Nacionales

Riesgo de incomunicación | Medios del Gobierno podrían quedar en la nada

Por efecto de las sanciones, no puede existir relación comercial entre empresas norteamericanas y nacionales


La razón sería por la contratación irregular que habría efectuado el Sistema Bolivariano de Medios (SiBCi) con la empresa americana Intelsat para transmitir sus señales de TV y radio tras la avería que sufriera el Satélite Simón Bolívar.

Por efecto de las sanciones, no puede existir relación comercial entre empresas norteamericanas y nacionales

En medio del escándalo causado por el cierre de DirecTV en Venezuela, los medios de comunicación del Gobierno podrían quedar incapacitados para su transmisión nacional y regional.

Esto se debe a una contratación irregular que habría efectuado el Sistema Bolivariano de Medios (SiBCi) con la empresa americana Intelsat para transmitir sus señales de TV y radio tras la súbita avería fatal que sufriera el Satélite Simón Bolívar el pasado mes de marzo.

El Satélite estatal transmitía 13 señales de TV oficialistas, incluyendo a Venezolana de Televisión, Telesur y  Globovisión, además de 12 estaciones de radio.

Al quedar éste fuera de servicio, se recurrió a la empresa Intelsat para colocar todas las señales mencionadas en su satélite “Intelsat 14” que cubre casi toda Latinoamérica.

Sin embargo, según las normativas que rigen las sanciones impuestas por EE.UU. al gobierno de Maduro y sus dependencias, ninguna empresa americana, que opere en su territorio o posea una directiva americana puede tener relaciones comerciales con entidades o individuos relacionados con el gobierno «no reconocido» por el país norteamericano.

Adicionalmente a esta irregularidad, la empresa Intelsat se declaró en bancarrota (Capítulo 11) en una corte de EE.UU. tras experimentar un continuado declive en sus resultados financieros agravados por la Pandemia del Coronavirus.

Al momento, Intelsat no ha recibido aun una notificación expresa de alguna oficina del gobierno americano instruyéndole el cese de relaciones, sin embargo, su caso posee gran similitud con el de la empresa AT&T, dueña de DirecTV, que se vio obligada a cesar operaciones en Venezuela a causa de las presiones del organismo regulador de las comunicaciones en Venezuela Conatel que amenazó a la operadora con tomar represalias si ésta acataba el requerimiento del gobierno americano de cesar sus relaciones con Globovisión.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar