Nacionales

Pdvsa buscará junto a experto de Shell reducir la quema de gas

Venezuela se encuentra en su sexto año de una severa crisis económica, dejando a Pdvsa sin los recursos para mantener las instalaciones de gas


Un exejecutivo de Royal Dutch Shell que dirigió los trabajos para reducir la quema de gas en Irak hace una década planea un proyecto similar en otra nación Opep en crisis: Venezuela.

Mounir Bouaziz, quien dejó Shell el año pasado y ahora es un desarrollador de negocios independiente, dijo que comenzó las conversaciones en octubre con la petrolera estatal  Pdvsa y el Ministerio de Petróleo.

Sin embargo, reconoció que las sanciones de Estados Unidos a la compañía venezolana, diseñadas para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro, fueron un obstáculo.

Bouaziz supervisó los esfuerzos de Shell para reducir la quema de gas en el sur de Irak tras años de guerra que dejaron en mal estado la infraestructura para capturar y procesar ese gas asociado al crudo.

Venezuela se encuentra en su sexto año de una severa crisis económica, dejando a Pdvsa sin los recursos para mantener las instalaciones de gas.

Es la misma historia aquí en Venezuela.

Dijo Bouaziz en una entrevista el 28 de febrero en Caracas.

He tenido esa experiencia, he visto cómo se hizo. Es mucho más fácil tener esa experiencia que tratar de reinventar la rueda.

Espera atraer inversión privada para reparar las plantas de procesamiento de captura y uso de gas, que sale del yacimiento junto con el crudo, y que Venezuela quema actualmente, un procedimiento que se realiza en campos petroleros por todo el mundo porque carecen de la infraestructura necesaria para capturar y procesar ese gas.

Tal quema libera 300 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, según el Banco Mundial. Eso representa el 5,7% de las emisiones de gases de efecto invernadero de las operaciones de petróleo y gas, según la Agencia Internacional de Energía.

Caso local

Venezuela quemó o perdió 3.400 millones de pies cúbicos por día (mmscfd) de gas natural en 2019, frente a solo 2.000 mmscfd en 2010, según estimaciones de la consultora de Gas Energy Latin America.

Eso ocurrió incluso cuando la producción de petróleo cayó un 56% en ese período y cerró el año pasado en 1 millón de barriles por día (bpd).

Muchas plantas de procesamiento, que ayudan a reinyectar el gas en los campos petrolíferos para mantener la presión o enviarlo a los consumidores, están dañadas u obsoletas, de allí que se queme, lo cual también significa que se reinyecta menos gas en los pozos y dificulta la producción de petróleo.

Bouaziz planea comenzar arreglando compresores que necesiten algunas piezas, lo que costaría algunas decenas de millones de dólares.

Dijo que el proyecto finalmente ganaría dinero vendiendo gas recuperado a las empresas conjuntas de Pdvsa con petroleras extranjeras, que pueden reinyectarlo en sus campos, o a consumidores industriales nacionales.

Las conversaciones apenas están comenzando y enfrentan varios obstáculos, como las sanciones de Washington a Pdvsa que Bouaziz dijo podrían asustar a los posibles inversores y complicar las importaciones de piezas de repuesto para los equipos de procesamiento de gas construidos en Estados Unidos.

Estamos buscando asesoramiento legal sobre cómo llevar a cabo este proyecto mientras cumplimos con las sanciones.

Dijo Bouaziz.

Ni Pdvsa ni el Ministerio de Petróleo de Venezuela respondieron a las solicitudes de comentarios.

Shell, que tiene su propio proyecto con Pdvsa para reducir la quema de gas en el área, declinó hacer comentarios.

Ni el Departamento de Estado o del Tesoro de Estados Unidos respondieron a las solicitudes de comentarios sobre si el proyecto estaría permitido bajo sanciones por razones sociales y ambientales.

Si el gas quemado en Venezuela se vendiera a precios de mercado, generaría alrededor de 1.500 millones de dólares por año al país, dijo Antero Alvarado, director de Gas Energy en Venezuela.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar