija.

Y es que a quienes tuvieron trato directo con él les resulta inconcebible.

No puedo creer que este señor sea ese monstruo”, contó una exempleada de una conocida compañía de telefonía de la que Salazar Moure fue por muchos años un cliente muy fiel.

Era cliente VIP

Salazar Moure llegó a ser a principios de los años 2000 un cliente VIP o premium de la telefónica. Para entonces, era propietario de una empresa llamada Japón Autoparts CA, que estuvo activa desde enero de 2003 hasta agosto de 2007, y luego con la empresa Inter Seal de Venezuela CA, registrada en el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales con el número patronal O91286082, número de Rif J298532068.

Gracias a su “fidelidad” como cliente VIP, Salazar Moure cambiaba de teléfono con mucha frecuencia, ostentaba siempre nuevos modelos.

En sus constantes visitas a la empresa, estableció mucha cercanía con los trabajadores, algunos de los cuales lo recuerdan como un hombre  muy amable y cordial.

Siempre tenía detalles con los trabajadores. Un café, un dulce. Incluso llegó a obsequiarles dinero, y a una compañera le regaló, hace varios años, una considerable suma de dinero cuando se enteró de que se casaba. Por cierto, en varias ocasiones la invitó a salir para tomarse un café. Gracias a Dios, ella siempre se negaba”, narró un extrabajador de la telefónica.

Otro detalle que recuerdan sus conocidos es que Matías Enrique Salazar Moure solía ausentarse por varios días de sus actividades.

“Decía que se iba de viaje –relató un empleado público que tuvo trato con él– y desaparecía por unos 15 días. Luego volvía”.

Salazar Moure se ha dedicado por muchos años a la venta y distribución de papel sellado y de seguridad. Algunos organismos públicos en Aragua lo cuentan entre sus proveedores.

Su propia madre, Margarita Moure Guevara, lo confirmó durante el procedimiento policial que se llevó a cabo en su vivienda, ubicada en el sector Los Mayas, en El Limón del estado Aragua, el pasado 7 de febrero.

“Esto no es justo. No nos vamos a quedar así, porque nos han querido destruir. Matías está en averiguaciones. A mi hijo no le convienen estos escándalos porque lo están hundiendo más. Esto es una trampa y les agradezco que no se metan, porque pudieran ustedes salir perjudicados. Mi hijo trabaja con los sellos de seguridad a la alcaldía de toda la vida. Quiero respeto, porque esto es un montaje que cuando salga a la luz pública se verán las consecuencias. Yo no soy oposición, yo he votado por el gobierno”, dijo alterada la madre de Salazar cuando fue abordada por los periodistas.

Un empleado de la alcaldía de Girardot también confirmó el vínculo que Salazar Moure tenía con la municipalidad de Maracay como proveedor.

“Conocí a este tipo cuando nos distribuía el papel de seguridad para la impresión de licencias en la alcaldía de Girardot. Él distribuía papel moneda de seguridad a todos los organismos públicos del estado Aragua y quién sabe si de otros estados”, contó para Crónica.Uno.

Otra persona que ha pedido no revelar su identidad y muy cercano a la familia Salazar Moure aseguró que este siempre se codeaba con gente de dinero, que hacía gala de sus conocidos y amigos en los organismos públicos.

“Él tiene entre sus amigos a varios notarios públicos, y era muy frecuente verlo comer en los mejores restaurantes de Maracay. Uno al que era muy asiduo en su momento era La Ganadera, el restaurante que existía en el Country Club”, relató.

Matías Enrique Salazar Moure en su cuenta en Facebook no mostraba ninguna información personal o laboral, ni mucho menos su situación sentimental. Apenas dejó registro de que estudió en el Colegio Cristo Rey y que es de Maracay, en donde es muy conocido y llamado cariñosamente como el gordo Matías.

“Varias veces –contó una trabajadora de una tienda en un conocido centro comercial en Maracay de la que Salazar Moure era cliente– decía que se haría  una operación de baypass gástrico”.

Siguen sin entender

A raíz de los hechos que lo señalan como un presunto raptor y secuestrador de mujeres, quienes lo conocen de cerca y de hace años siguen sin entender esta dramática historia.

“Yo lo conozco porque mi familia y la de los Moure fueron mis vecinos. Algunos estudiaron conmigo, pero ya casi todos están fuera del país desde principios de los 90”, narró un conocido de Salazar de la infancia.

Y, en efecto, los cuatro hermanos de Matías Enrique, tres varones y una hembra viven en Estados Unidos, según su propia madre.

Uno de ellos, Henry Salazar Moure, está residenciado en Miami, Florida, es productor y muy conocido en el mundo de la música y el espectáculo.

“A Matías le conocí una sola  mujer  –continuó–, y cuando le preguntaba a una hermana de ella, que es médico, me decía que esta no quería saber nada de la familia”.

Aquella historia de una muchacha que se fue con su novio porque la familia no se lo quería y se escapó con él para ser felices se hizo creíble en el entorno cercano de Matías Enrique Salazar, al punto de que muchos de sus conocidos dejaron de preguntar por su esposa.

Este 7 de febrero, Ana María de Salazar, de 54 años de edad, fue rescatada y sometida a exámenes forenses e interrogatorios.

Violencia intrafamiliar

Otro cercano a los familiares de Salazar Moure admitió que  el comportamiento de Matías no le sorprende.

Su padre que se llamaba igual, era un hombre violento. Maltrataba a la mamá del gordo Matías y muchos lo sabían”, dijo.

Margarita Moure Guevara estuvo casada con Matías Enrique Salazar Urribarri, un oficial de la Fuerza Aérea de Venezuela que llegó al grado de teniente coronel y que falleció el 10 de octubre de 2003.

El oficial formaba parte de la promoción de pilotos militares Teniente Jesús Manuel Roa Moreno del  año 1959, la más numerosa de la FAV y en la que se formaron 80 pilotos en las diferentes especialidades, entre ellos Salazar Urribarri, un piloto especialista en el área de mecánica aérea.

Esposa e hija lo defienden

Después de su viudez, la madre de Matías siguió viviendo en Las Mayas. Y allí, en la misma casa materna, Matías Enrique mantuvo por más de 33 años a Ana María, su esposa, a quien, supuestamente, le prohibía salir y hablar con la gente.

Margarita Guevara Moure lo niega rotundamente.

“Ustedes no tienen derecho a sacar cosas públicas que no les consta. Dicen que ella (refiriéndose a Ana María) está encerrada. ¿Qué persona puede estar encerrada cuando tiene las llaves de su casa”, dijo la madre de Salazar Moure.

La señora Moure Guevara asegura que su nuera Ana María vive con ella desde el primer momento en que se casó con Matías, a los 18 años.

También circuló un video de la señora Ana María, esposa legal de Matías, quien calificó de acoso lo que ha experimentado en los últimos días y dijo que esto ha afectado su mente, «mi forma de ser porque yo vivía en armonía y en paz con la mamá de mi esposo, y ahora estamos viviendo eso que se han inventado», público una cuenta en Twitter identificada solo con el nombre de Justin.

Asimismo, este lunes se conoció sobre una carta de María, hija de Matías con Fanny, en la que la joven defiende a su padre y señala que lo que están viviendo es una prueba que hará más fuerte la unión familiar.

«Yo sé que eres un hombre justo y eso lo ve Dios», escribió. La autenticidad de la carta, sin embargo, no ha sido comprobada por El Pitazo.

Lo que dice la defensa

El caso de Matías Enrique Salazar Moure, acusado de mantener en cautiverio a tres mujeres y a su hija, abrió un nuevo capítulo este lunes 10 de febrero, con la rueda de prensa que ofrecieron en Maracay los abogados defensores José Luis Briceño y Luis Suárez, nombrados el pasado 3, como defensores privados.

«Tenía tres familias y las tres vivían felices. Lo que está dentro de la ley es ley, fuera de ella no. ¿En cuál ley dice que un hombre no puede tener tres mujeres en Venezuela?”, dijo.

Este fue uno de los argumentos del abogado Briceño, quien calificó de complot orquestado por Voluntad Popular a cargo de Delson Guárate (exalcalde de Mario Briceño Iragorry) y la diputada Manuela Bolívar,

El defensor insistió que Matías tenía tres mujeres con las que convivía: Ana María (esposa), Morela y Fanny. «Cada una tenía su casa, su celular, su vehículo. Entonces, no se puede hablar de secuestro porque estaban bajo su propia voluntad», dijo.

El caso de Matías lo conoce el Tribunal Segundo en materia de delitos de violencia contra la mujer del Circuito Judicial Penal del estado Aragua, bajo el expediente número 000264, por los delitos de prostitución forzada y violencia sexual.

La defensa informó que el documento no recoge la acusación de secuestro o violación ilegítima de libertad, además agrega que la única denuncia presentada hasta ahora es la de Morela, porque la esposa (Ana María), y la otra mujer (Fanny) y la hija (María) no declararon en contra de Matías.

Voluntad Popular se desmarca de señalamientos

Sobre la acusación hecha contra el partido Voluntad Popular, la diputada Manuela Bolívar comentó que el partido no tiene que pronunciarse sobre estos señalamientos, «si él (abogado José Briceño) quiere respuestas que la busque en el sistema judicial, para nada está relacionado con Voluntad Popular», aclaró.

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar