Internacionales

Nueva Zelanda relajará restricciones al controlar contagios

El cese de algunas de las restricciones implica que establecimientos que ofrecen comida para llevar y las escuelas tienen autorización para reabrir


La primera ministra, Jacinda Ardern, dijo que se ganó esa batalla, pero advirtió que no existe ninguna certeza sobre que el riesgo de infección dentro del país haya desaparecido por completo.

Nueva Zelanda anunció este lunes el relajamiento de algunas restricciones, rebajando el nivel de alerta 4, vigente las pasadas cuatro semanas y que implicaba el cierre de todas las actividades, al nivel 3.

La medida fue posible gracias a que «no hay grandes contagios locales», según la primera ministra Jacinda Ardern, que declaró que «esta batalla», la de la reducción significativa de las infecciones dentro del país, había sido ganada.

No hay transmisión (del virus) generalizada y no detectada en Nueva Zelanda.

Dijo la autoridad.

Sin embargo, Ardern recordó que no existía ninguna certeza sobre el momento en que desaparezca totalmente el riesgo.

Pese a ello, se expresó optimista «de que continuaremos en este camino del éxito», hasta llegar a los cero casos, que es la meta declarada por el gobierno neozelandés.

El cese de algunas de las restricciones implica que establecimientos que ofrecen comida para llevar y las escuelas tienen autorización para reabrir.

Asimismo, los ciudadanos podrán ir de pesca, a practicar surf o a cazar, mientras que unos 400.000 podrán retornar a sus trabajos. Locales comerciales y restaurantes, en cambio, deberán seguir cerrados.

Un solo caso en 24 horas

Los neozelandeses, poco más de 5 millones en total, han estado sometidos a las medidas de cierre más estrictas del planeta desde el pasado 26 de marzo, cuando la primera ministra Ardern tomó la decisión de eliminar al virus, y no aplanar la curva de contagios, como han hecho otros países.

A la fecha, Nueva Zelanda registra 1.122 casos del nuevo coronavirus, con 19 muertes.

En las últimas 24 horas, se detectó un solo nuevo caso de COVID-19.

Ardern dijo que ahora había que rastrear los últimos casos activos.

Es como buscar una aguja en el pajar.

Advirtió la mandataria, que pidió a sus compatriotas conservar las medidas de distanciamiento social y reducir al máximo el contacto con terceros.

La primera ministra precisó que el 11 de mayo se evaluará si se rebajan aún más las restricciones.

Estamos abriendo la economía, pero no estamos retomando la vida social de las personas.

Alertó Ardern.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar