Especiales

Los Amaya refuerzan lazo familiar en cuarentena 

La pandemia los obligó a aislarse de todas sus actividades rutinarias, pero también los ayudó a unirse cada día más como familia


Desde el pasado 16 de marzo, la vida de muchos venezolanos comenzó a cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

El termino “pandemia mundial”, eran solo imágenes que venían a sus mentes de capítulos de series de televisión, o cine, pero que jamás pesaron que se podía vivir en pleno siglo XXI.  

La alocución presidencial del lunes 16 de marzo, Nicolás Maduro decretó una «cuarentena total» en Venezuela como medida drástica y severa para enfrentar la amenaza de expansión del COVID-19 en la nación suramericana.

Desde ese día surgieron varias interrogantes para Begoña Amaya y su familia quienes viven en pleno centro de la ciudad de Coro.

Ciertamente, ya estaban algo prevenidos dado lo que estaba ocurriendo en el mundo, pero no se imaginó, que un virus que salió de la cuidad de Wuhan (China) pudiera llegar a al país.

La vida para la familia Amaya, en la ciudad de Coro, comenzó a cambiar a raíz del decreto de cuarentena nacional. Foto/ Carlos García

La cantante y repostera, comenzó a aplicar en su hogar todas las medidas de seguridad para evitar que ella, o alguno de los otros cinco miembros de su familia que viven en su hogar en la calle La Paz se infectaran del virus.

Día antes y después

Amaya, expresó que la noticia la tomó por sorpresa, y lo primero qué pensó era qué iba a hacer, porque ella trabajaba los fines de semana cantando, y el comenzar a estar encerrada por un tiempo indefinido, le obligó a realizar actividades recreativas con su familia para no aburrirse.

La familia aprovecha las tardes para realizar actividades recreativas. Foto/ Carlos García

Nos comenzamos a reunir todas las tardes, a jugar dominó en el patio, ludo, a hablar de nosotros, cosas que no hacíamos antes, le comenzamos a buscar el lado positivo a todo esto, y nos ayudó ¡en verdad que sí! a unirnos más como familia, a conocernos más, porque antes cada quien estaba en su mundo, mi hija y su esposo venían en la noche cansados de su trabajo, luego de comer, se acostaban y poco hablábamos, los fines de semana yo salía a cantar y estaba esa situación, ahora hablamos más, reímos y compartimos, esto nos ayudó como familia

expresó Amaya

Cambio total

El proceso de limpieza se ha tornado más estricto, la limpieza en el hogar de Begoña se realiza hasta tres veces por día.

Las visitas están limitadas, y los pocos que reciben en sus hogares se cercioran de que vengan usando los tapabocas y se laven las manos antes de tocar algún objeto.

La feliz abuela comparte con sus nietas, cantan y bailan juntas. Foto/ Carlos García

Al levantarnos nos sentamos a tomar el café y luego le damos gracias a Dios por un nuevo vida, nuestras vidas han cambiado, las niñas no la hemos podido llevar ni al parque por lo mismo, pero entendemos que primero debemos preocuparnos por sobrevivir

expresó.

Todo medido

Pese a que una de sus hijas es comerciante de víveres, la familia Amaya ahorran en todo lo que se pueda, y los gastos solo es lo necesario.

Begoña, al no poder cantar los fines de semana, comenzó a preparar pan árabe, y los vende en sus círculos de amistades y familia.

La cantante y repostera indica que este tiempo de cuarentena le ha servido para acercarse más a su familia. Foto/ Carlos García

Antes con lo que ganaba cantando me daba algunos gustos, ahora no, solo gasto lo necesario, aprendimos a medir todo… la gente me sigue encargando tortas, pero si hubo cambios en el aspecto económico, y hemos visto como a muchos les está pegando la cuarentena, y sus ingresos se han visto más limitado

Es mejor respirar 

Abrazando a su nieta Begoña, expresa que es mejor estar encerrados por unos días y estar respirando de forma natural, que estar conectado a un respirador artificial.

Orar y ayudar a los más necesitados en lo que se pueda, es el consejo que da esta familia falconiana en medio de la cuarentena nacional. Foto/ Carlos García

Debemos cuidarnos a nosotros y nuestros hijos, hay que crear conciencia del virus… debemos sacar lo mejor de nosotros y ayudar en lo que podamos a los demás que están pasando mucha necesidad, esta situación es fuerte, debemos orar y ayudar

hace la reflexión la mujer.
Etiquetas
Mostrar más

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Creo en un futuro mejor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar