FalcónGenerales

Monseñor Carlos Cabezas : «la ceniza recuerda lo efímero de la vida terrenal»

En la catedral Nuestra Señora de Coromoto de Punto Fijo, el obispo, monseñor Carlos Cabezas, ofició la tradicional Misa de Cenizas que marca el inicio del tiempo litúrgico de la Cuaresma


Resaltó en la homilía que la Iglesia Universal inicia un tiempo rico y fuerte a la vez, en lo que respecta a la liturgia y la preparación espiritual de los creyentes para la pascua de resurrección.

Destacó tres elementos fundamentales que deben cumplir los creyentes pera estos 40 días que preceden a la Pasión de Cristo, la limosna, el ayuno y la oración.

Acotó que la limosna no se debe confundir con sobras ni migajas; por el contrario es demostrar caridad, dar de sí a los hermanos; no sólo es dar de lo material, ya que se puede donar tiempo, esfuerzos, trabajo, más que lo material. Cuaresma es 40 días para compartir con los necesitados.

Monseñor Cabezas explicó también que el ayunar no se refiere exclusivamente al dejar de comer, el ayunar es hacer un sacrificio, o el desapego de un placer para ofrendarlo con alegría.

Respecto a la oración, el llamado de la Iglesia es a intensificar la oración, la comunicación con Dios, tanto personal como comunitaria, en familia.

Miércoles de Cenizas

El obispo de Punto Fijo explicó que el rito de la imposición de las cenizas es muy antiguo, y lo que busca es que los creyentes tomen conciencia de la precariedad de la humanidad; lo efímero de la vida terrenal.

Reiteró el tema de la Campaña Compartir 2020, en la que la Iglesia venezolana se solidariza con los afectados por la escasez hídrica, y llama a reflexionar sobre la búsqueda de solución a este problema que afecta a los más vulnerables.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar