Internacionales

Donald Trump impondría aranceles a China por el coronavirus

El mandatario dijo que Pekín dejó propagar el virus y aseguró haber visto pruebas de que el patógeno se originó en un laboratorio de la ciudad china de Wuhan


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó este jueves con imponer nuevos aranceles a las importaciones chinas en represalia por la pandemia del COVID-19, y dijo tener información de que el gobierno de Pekín pudo haber controlado el coronavirus «pero lo dejó escapar».

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, un periodista preguntó a Trump si planeaba cancelar parte de sus obligaciones de deuda con el gobierno chino, a lo que el presidente respondió:

Podemos hacerlo de otras formas, podemos hacerlo con aranceles, podemos hacerlo de otra forma.

El mandatario aseguró que China podría haber contenido el coronavirus, pero prefirió dejar que se propagara y, además, aseguró haber visto pruebas que muestran que el patógeno se originó en un laboratorio de la ciudad de Wuhan.

Podrían haberlo parado, ellos (China) son una nación muy brillante, científicamente y en otras cosas. Se escapó, digamos eso, y ellos podrían habérselo guardado, podrían haberlo parado, pero no lo hicieron.

Aseveró.

 Trump también respondió que «sí» a la pregunta de un periodista sobre si ha visto pruebas que le permitan señalar al Instituto de Virología de Wuhan como la fuente de la pandemia.

Inteligencia EE.UU. no confirma virus de laboratorio

Sin embargo, las agencias de inteligencia de Estados Unidos refutaron una teoría conspirativa al afirmar que el nuevo coronavirus «no es artificial ni genéticamente modificado», pero dijeron que siguen estudiando una hipótesis Trump y sus asesores.

La Oficina del Director Nacional de Inteligencia, que concentra la información de la red de agencias de espionaje de Estados Unidos, emitió el comunicado en momentos en que Trump y sus aliados promueven la hipótesis, aún infundada, de que un laboratorio de enfermedades infecciosas en Wuhan, fue el origen de la pandemia global que ha matado a más de 220.000 personas en todo el mundo.

La Comunidad de Inteligencia coincide con el amplio consenso científico de que el virus del COVID-19 no fue fabricado ni modificado genéticamente por el hombre.

Dice el comunicado.

La CI seguirá estudiando rigurosamente la información de inteligencia que siga surgiendo para determinar si el brote comenzó debido al contacto con animales infectados o si fue el resultado de un accidente en un laboratorio en Wuhan.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar