Especiales

Ninfa Molina dirige el boxeo con guantes de seda

Afirma que el hecho de haberse convertido en la primera mujer como presidenta de un deporte catalogado como machista, la hace sentirse bastante comprometida.


Ser la primera mujer falconiana que logra convertirse en la presidenta de Asociación de Boxeo del estado Falcón, es para Ninfa María Molina Pirona, es un compromiso que le eleva el ego de hacer las cosas bien y hacer todo lo que no se ha podido lograr en otros años.

Licenciada en Contaduría y Magister en Gerencia Pública, Ninfa Molina, hizo historia en el deporte al salir vencedora en las elecciones de 2019 para la escogencia de las nuevas autoridades del gremio que por muchos es catalogado como machista, por estar bajo el mandato de los hombres.

—Que se siente ser la primera mujer de un gremio deportivo considerado masculino?

—Me siento bastante comprometida, con ganas de hacer las cosas bien. Así como lo he venido haciendo en los diferentes roles y papeles que me he desempeñado en la disciplina del boxeo.

«Fui directiva de un club, donde tuve la oportunidad de gestionar las diferentes necesidades en materia del club…en cuanto a uniformes para atletas, trabajos sociales que va en acompañamiento de los atletas. Y como madre, que ha sido otra faceta que he tenido en el boxeo.

Sin embargo Molina también se ha desempeñado durante cuatro años como juez-árbitro, su primera responsabilidad dentro del boxeo. Y en más de 10 años dentro de este deporte, Ninfa se siente una mujer con una preparación integral que la ánima asumir un nuevo rol. Pero que reconoce que le falta mucho por aprender. “El compromiso es hacer el trabajo lo mejor posible”, comentó.

—¿El boxeo es catalogado un deporte machista, qué la llevó a dirigir esta disciplina?

—Fue una iniciativa de todos esos miembros de la dirigencia del boxeo. Dirigentes (la mayoría caballeros) que han tenido la oportunidad de trabajar conmigo y de estar ahí. Me imagino que me evaluaron todas esas ganas y compromisos pero sobre todo el amor hacia esa disciplina.

—¿Cómo hace para enfrentar a ese grupo de hombres de los clubes?

—Gracias a Dios he contado con toda esa receptividad, aunque veo que cada día se suman más mis compañeras de trabajo en el deporte, representantes, aquellas mujeres que fueron boxeadoras, y mujeres que fueron jueces-árbitro. Trato de aprender de todos ellos, aceptando sugerencias, consejos. Porque nosotras como mujeres somos más perfeccionistas y más detallistas que los hombres.

—¿Ser mujer no es impedimento para asumir riendas del boxeo, como ve la dirigencia a Ninfa Molina?

—Hasta ahora la expectativa que he tenido, es que veo en ellos un poquito de desconfianza, al menos uno que otros que conocen el trabajo que hemos venido realizando. Pero hasta ahora los resultados han sido muy satisfactorios, en las diferentes mesas de trabajo y de reuniones que hemos convocados.

—¿Cómo se define Ninfa Molina?

—Una mujer comprometida ciento por ciento 100 por ciento. Soy muy perfeccionista, planificada. Me trazo muchos planes y objetivos de las metas a trazar. Soy bastante perseverante y muy exigente. Hago seguimiento y control de las responsabilidades que delego.

-¿Ud rompió con un paradigma, pero su voz es escuchada y sus órdenes?

-Sí. No he tenido quejas, todos son muy abiertos y a la espera de las instrucciones de mi persona. La mujer lleva unos diez a 15 años teniendo espacio en esta disciplina, pero ahora con una mujer al frente de este gremio se necesita de mujeres colaboradoras para lograr los objetivos trazados.

-¿Para Usted cual seria es clave para salir adelante?

-Primeramente considerar todos esos valores fundamentales, como la responsabilidad, el compromiso, la tolerancia, el compañerismo, la cooperación  entre cada uno de nuestros miembros. Lograr la mayor integración de todos nuestros miembros. Trabajar de manera armonizada, donde uno se comprometa por el otro, la ayuda hacia el compañero y el trabajo.

-¿Qué está haciendo para enaltecer el sexo femenino en el estado?

-Organizar, planificar, hacer los enlaces y articular. El boxeo es una disciplina donde la mayoría son atletas niños, adolescentes que provienen de sectores populares, y es difícil lograr consolidar un sistema financiero que nos permitir consolidar recursos. Y esa una tarea bastante difícil de lograr. Porque es una tarea orientada a mejorar y perfeccionar las condiciones sociales de los atletas. Y ahí debo reconoce el respaldo que hemos tenido del presidente de Fundefal, Jairo Sánchez.

-¿Cómo se organiza en sus distintos roles, familiar, profesional y como dirigente?

-Reconozco que tengo una agenda bastante apretada que cumplir al ciento por ciento. Actualmente tengo el 50 por ciento destinada a la dirigencia del boxeo. Más no descuido mis roles como esposa, madre, abuela, que son los roles más importantes en la vida.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar