Día de la MujerFalcónGenerales

Vanesa Colina, ejemplo de mujer

El centro comercial Sambil preparó la conferencia “Una pierna, una vida sin límites” donde Vanesa Colina pudo contar su historia de vida e inspirar a otras mujeres.


Este sábado el Sambil Paraguaná le regaló una conferencia a las mujeres en su día para dar ejemplo de constancia, fe, amor a la vida y ganas de salir adelante. La protagonista fue Vanesa Colina, una abogada que se descubrió después de pasar por una etapa de cáncer que le ameritó la amputación de una pierna.

Muchas mujeres se concentraron la tarde de este sábado para escuchar la historia de Vanesa, que sin duda inspiró a muchas a “salir del closet”, verse en un espejo y quererse tal cual son.

La plaza El Sol, se llenó de femeninas de todas las edades, incluso habían hombre de pie aplaudiendo la historia de Vanesa, una historia que muy pocos conocían.

Vanesa es una mujer que sufrió cáncer y tuvo que amputarse la pierna, lo decidió por su hijo que acababa de nacer, se aferró a Dios para recibir quimioterapias y además de perder la pierna, perder el cabello, sin embargo, nunca se enfrascó en la enfermedad, sino en la mirada de su hijo, con ánimos de vivir para verlo crecer.

Usó prótesis que no se le notaba nunca, por lo que estudió, fue docente y trabajó sin que nadie se diera cuenta, sin embargo ella vivía atrapada en ese cuerpo, fue hasta que una empresa la contactó para llevar una prótesis robótica y entonces comenzó a descubrirse y a quererse tal y como Dios había decidido que quedara.

Hoy en día es abogada, hace deportes y además es madre de su único hijo. Es imagen de marcas reconocidas e incluso de la empresa que fabricó su prótesis, única en Venezuela llevada por una mujer.

Agradece a Dios haberle puesto esta prueba, porque ahora sonríe más y es más feliz, disfruta la vida y toma las cosas con calma.

Su mensaje, en este día de la mujer, es a quererse, a no desmayar, a verse en el espejo y reflejar el alma, que es la mejor manera de amarse y respetarse.

“Dios tiene un propósito para cada una, no les digo que no me deprimo porque sería mentira, pero hay que saber canalizar las emociones para siempre ser la obra más linda de Dios”.

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar