EconomíaFalcón

Dulceros y artesanos de Campo Alegre quedaron tristes y pelando

Nuevamente la falta de efectivo, de puntos de control y las fallas de conectividad para el pago móvil, dejaron a los artesanos y dulceros del sector Campo Alegre, tristes y «pelando» durante el asueto de Carnaval


Carnaval llegó a su fin este miércoles, un asueto que además de diversión, y dejarles a muchos la piel bronceada, y los millones de fotos para el recuerdo, dejó un sinfín de sinsabores entre empresarios, así como pequeños comerciantes siendo los más golpeados aquellos cuyos presupuestos no le alcanzan para hacerse de un punto de venta o que la conectividad les jugó una mala pasada.

Los vendedores de dulces y artesanías del sector Campo Alegre, en la carretera Coro-Punto Fijo, siempre salen con las tablas en la cabeza y este asueto ni fue la excepción.

Las ventas estuvieron malas, nada como los carnavales de antes, de la abundancia, del dinero en efectivo, de las facilidades de pago.

Dijo entristecido Wilmer Hernández, por dos décadas, dulcero de este sector que limita con los médanos de Coro.

Tradición dulcera se vino a pique

Era un ritual o costumbre que los turistas que venían a las playas de Falcón, sobre todo de la península de Paraguaná, compraran gran cantidad de dulces de leche como obsequio y evidencia que habían estado por esos lares.

No obstante, desde que el dinero en efectivo comenzó a escasear, también la tradición.

Nosotros no tenemos recursos para comprar puntos de venta, ni siquiera celulares de última generación o capacidad para aplicaciones de Pago Móvil. La cobertura además falla, casi siempre la única que medio funciona es la línea Digitel.

Dijo Hernández.

Más de 20 negocios han cerrado debido a tales dificultades, admite Omar Ulacio, artesano que tampoco logró vender como esperabas las sillas, caballitos y artesanías de madera de curarí.

Antes traía juegos de sillas grandes, ahora solo pequeños pensando en que quizá algún niño se antoje y su papá lo compre. Ante las dificultades para cobrar, he tenido que aceptar divisas, incluso pesos colombianos que son aceptados en Maracaibo. Vino bastante gente, pero los mecanismos de pago y falta de efectivo no ayudaron.

Comentó Ulacio, quien espera que para Semana Santa el gobierno le tienda la mano a las decenas de artesanos que desde décadas, viven de la venta en este arteria vial.

Daniel Ventura, quien en el pasado vendía durante todo el asueto, abrió nada más este martes toda vez que su puesto está en la vía de retorno de los temporadistas.

“Han venido muchos maracuchos, valencianos, caraqueños, gochos, pero sal saber que no tenemos punto ni pago Móvil o bien que falla la cobertura, reanudan su camino”, afirma el artesano.

Además de dulces, Ventura vende artesanías como fosforeras que él mismo fabrica, casitas de arcilla, carretas de madera, arpas, caballitos de madera, mercancía que ante esta recesión, llamab la atención pero nadie las compra por el problema del pago.

Paso de los Médanos

Emilio Luzardo, quien por ocho años ha estado vendiendo cepillados en el paso de los Médanos, evalúa en 50-50 la temporada, ni buena ni mala.

Trabajo de 9:00 de la mañana a 5:00 de la tarde y si no fuera por Pago Móvil, el balance hubiese sido negativo. La mitad pagó con efectivo y otros con pago móvil.

Afirma el vendedor.

Emilio dice que le fue regular y eso gracias a que la mitad de los cepillaos los cobró mediante la plataforma de pago móvil. Foto: Cherry Domínguez

“De más o menos”, evalúan la temporada Jesús Bello, Rafael Álvarez y Gerson de Jesús Gotopo, quienes vender dulces de leche al detal de la parada de los Médanos. Aunque refiere que la modalidad de pago en efectivo tuvo actividad, el pago móvil fue una alternativa, pero la tendencia fue el truque.

La gente cambiaba la comida que llevaba de regreso a sus casa por dulces de leche. Pagaban con harina, arroz o pasta.

Dijo Rafael Álvarez, quien junto al resto aspira que Semana Santa sea mejor.

Mientras los vendedores hacían lo posible para que les compraran su mercancía, los organismos de seguridad seguían con su rol de resguardar los espacios turísticos, así como orientando a conductores sobre el uso del cinturón de seguridad y mantener los límites de velocidad.

No se reportaron delitos cometidos en el paso de Los Médanos.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar