Especiales

Oriana del Valle, mamá y bombera por vocación

Cada segundo domingo de mayo, en Venezuela se rinde homenaje a las mujeres que con amor incondicional cuidan y protegen a sus hijos.


Ser madre no es tarea fácil,  pero de alguna manera estas mujeres guerreras hacen posible lo imposible. Todos los días suman una destreza para afrontar los nuevos retos a la crianza que, evidentemente se complica en la medida que los niños van creciendo, pero siempre logran cumplir con el desafío.

Una muestra de ello, es Oriana del Valle Chirino, quien con 34 años es madre de tres varones de 14, 10 y 7 años respectivamente.

Obligación que combina con su labor como Cabo I, en el Cuerpo de Bomberos del municipio Miranda, donde lleva seis años de servicio. Compromisos que afirman que, esta guerrera no conoce la palabra descanso, porque sus guardias superan las 24 horas.

Foto/Cherry Domínguez.

“Como mujer me siento orgullosa de tener una familia, mis hijos son todo por lo que me preocupo día con día, que ellos hablen con orgullo de mí, es mi compromiso diario, trato de ser su ejemplo a seguir. Aún me queda pendiente hacer de mis hijos hombres de bien y respetuosos, no sé si serán bomberos, pero si espero que sean felices en sus trabajos como lo soy yo», expresó Chirino.

El miedo nunca se vence

Al preguntarle ¿cómo vence el miedo?, Chirino sentenció:

“Nunca lo he vencido; el día que no tenga miedo como madre y como bombera, creo que va ser mi final. Siempre está el temor, una sale al servicio sin saber a lo qué se va a enfrentar. Un día puede no ocurrir nada, pero al siguiente se puede pasar de servicio a otro; sin embargo, lo que es seguro es que en casa me esperan mis hijos, mi familia”, subrayó.

Foto/Cherry Domínguez.

No obstante, eso no es inconveniente para cuando suena la alarma, Orina del Valle se enfunda en su traje y de un brinco se encuentra en el rojo camión que la llevará, a una nueva odisea: su hazaña del día.

“A pesar del calor mortal, la falta de oxígeno, paredes de humo que obstaculizan cada paso que damos los bomberos; o el riesgo de que la estructura se colapse, siempre se debe tener la vista y el oído al cien, para que con cualquier trueno o algo, saber que algo está pasando”, refirió la bombera.

No existe género débil

Rodeada de colegas hombres, la madre bombera dice no sufrir ninguna discriminación de género.

“Hasta nos protegen demás, ya sea por compañerismo o por caballerosidad. Si está en manos de mis compañeros no arriesgarnos durante alguna situación grave, ellos van al frente”, detalló la bombera.

Aclara que lo dicho anteriormente no implica que las mujeres no cumplan con la igualdad de género.

Foto/Cherry Domínguez.

“En el cuartel 19 de diciembre existe la igual, no hay exclusión; una mujer puede desenvolverse de la misma forma que un varón en el cuartel, pero para eso se debe capacitar constantemente y eso se aprende desde la academia, y los hombres ya van con esa confianza de que si podemos”, afirmó Oriana.

Foto/Cherry Domínguez.

De igual forma, la joven madre y bombera esgrimió que, desde pequeña quería ser bombera.

“Cada vez que veía pasar los camiones me veía allí; y mientras Dios lo permita, seguiré en los bomberos. La vida no es fácil para nadie; una que es madre, hija esposa, y hermana sabe que son muchas las dificultades, pero somos echadas pa´lante. Agradezco infinitamente a mi familia que me apoya, de otra manera no podría hacerlo”, reveló.

Etiquetas
Mostrar más

Marianny Chiquito

Ser Periodista, es Ser un Invitad@ VIP de la Noticia.!!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar