Emprendimiento

Servilux, 50 años al servicio de Punto Fijo

Esta empresa creada por la familia Hernández es pionera en la reparación de electrodomésticos.


Servilux es una empresa familiar que nació cuando Punto Fijo comenzaba a ser una ciudad tras ser el caserío más grande del mundo. Comenzaron vendiendo pocas cosas para reparar los enseres de las amas de casa y con el tiempo el negocio fue creciendo, así como el amor de la familia Hernández por la ciudad.

Daneisy Hernández, hija del propietario, contó que hace unos años estuvo fuera del país y tuvo que regresar porque su padre lo que menos quería era abandonar su negocio, así que por amor a su familia decidió retomar sus actividades y tomar el volante de este negocio que inició hace 50 años.

Recuerda que la Zona Libre de Paraguaná generó que la mayoría adquiriera enseres a cada momento, pero con la situación económica del país ha vuelto la era de recuperar esos aparatos que estaban guardados y abandonados.

Con orgullo cuenta que son referencia regional en reparación de electrodomésticos, porque la constancia de su padre y sus trabajadores ha hecho que el negocio se mantenga y se diversifique con el pasar de los años.

Ya no reciben los distribuidores de repuestos en puerta como en años anteriores; ahora tienen un libro que van actualizando todos los días con los insumos que consiguen a través de distintas páginas de internet y que pide para tenerlos a la mano.

“Éste es un negocio que tiene 50 años, orgullosamente debo decir que no ha sido fácil, que no somos monedita de oro para agradarle a todo el mundo, hay gente que lo acepta y hay otros que no, pero tratamos de dar lo mejor cada día y atender a nuestros clientes con la mayor paciencia del mundo”, dijo.

Contó entre risas que han llegado televisores «culones» que se pueden reparar con piezas que sirven de otros: “Nos hemos mantenido porque a pesar de la situación país la gente está buscando recuperar lo que tenían abandonado”.

Asegura que sus clientes todos los días tienen un cuento diferente: “Antes no había tantas reparaciones como ahorita, porque la gente está rescatando lo que pensaban que no iban a usar más. Llega de todo, en estos días me llegó un aparatico para limpiar las uñas”.

Ayuda y crecimiento van de la mano

El público más difícil son las personas de la tercera edad, porque les cuesta adaptarse al cambio del país: “Aquí llega mucho adulto mayor, porque es un negocio antiguo, porque es referencia”.

Dijo que aunque muchos no entienden al principio el gasto o el cambio que se le debe hacer a cada objeto para lograr que funcione, les explican detalladamente hasta que el cliente decide si lo arregla o no.

Mis hijos y en un futuro mis nietos, sabrán del negocio como parte de la cultura paraguanera a pesar de todo; orgullosamente nos hemos mantenido, puede que no tengamos de todo, pero el cliente sabe que en el negocio lo vas a encontrar.

 Una vez a la semana reúnen las cosas que la gente deja botada, sobre todo las contratistas, los guardan y ayudan a los abuelitos que no tienen como reparar sus enseres: “Lo hago, porque me imagino que es mi papá o mi mamá que están en ese apuro y se las regalo, no lo puedo hacer con todo el mundo, ni todos los días, pero trato en lo posible de ayudarlos”.

También hace trueques, acepta pago de comida seca que es distribuido a los trabajadores: “No es lo mismo darle la mesada semanal que un cotillón de alimentos, así ayudamos al cliente y al trabajador”.

Una mano para Punto Fijo   

Dijo que su padre ha estado 50 años de su vida tras el mostrador de ese pequeño negocio, a pocos metros de la catedral de Punto Fijo, por lo que ha visto su crecimiento y también sus peores momentos.

Por ello, la familia Hernández pide a las autoridades una mejor atención de los servicios públicos de la ciudad. La recolección de basura a tiempo, el agua potable por tuberías, el alumbrado público y la seguridad deben ser temas banderas en la gestión de cualquier gobierno para sacar a una ciudad adelante.

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar