Internacionales

España bate su récord diario de muertes por el coronavirus

Los casos confirmados ascendían este viernes a 64.059, un 14% más. Los recuperados aumentaron con fuerza (un 33% en 24 horas), y eran ya 9.357.


España reportó este viernes 769 fallecidos por el coronavirus en las últimas 24 horas, un récord diario en el país, cuyas autoridades creen que la expansión de la epidemia se está estabilizando tras casi dos semanas de confinamiento de sus ciudadanos.

Con 4.858 decesos desde el comienzo del brote, España es el segundo país del mundo con más víctimas mortales, por detrás de Italia.

Los fallecidos aumentaron un 18,8%, tras hacerlo un 19% el jueves y un 27% el miércoles.

Los casos confirmados ascendían este viernes a 64.059, un 14% más. Los recuperados aumentaron con fuerza (un 33% en 24 horas), y eran ya 9.357.

«Estamos empezando a acercarnos progresivamente a ese pico (de casos) tan ansiado», indicó el director del centro de emergencias sanitarias, Fernando Simón.

El gobierno de Pedro Sánchez sigue multiplicando las medidas también en el frente económico, y este viernes prohibió a los empresarios despedir a trabajadores a causa de la pandemia. En su lugar, deberán acogerse a planes de paro temporal subsidiados por el ejecutivo.

«No se puede utilizar el covid-19 para despedir», dijo tajante la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Tampoco se permitirá extinguir los contratos temporales, sino que deberán ser momentáneamente interrumpidos y retomados tras esta crisis, añadió Díaz.

Un aprovisionamiento difícil

El país está redoblando sus esfuerzos para ampliar la realización de tests y hacerse una idea más precisa del alcance de la epidemia. Actualmente se realizan entre 15.000 y 20.000 pruebas diarias y el objetivo del ministerio de Sanidad es alcanzar las 50.000.

Estos esfuerzos sufrieron de entrada un duro revés, y es que una primera partida de 650.000 tests rápidos procedentes de China, capaces de dar un diagnóstico en un cuarto de hora, han resultado ineficaces.

«Van a ser sustituidas todas estas 650.000 unidades por otras que den los estándares que nosotros exigimos», dijo el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El ministro apuntó que actualmente se están negociando contratos en China «para adquirir hasta 5 millones de tests de diagnóstico rápidos». Y detalló que el gobierno ha cerrado contratos para la obtención de material sanitario por valor de 578 millones de euros.

Una fuente del ministerio español de Exteriores comentó que la idea es comprar el grueso del material en China, incluyendo 550 millones de mascarillas y 11 millones de guantes.

Según explicó, el gobierno afronta el desafío insólito de «comprar mucho material en un espacio de tiempo muy corto a proveedores a los que en tiempos ordinarios no comprábamos».

En una situación así, admitió que puede haber «algunas equivocaciones».

España pidió también material a la OTAN, y este viernes recibió una primera respuesta. República Checa enviará 10.000 trajes de protección, anunció su representante permanente, Jakub Landovsky.

Sanitarios al pie del cañón

La necesidad de tests, respiradores para pacientes aquejados de dificultades pulmonares por culpa del virus y material de protección para los sanitarios es acuciante, en un país con numerosos hospitales desbordados por la afluencia de enfermos.

Al menos 9.444 profesionales se han contaminado, y Fernando Simón avisó de que incluso cuando se doblegue la curva de contagios entre la población, «la presión sobre el sistema asistencial se va a mantener o incluso se va a incrementar durante los tres, cuatro o cinco días» posteriores.

Mientras tanto, el desgaste emocional se vuelve insoportable entre los allegados de los pacientes.

«Hay familiares que no pueden entrar a ver a sus parientes que están enfermos, comunicarse con ellos. No somos de piedra y, evidentemente, muchas veces lo llevamos muy mal», decía a la prensa Luis Díaz Izquierdo, médico de cuidados intensivos del hospital Severo Ochoa de Leganés, al sur de Madrid.

Para hacer frente, se ha extendido la instalación de hospitales de campaña como el habilitado en el enorme pabellón de congresos IFEMA de Madrid, con capacidad de hasta 5.500 camas.

El ejército participó en esta última instalación, y levantó otros hospitales de campaña en Alcorcón (cerca de Madrid), Segovia (centro) y San Fernando (suroeste).

En Cataluña, la segunda región más afectada después de Madrid, las autoridades están habilitando cuatro pabellones deportivos en Barcelona para acoger pacientes que no puedan asumir los hospitales.

Para prevenir los contagios y la expansión de la enfermedad, los más de 46 millones de habitantes del país llevan bajo confinamiento desde el 14 de marzo, y seguirán así hasta el 11 de abril al menos.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar