Deportes

Los mejores momentos de Johan Santana en las Grandes Ligas 20 años después

El Gocho fue uno de los mejores lanzadores de las Grandes Ligas mientras fue jugador activo, incluso fue el serpentinero mejor pagado de toda la historia de la MLB


La temporada de 2004 fue una campaña redonda para Santana. Desde que se subió al morrito para defender la camiseta de los Mellizos de Minnesota no hizo otra cosa que ganar en la mayor parte de sus aperturas.

Esa campaña fue la primera en la que El Gocho consiguió los 20 lauros. Su foja concluyó 20-6, con efectividad de 2.61, 265 ponches en 158.1 innings lanzados.

No solo concluyó con el premio Cy Young, sino que también lideró la Liga Americana en ponches, en WHIP (0.92) y en carreras permitidas con el porcentaje más bajo del nuevo circuito (2.61).

Santana para ese entonces ya había ganado la fama de tener el mejor cambio de las Grandes Ligas, un lanzamiento que lo llevó a posicionarse entre los mejores serpentineros de la MLB.

Triple Corona 2006

La capacidad de ponchar del siniestro había quedado registrada como un sello de fábrica. Desde 2004 se consolidó como el serpentinero con más ponches por cuatro campañas consecutivas.

Pero la zafra de 2006 tuvo un sabor especial para el oriundo de Tovar, estado Mérida, debido a que ganó la Triple Corona, un hito poco frecuente entre los lanzadores.

La Tiple Corona se basa en que un lanzador concluya la temporada liderando la efectividad, los ganados y ponches de la Liga.

Santana lo hizo ver fácil, al dominar a placer el nuevo circuito con registros de 19 ganados, ERA de 2.77 y pasó por las brasas a 245 bateadores.

Cy Young 2006

Foto/Cortesía

En 2006 el gocho no solo disfrutó de las mieles de ser el Triple Coronado, sino que consiguió su segundo Cy Young, reafirmando así ser el lanzador más dominante desde 2004, cuando ganó la distinción por primera vez

Santana llevó a los Mellizos a ganar el banderín de la División Central de la Liga Americana. El Gocho concluyó esa exitosa campaña con foja de 19-6, con PCL de 2.77, WHIP de 1.00, 245 ponches y los adversarios le batearon para .216.

El venezolano sumaría su segundo Cy Young en dos años y los Mellizos continuarían formando el equipo alrededor del brazo más confiable de la época.

No Hit No Run 2012

Foto/Cortesía

Luego de pasar su era dorada con la escuadra de las Ciudades Gemelas, llegó con a los Mets de Nueva York tras un cambio que involucró a cuatro prospectos, entre ellos el criollo Deolis Guerra.

Santana no era el mismo, con una operación en el brazo de lanzar estaba en duda su futuro. Pero en un regreso icónico y digno de un héroe se ganó las llaves de la ciudad.

El 1 de junio de 2012 El Gocho se enfrentó contra los Cardenales de San Luis, en un encuentro en el que amarró los bates de sus rivales y el cambio se asemejaba al de 2004, cuando pasaba por la guillotina a la mayoría de sus rivales.

Con línea de 9.0 entradas lanzadas, 0 hits, 0 carreras, 5 pasaportes y 8 abanicados firmó el primer no-no en la historia de los Mets. Un encuentro que tuvo lo habitual de una joya de ese calibre, una jugada especial en las praderas y un foul bateado por Beltrán que causó polémica.

Los últimos seis out del encuentro llegaron por la vía del ponche, y el del cierre, como si la historia estaba escrita, fue gracias a un cambio que le dio la gloria al venezolano.

Contrato millonario para un lanzador

El merideño tuvo el honor de ser el pitcher mejor pagado de toda la historia de las Grandes Ligas. Los Mets le dieron un contrato a Santana por 6 años y 137,5 millones de dólares.

Lamentablemente el zurdo no logró rendir de la forma que la organización quería. Las lesiones en su brazo de lanzar lo alejaron del montículo al punto en que su retiro fue con pocas luces, algo que Santana quiso evitar buscando regresar a su mejor forma, aunque no lo consiguió.

Salón de la Fama

Johan Santana se convirtió en un inmortal en 2019, cuando los Mellizos de Minnesota lo incluyeron en el Salón de la Fama del equipo por la actuación que tuvo cuando vistió la camiseta de los Twins.

“Me siento feliz, muy contento, orgulloso de representar a los venezolanos y hacer historia acá, es algo que no habría podido conseguir sin ese apoyo”, expresó el merideño al momento de su exaltación.

“Ese cariño, esas ganas de hacer las cosas bien para que los venezolanos se sintieran orgullosos, ha pagado sus frutos”, concluyó el criollo.

Santana durante su estadía de 8 años con los Mellizos dejó registros de 93-44, 3.22 de efectividad y 1.381 ponches.

17 ponches para el récord

Santana en 2007 consiguió un récord inusual para un lanzador y es que esa noche abanicó a 17 bateadores de los Rangers de Texas.

El andino tuvo una joya de encuentro, en la que no concedió boletos y solo permitió dos imparables. El zurdo solo usó dos pitcheos durante toda la labor, la recta y el cambio.

De los 112 lanzamientos solo en cuatro ocasiones recurrió a la curva. Santana consiguió superar el récord de la franquicia que era de 15 ponches, impuesto en 1986.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar