Emprendimiento

Reinier López le dio “rumba y sabor” a su vida

Es un operador de planta que ofrece sus servicios en PDVSA y desde el 2019 creó su propia empresa de baile.


En julio de 2019, Reinier López, un joven de 34 años, fusionó su trabajo en refinería como operador de planta con una academia de baile que le dio el nombre de “Rumba y sabor”, para convertir su pasatiempos en una escuela que le generara algún ingreso extra.

Reinier es un joven que supo que algo debía hacer para enfrentar la crisis y así mejorar sus ingresos.

Contándole a una amiga, esta lo impulsó a crear su propia academia ya que tenía tiempo ofreciendo clases extracurriculares sobre salsa casino y bachata.

Desde octubre de 2019, están en el parque Metropolitano, actualmente atiende a unas 40 personas diariamente, junto a Luis Petit y María Victoría Colina, los cuales ha preparado para ello. Con una gran sonrisa y un poco tímido, cuenta sus inicios como bailarín.

Se formó en una escuela que estuvo en el parque Metropolitano en el año 2015, cuando lo invitaron un  día a bailar y desde entonces se enamoró de la disciplina del baile.

Cree que como todo trabajo, hay que ponerle empeño, trabajo y dedicación a cada paso para que todo salga como se debe.

Luego de que su amiga lo invitara a formar su propia academia, la primera clase fue en Carirubana y gratuita para que se sumaran más personas, desde ese entonces, muchas personas han acudido a aprender el arte de la salsa casino y la bachata, unos se han quedado, otros se han ido.

Actualmente están en la concha acústica del parque Metropolitano, los martes y jueves de 5:30 de la tarde a 8:00 de la noche.

“Nos ponemos a bailar y muchas personas se acercan a preguntar, unos se deciden y se suman a aprender, otros aprenden y se van, pero hay quienes descubren el amor por la danza y se quedan con nosotros”.

López sueña con una academia estable, que haga presentaciones en la región y sea referencia, además que puedan viajar a otros estados para las competencias nacionales y representar al estado Falcón.

Para ello, cree que es indispensable la disciplina y el trabajo en equipo, por ello está adiestrando a los más antiguos en la academia para que formen parte del equipo de instructores, de esta manera seguir creciendo y fomentando el trabajo.

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar