Tendencias

Cuidado con estos 10 alimentos

Con mucha frecuencia no sabemos lo que estamos llevando realmente a nuestros cuerpos cuando los comemos. Puede que algunos de estos “alimentos” te parezcan obvios, pero seguro que más de uno te sorprenderá.


Como bien sabemos, algunos alimentos son muy saludables y están cargados de distintos nutrientes necesarios para nuestro metabolismo. Otros… no tanto.

Alimentos y bebidas dietéticas

¿Conoces esas bebidas que nos venden como la versión “saludable” de las gaseosas o refrescos? Sí, en realidad pueden ser peores.

Estos alimentos no contienen azúcar real, pero las alternativas tampoco son demasiado deseables. Como sustituto suelen usarse la sacarina o la sucralosa, que en muchos sentidos son peores que el azúcar refinada a la que estamos acostumbrados, y pueden contribuir a la aparición del cáncer.

Harina blanca refinada

Es extremadamente común en muchas costumbres gastronómicas alrededor del mundo, pero también tiene su lado oscuro. De acuerdo con un estudio científico llamado Cancer Epidemiology Biomakers and Prevention, los carbohidratos refinados que muchos consumen a diario pueden incrementar en un 220% las probabilidades de adquirir cáncer.

Bebidas carbonatadas

Una opción bastante obvia para muchos. Los azucares que contienen estas bebidas no son nada si las comparas con la cantidad de químicos nocivos que se utilizan para acidificarlas.

Pescado cultivado

Estos pescados son cultivados en grandes acuarios, donde son sometidos a una serie de pesticidas y de antibióticos sumamente dañinos para la salud. Si quieres consumir pescado, mejor consúmelo fresco.

Azúcar refinada

Los niveles de insulina pueden incrementar considerablemente cuando consumes alimentos que contienen altos niveles de azúcar refinada, preparando el caldo perfecto para la aparición de las células cancerosas.

Palomitas de microondas

Por mucho que nos gusten, las palomitas de microondas están cubiertas con químicos asociados a la infertilidad, el cáncer de hígado, testicular y de páncreas.

Grasas hidrogenadas

Son utilizadas comúnmente para preservar los alimentos o darles una textura específica. Se usan con frecuencia en productos de repostería, pero su consumo debilita la estructura de las membranas de las células, dejándonos más propensos a la aparición del cáncer.

Frutos no orgánicos

Estas frutas y verduras normalmente son las que vienen de grandes corporaciones, donde utilizan agroquímicos para conservarlas. Lo más recomendable es que compres verduras en los mercados tradicionales y no en supermercados. Aún mejor si aprendes a reconocer el significado de las etiquetas, para estar siempre seguro de lo que compras.

Tomates enlatados

Las latas en las que se empacan los tomates y todos los alimentos enlatados contienen un químico llamado BPA, que modifica el comportamiento celular normal del cuerpo y que puede causar enfermedades cardíacas e infertilidad, así como lesiones intestinales y cáncer.

Papas fritas

Aquí realmente no podemos engañar a nadie, es bien sabido que las papas fritas son un placer culposo de muchos, precisamente porque saben lo dañinas que son. Contienen grasas saturadas, que promueven la aparición del cáncer oral, de mama y de melanoma.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar