Deportes

Cinco criollos que han pasado por los Nacionales desde sus inicios

La organización que está próxima a su aniversario, ha contado con jugadores criollos desde que eran los Expos de Montreal


Los Nacionales de Washington, actuales monarcas de la gran carpa, el 14 de abril de 2005 hicieron su debut en las Grandes Ligas, luego que los Expos de Montreal terminaran su pasantía por las mayores y se mudaran a la capital de Estados Unidos.

Hace 15 años los Nats le dieron a la capital otro equipo en la MLB, luego que los Senadores de Washington se convirtieran en los Mellizos de Minnesota en 1960.

Los venezolanos han dejado su huella en la historia de los campeones de 2019. Wilson Ramos, Henry Rodríguez, Asdrúbal Cabrera, Aníbal Sánchez, Gerardo Parra.

Wilson Ramos

Foto/Cortesía

El careta hizo gran parte de su carrera con los Nacionales, fue un jugador querido por los aficionados y se ganó el seudónimo de El Búfalo.

Ramos perteneció a la plantilla de los Nats por 7 años, desde 2011 el receptor defendió los colores de la escuadra de Washington convirtiéndose en un referente del equipo.

En su trayectoria con la organización de la capital de Estados Unidos dejó promedio de .268, con 123 cuadrangulares, 320 carreras impulsadas, 222 anotadas.

En su haber tiene de cuando perteneció a la novena de Washignton un Bate de Plata, y un Juego de Estrellas.

Henry Rodríguez

Foto/Cortesía

El lanzallamas Henry Rodríguez, que su recta alcanzaba las 100 mph, luego de llegar a las Grandes Ligas con los Atléticos de Oakland, llegó a los Nacionales en la campaña de 2011.

Rodríguez perteneció a la escuadra de Washington por tres zafras en las que registró guarismos de 4 ganados, 7 juegos perdidos,  con efectividad de 4.22 y 122 ponches en 113.0 innings lanzados.

El descontrol fue un factor significativo para la carrera del relevista, que hasta 2014 estuvo en las mayores.

Asdrúbal Cabrera

Foto/Cortesía

Cabrera es uno de los venezolanos que alcanzó la gloria con los Nacionales en 2019. Sin embargo, el jugador de cuadro estuvo en la campaña de 2014 con los Nats, antes de llegar a la organización de los Mets de Nueva York.

Cabrera en 2014 llegó a Washington siendo un campocorto estrella, que los Indios de Cleveland lo cambiaron en la última campaña de su contrato.

En esa zafra terminó con línea ofensiva de .229, 5 vuelacercas, 21 fletadas, 20 anotadas en 175 turnos al bate.

Sin embargo, en la pasada campaña regresó a los Nacionales, luego de cinco años, como un jugador utility y experimentado que ayudaría a la organización a ganar su primera Serie Mundial.

La temporada de 2019 fue productiva para Cabrera, puesto que concluyó con average de .323, 6 bambinazos, 40 registradas y 24 pisadas al plato.

Aníbal Sánchez

Foto/Cortesía

El serpentinero Aníbal Sánchez tuvo el resurgir de su carrera con los Nacionales de Washington, debido a que la última campaña en la que consiguió 10 lauros o más fue en 2015 con los Tigres de Detroit.

Sánchez arribó 2019 con una buena zafra en la espalda, luego que en su pasantía con los Bravos de Atlanta dejó foja de 7-6, y se ganó un puesto en la rotación al lado de quien fue su compañero con los Tigres, Max Scherzer.

El lanzador derecho concluyó la temporada con récord de 11 victorias, 8 derrotas, PCL de 3.85 y 135 ponches en 136.2 innings laborados.

Gerardo Parra

Foto/Cortesía

El ganador de dos Guantes de Oro fue un jugador clave para Washington, así lo expresó el manager Daves Roberts. Parra no vio mucha acción con esta organización, sin embargo desde la cueva fue clave para lo anímico y su experiencia ayudó a los más jóvenes.

Los Nats estaban fuera de competencia a mitad de campaña y fue cuando Parra llegó al equipo luego de ser cambiado desde los Gigantes de San Francisco.

Desde su llegada a la capital la novena dirigida por Roberts cambió su rumbo y solo se frenó cuando alzaron el trofeo de campeones de la MLB.

Incluso, al final de la campaña y durante la postemporada puso a bailar a todos los aficionados con la canción del Baby Shark, que actualmente llegó a Japón.

El guardabosque dejó línea ofensiva de .250, con 8 batazos de vuelta completa, 42 RBI, 30 CA y 6 bases robadas.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar