Opinión

Opinión| La fama de los guerreros corianos

Esa fama nacional no viene de la guerra de la independencia sino todo lo contrario.


Esta mañana mi compadre Abraham me hizo un breve y certero análisis político al cual respondí: “Compadre usted está más claro que las aguas cristalinas del Río Santo Domingo”.

Abraham aprovecha la referencia del Río Santo Domingo para recordar que fue en ese hermoso río donde la mamá de Josefa Camejo hace más de 200 años murió ahogada cuando la canoa en la que atravesaba el Santo Domingo, se volcó por las turbulencias del río crecido.

Efectivamente doña Sebastiana Talavera y Garces se había ido en 1811 del Hato Aguaque en Paraguana a la provincia patriótica de Barinas con su hija Josefa Camejo que apenas contaba con 20 años, desde donde las había mandado a buscar su hermano el Insigne Coriano Monseñor Mariano de Talavera y Garces, (reconocido por el libertador como el mejor tribuno de la patria), quien fungía como Secretario de la Junta Patriótica de Merida.

Monseñor Talavera influenció mucho en la formación de nuestra heroina falconiana y le inculcó allá en Barinas las ideas por la independencia de la patria.

Conocida es la famosa carta que Josefa junto a otras mujeres patriotas le dirige al gobernador de Barinas Pedro Briceño del Pumar cuando los realista acosan la ciudad…le dice Josefa Camejo en nombre de otras numerosas y valientes mujeres:

“El sexo femenino, señor gobernador, no teme los horrores de la guerra, antes bien, el estallido del cañón no hará más que alentar, su fuego encenderá el deseo de libertad…”.

Sin embargo, muy a pesar de la heroica defensa de los patriotas, Barinas es retomada por los realista y en la huida apresurada cruzando el ribereño Santo Domingo fallece ahogada doña Sebastiana en una noche oscura sin luna ni estrellas. En Guanare en medio de una profunda tristeza pudo su hija Josefa Venancia de la Encarnación darle cristiana sepultura a su madre.

Ciertamente está fue la primera conexión que conozco ente Barinas y Falcon. Pero a pesar de la distancia hay otros vínculos históricos. Te cuento uno mas Abraham. Cómo usted sabe compadre los corianos adquirieron gran fama en todo el país de ser hombre valientes, jodidos y de armas a tomar. Esa fama nacional no viene de la guerra de la independencia sino todo lo contrario.

Cuando el Generalísimo Francisco de Miranda desembargo por La Vela de Coro aquel 3 de agosto de 1806 los corianos presos del miedo fueron a parar la carrera a Sabaneta, Mitare, Río Seco y más allá.


Al llegar a Coro encontró una ciudad desierta porque el que no se había ido estaba escondido, tanto así que a los pocos dias Miranda recogió sus macundales y se fue para Trinidad derrotado por la soledad coriana.

Luego el 19 de abril de 1810 la Provincia de Coro no se suma al movimiento emancipador, se convierte en un bastión de los realistas y termina siendo la última provincia que se incorporó a la lucha por independencia.

Eso gracias a Josefa Camejo que desde Paraguaná vino a Coro a desplazar a los realista cuando faltaban apenas 50 días exactamente para la batalla de Carabobo que le dio la independencia definitiva a la patria en 1821.

Le he escuchado a algunos paraguaneros medio en juego medio en serio decir que si Josefa Camejo no va a liberar a Coro aún estarían fieles a corona española.

Se mantuvieron los corianos durante más de 10 años de guerra independentista fieles al Rey Felón Fernando VII quien en función de ello le dio el título de la muy Leal y Mariana Ciudad Santa Ana de Coro cuando retomo el poder en 1814 una vez echado Napoleón y Jose Bonaparte. Lo de Leal fue por realista y aún lo conserva rimbombante como una gran cosota.

La oportunidad de los corianos para demostrar su valía vino 37 años después de la batalla de Carabobo con el inicio y el desarrollo de la guerra federal.

Ezequiel Zamora fue nombrado en 1951 por José Tadeo Monagas comandante militar de la provincia de Coro, cargo en el que duró dos años.

El general Zamora se hizo buen amigo del General Juan Crisóstomo Falcon, por intermedio de éste conoció a su hermana Estefanía que recientemente había enviudado y con quien contrajo nupcias matrimoniales (Zamora no sólo era guapo para pelear sino guapo para criar muchacho ajeno pues la viuda tenía nueve hijos).

La diferencias de los ahora cuñados, Zamora y Falcon, con sus antiguos compañeros los hermanos Monagas, por su nepotismos y pretensiones de eternizarse en el poder, hizo que ambos regresaran 1855 en paz a la provincia de Coro para evitar pelarse con los Monagas a quienes en particular Zamora literalmente le debía la vida cuando Jose Tadeo le condono en 1848 la pena de muerte que le había impuesto Páez por el alzamiento de 1846.

En Paraguaná y la Sierra se dedicaron a las actividades agrícolas y pecuarias. Derrocado Jose Tadeo en 1858 y tomando el poder Julián Crespo tanto Zamora como Falcon y otros líderes liberales son expulsados del país. Desde el exterior y bajo la conducción de Falcon se organiza una invasión contra el gobierno conservador.

Cómo sabemos por Intrusiones de Zamora el coronel Tirso Salaverría el 20 de febrero de 1859 toma el parque de armas de la ciudad de Coro y lanza el grito de Federación.

Zamora desembarca el 22 de febrero por el Puerto de la Vela, lee la proclama de la Federación, organiza el gobierno federal en Coro y parte en campaña con sus tropas integradas mayoritariamente por corianos hacia el occidente del país.

Luego de pasar por San Felipe, Barquisimeto, Portuguesa se hace fuerte en la provincia de Barinas donde se establece el comando general de la revolución federal teniendo a Falcón como Presidente en Campaña y a Zamora como comandante en jefe de la revolución.

Es allí donde se produce esa otra conexión histórica entre el hoy estado Falcón y el estado Barinas. Es en las sabanas de Barinas donde Zamora obtiene su más brillante victoria militar en la batalla de Santa Inés donde hizo morder el polvo y humilló al ejército conservador que lo superaba ampliamente en hombres y pertrechos.

Con el ejército del gobierno en desbandada Zamora ordena su persecución hasta aniquilarlos por completo. Les da alcance en el poblado del Corozo a unos 7 km al oeste de La Ciudad de Barinas.

Allí les hace una maniobra envolvente y le prende candela a la sabana seca para reforzar el ataque contra lo que había quedado del ejercito contrarrevolucionario, que es diezmado en el Corozo.

Los sobrevivientes huyen despavorido hacia las montañas de Barinas y Merida. De allí subieron por la cordillera andina los corianos y en el Páramo van alcanzando y matando a los rezagados.

En fin de los 3.200 hombres del ejército conservador que planteó batalla en Santa Inés solo 300 hambrientos y desmoralizados llegan a Merida, ciudad bajo control del gobierno.

Jose Leon Tapia escritor barines, médico, humanista y constituyente en el año 1999, donde tuve la maravillosa oportunidad de conocerle y conversar varias veces con él en particular sobre su libro El Tigre de Guito donde cuentas las aventuras y desventuras del valeroso General trujillano Rafael Montilla.

El Dr Jose León Tapia en su libro “Ezequiel Zamora a La Espera Del Amanecer” deja registro de la bravura de los corianos.

Narra el Dr Tapia que llegado Zamora a Barinas le informan que el gobernador conservador Hipólita de la Cueva había huido con parte del parque de armas hacia Merida por la vía de los callejones. Decidió entonces Zamora perseguirlo para arrebatarle las armas que tanto necesitaban.

Escogió el general del pueblo soberano a cincuenta corianos y un baquiano.

Tomó Zamora con sus hombres rumbo a la serranía de Calderas,(tierra donde nacieron mis padres) pasó por Barinitas (mi pueblo)donde muere el llano y nace el pie de monte, siguió remontando laderas hasta Altamira de Cáceres donde le encontraron la huella a Cuevas quien iba llegando a la quebrada de la Bellaca donde decidió esperarlos mampuesteado en una casa a la otra orilla de la caudalosa quebrada.

Cruzaron primeros con el agua a cuello los hombres de León Colina quienes amarraron una larga soga al tronco de un árbol para que pasarán el resto de la tropa, de inmediato cargaron lanzando sablazos y plomo caliente en los patios y las habitaciones de la casa donde estaba Cuevas quien logró escapar dejando una reguera de muertos pero le quitaron las armas y municiones.

Pasada la escaramuza dijo entonces Zamora “Me costo reconocerá mis corianos llenos de lodo, humo y pólvora, sus rostros ennegrecidos en asalto tan terrible”.

De la batalla de Santa Inés, de acciones como la de la Bellaca y de otras más donde los corianos se destacaron por su valentía y arrojo nace la fama bien ganada de machos, osados y bien arrechos.

Se sigue reforzando la fama cuando Falcón llega a la presidencia y designa en puesto clave a sus leales guerreros corianos quienes ejercen el poder con férrea disciplina, muy contrario a su paisano Falcon quien pasa parte de sus cinco años de presidente de Venezuela en Churuguara leyendo, escribiendo poesía y compartiendo con una querida que tenía por esos lares.

El Mariscal fue derrocado en 1868 y murió dos años después producto de un cáncer en la laringe, solo y sin riquezas en Martinica dejando un legado de magnanimidad y derechos ciudadanos consagrados en El Decretó de Garantías y en la construcción liberal de 1864.

Es así como los Colina, Chirinos, Arcaya, Petit, Jurado, Lugo, y otros apellidos corianos se riegan y echan raíces por Venezuela.

Esta fama de los corianos se reafirma unos 45 años después con la actuación política y militar del corajudo General Rafael Simon Urbina nacido en Cumarebo del ya estado Falcón.

Entre otras arrojadas acciones contra la dictadura de Gomez se encuentra la invasión armada contra el benemérito en compañía del líder comunista Gustavo Machado y Miguel Otero Silva en 1929 después de haber asaltado el fortín de armas de Curazao, hecho prisionero al gobernador holandés de la Isla y apropiarse del buque norteamericano Maracaibo en el cual hicieron la travesía hasta las costas de la Vela de Coro con unos 250 combatientes donde develado el movimiento eran esperados y derrotados por el ejército gomecista.

Junto a Gustavo Machado después de varios penosos días en la sierra perseguidos por los chacharos logra llegar a Churuguara de donde sale a Colombia para después refugiarse en Mexico.

Gustavo Machado quien venía de ser oficial del estado mayor del ejército de Augusto Cesar Sandino en Nicaragua en el año 1928 se queda por unos años en Bogotá junto a Otero Silva.

El general Urbina junto con un pequeño grupo de corianos, principalmente de Churuguara y Santa Cruz de Bucaral, es protagonista principal del intento de secuestró y posterior asesinato del presidente de Venezuela Carlos Delgado Chalbaud, único magnicidio en la historia del país, hecho que conmocionó a la nación y allanó el camino para la férrea dictadura de Perez Jiménez.

Esta acción tan arriesgada y temeraria la paga con la vida el Cumarebero Rafael Simon Urbina, que muere la noche del 13 de noviembre de 1950 asesinado por policías de la Seguridad Nacional una vez que lo sacan herido de la cárcel El Obispo y lo ejecutan en la calle Atlántico en el oeste de Caracas.

Según algunos historiadores por órdenes de Pérez Jiménez cabecilla del complot.

Un final triste para un hombre valiente pues murió indefenso y a los hombres valientes les gusta morir con el arma en la mano tal y como lo afirmó su primo Domingo Urbina.

Más recientemente en la década de los 60 se consolida la percepción de los corianos como hombres vergatarios con la conformación del frente guerrillero José Leonardo Chirinos en la sierra de Coro, comandado por el mítico jefe guerrillero falconiano Douglas Bravo e integrado entre otros corianos por José Manuel Shaer, el Chema Saher, hijo del gobernador del estado Don Pablo Saher.

Por cierto que un Barines nació en Altamira de Cáceres, Noel Avila estuvo en las guerrillas con Douglas Bravo y fue uno de los últimos hombres en pacificarse.

Recuerdo que el día que regreso a la casa de su padre Don Gilberto Avila en Altamira de Caseres se le hizo un agasajo de bienvenida que contó con la presencia de Douglas y su esposa Argelia.

Yo tuve el honor de estar presente ese 9 de agosto de 1981 junto con mi gran amigo Alexis Graterol. Toda una experiencia a mis 19 años.

Cómo vemos compadre la vinculación del estado Falcón y el estado Barinas se remonta a más de dos siglos con varios episodios que llegan en el tiempo hasta la actualidad.

Siendo la más recientes las gestiones como gobernadores del estado Falcón de Aldo Cermeño y Jesus Montilla dos barineses enraizados en la región y que no le profundizó pues usted conoce esos hechos en detalles.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar