Sucesos

Difusores del video porno del «Divo» siguen libres

La investigación es llevada a cabo por la Fiscalía Décima, pero dentro del proceso penal pareciera que el procedimiento contiene errores de forma y fondo.


Casi siete meses han transcurrido desde la detención y privación judicial del estilista veleño Luis Cedeño por los polémicos vídeos de pornografía, y aún sigue habiendo tela que cortar.

Recordemos que ocurrió a principios de noviembre del año 2019 cuando las colectividad falconiana quedó estupefacta con atrevidos videos, unos más grotescos que otros, aunque solo uno acarreó la intervención policial judicial.

Era un domingo, tercer día del mes, cuando las redes estallaron.

La muy noble ciudad de Santa Ana de Coro, tranquila y en veces dicharachera, quedó hipnotizado al celular con los vídeos que se hicieron virales.

Los primeros eran alusivos a una atrevido baile en el restaurant All Grill ubicado en la avenida Independencia.

En este, queda plasmado lo que era el ocaso de una noche de algarabía que llegó hasta el amanecer y que dejó a una chica tan alegre, que poco le importó dejarse grabar bailando con el otra persona, de una forma poco decorosa, que hasta el rubor provocó en muchos de la sociedad coreana.

Esto fue insignificante para lo que fue la segunda función, que comenzó a disparar el rating a partir de las diez de la noche.

Comenzaba a hacerse viral todo mediante llamadas, notas de voz que trascienden de Coro y llegan a otras fronteras.

La información giraba en torno al reconocido estilista falconiano Luis Cedeño, oriundo de la población de la Vela, municipio Colina. Lo habían hecho preso.

Varios medios reflejaron esa misma noche la noticia del arresto del divo, a quien una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas había ido a buscar en su cada en La Vela, llevándose detenido.

El detonante de tal proceder habían sido las publicaciones realizadas por el influencer Irrael Gomez, quien sindicó que el estilista había tenido relaciones sexuales con dos menores de edad y no solo eso, sino que proporcionó fotos, videos y audios como evidencias.

Fue el contenido del material visual y videográfico que provocó aquel escándalo en los corianos se encargaron también de visualizar el contenido que llegó incluso a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), que tuvieron que actuar de oficio, siguiendo instrucciones del comisario general José Ascanio Toledo, quien ordenó investigar el caso sobre el cual también se pronunció el comisario general Douglas Rico, director nacional de este órgano detectivesco.

Noticia relacionada:
https://nuevodia.com.ve/2019/11/04/prostitucion-infantil-auge-y-caida-del-divo/. Publicado el 04 de Noviembre de 2019.

Preso Cedeño, llegó el momento de la audiencia de cargos que se llevó a cabo el 7 de noviembre de 2019, ratificándose la privativa de libertad contra Luis Cedeño y Lennys Leonel García Cobis, identificado por los polémicos videos.

Les imputaron la presunta participación en los delitos de abuso sexual a adolescente con penetración, previsto y sancionado en el artículo 260 de la Ley Orgánica para la Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes, suministro de sustancia nociva, previsto en el artículo 263 de la Lopnna y utilización de niños, niñas y adolescentes para la pornografía, previsto y sancionado en el artículo 48 de la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, siendo su sitio de reclusión el CICPC en el cual permanecen aún detenidos.

La investigación es llevada a cabo por la Fiscalía Décima, pero dentro de lo que ha sido este largo proceso penal, Nuevo Día escudriñó aspectos del proceso que contrastados con la opinión de expertos en derecho penal, parecieran indicar que el procedimiento contiene errores de forma y fondo.

Uno de los errores o irregularidades tiene que ver con la hora de detención.

Aunque para la noche del domingo 3 de noviembre ya por medios y redes sociales se manejaba el arresto de Cedeño, en el acta de aprehensión suscrita por los funcionarios IL, YA, AM, RA e IC, todos del CICPC, reseñan en el acta haberla practicado el lunes 4 a las doce del día, siendo que para entonces ya el estilista y el otro implicado, llevaban más de doce horas en el despacho policial en la avenida Alí Primera de Coro.

Transcurridos casi siete meses del arresto, puntualmente sobre Luis Cedeño, expertos consultados extra-proceso, refieren que de los videos se puede desprender un examen semiológico e interpretativo de los mismos que pudieran llegar a la conclusión de que el adolescente involucrado prestó consentimiento para ello, es decir el acto sexual y la grabación.

Sin embargo, en sus deposiciones ante el CICPC, la Fiscalía y el Tribunal, este habría atestiguado en las primeras, que fue obligado y luego mantiene ligeramente que fue constreñido, siendo controversial tal afirmación por se inferiría por el video u las mismas circunstancias de hecho, que accedió a ir al hotel por voluntad propia a verse en una habitación con el estilista.

Respecto a si hay o no abuso, algunos abogados consultados consideran que no lo habría, coincidiendo que descartaría con solo percibir la voluntad del adolescente o sujeto pasivo de acudir a la cita, incluso consentir los actos sexuales.

A juicio de abogados consultados, no debían o deben reputarse como delitos sexuales.

Otra irregularidad procesal o criminalística es que aparentemente nunca se efectuó alguna prueba toxicológica que determinase la ingesta de sustancias estupefacientes y psicotrópicas la noche del 28 de octubre de 2019 en el Hotel Coro, donde acontecieron los hechos captados en videos.

Tampoco sería acreditable la utilización de niños, niños y adolescentes por cuanto la Fiscalía no imputó el delito de asociación ilícita para delinquir, el cual exige que estén tres o más personas.

Tales imputaciones serían incongruentes, acotan consultados, quienes refieren que tal imputación pretende condenar la homosexualidad, esta no constituye delito de por si.

Más que por el encuentro sexual consensuado o no, Luis Cedeño si estaría comprometido en lo que tiene que ver con la difusión o exhibición de material pornográfico, delito previsto y sancionado en el artículo 23 de la Ley Especial Contra los Delitos Informáticos.

Para «el divo», partiendo de lo legal, se mantiene aún la duda razonable de que haya cometido cualquier delito, por ende se desprende de la investigación un punto sumamente importante y es que no estaría demostrado que efectivamente Luis Cedeño pasara esos videos a otras personas.

Refieren abogados que aunque Cedeño pudo insinuar en algún audio lo que pretendía con el material videográfico, la declaración del imputado en sí en ningún caso pudiera ser utilizada en su contra.

Una fuente extraoficial consultada al respecto del presente caso, asegura que existiría una conversación entre una persona allegada a Cedeño y un ciudadano cuyo nombre comienza por Ville.

Explica la fuente que se trata de una persona transgénero, nativo de la Vela, residenciado actualmente en Colombia y tiene una cuenta en la red social Instagram en donde afirma que entre otras cosas, compartió dichos videos a un grupo de WhatsApp sin el consentimiento de Luis Cedeño.

De ese grupo lo extrajo otra persona transgénero cuyas iniciales de su nombre y apellido son CP, pero que se apoda la pelona mala. Este habría sido quien hizo llegar los videos al influencer por @Irrael, quien se había encargado de hacerlas públicas, originando el revuelo y caso Judicial en curso.

Antes de difundir los videos y audios, el mismo influencer Irrael Gomez, en la red social instagram, contacta a Cedeño y lo increpa a que le diga quiénes son los demás involucrados.

Final terminó difundiendo el material, lo que a juicio de algunos abogados consultados debería generar alguna responsabilidad toda vez que, si su intención era algún castigo moral contra «el Divo», terminó exponiendo al escarnio público al adolescente.

A juicio de los juristas consultados, si se parte del hecho que en la era 2.0 muchas personas poseen una legitimación comunicacional por el carácter penetrable que tienen en las redes y que divulgaciones de información como esa, se habría hecho pensando en buscar popularidad o seguidores, eso tendría que estar incluido en la presente investigación toda vez que es publico y notorio de que difundió el material, hecho que lo hace susceptible de ser investigado conforme a lo dispuesto en el artículo 24 de la Ley Especial Contra los Delitos Informáticos.

Caen en la misma situación los dos transgéneros quienes se habrían agavillado para difundir el material pornográfico.

De momento ninguno ha sido llamado ni citado a declarar, siendo que Luis Cedeño y el otro muchacho siguen presos como consecuencia de aquella noche loca con un adolescente que grabaron en video y que terminó filtrándose al mundo.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar