Deportes

Dortmund – Bayern | Clásico alemán a la vuelta de la esquina

El llamado clásico alemán entre el Borussia Dortmund y el Bayern Múnich regresará el martes a puerta cerrada, por las medidas para combatir la pandemia del coronavirus


El Bayern es líder con cuatro puntos de ventaja por lo que el partido puede o bien hacer más apretada la lucha por el título o bien darle a los bávaros una renta que a la postre podría ser definitiva.

Normalmente para referirse al enfrentamiento entre los dos grandes en Alemania se usa la palabra española, a menos desde que los dos equipos disputaron la final de la Liga de Campeones en 2013, en clara alusión a los duelos entre el Real Madrid y el FC Barcelona.

La «clasificación eterna de la Bundesliga», que publica regularmente la revista «Kicker», muestra a los dos clubes en las mismas posiciones que tienen en la clasificación actual pero con una ventaja enorme para el Bayern.

El Dortmund-Bayern no fue siempre el partido clave del fútbol alemán.

En los años 70 los duelos contra el Borussia Mönchengladbach eran los que más interés despertaban en la afición.

El Gladbach, por lo demás, en lo que a la Bundesliga se refiere, fue el mejor equipo alemán los 70.

En la primera mitad de los 80 el rival por excelencia del Bayern fue el Hamburgo, ahora en segunda división.

En la segunda mitad de esa década el Hamburgo fue relevando por el Werder Bremen, que ahora lucha contra el descenso.

El Dortmund solo vino a convertirse en la segunda fuerza del fútbol alemán en la segunda mitad de los noventa.

En 1995 y 1996 el Dortmund se coronó campeón alemán con Ottmar Hitzfeld en el banquillo y en 1997 ganó la Liga de Campeones aunque tuvo que resignarse en ver como el Bayern se llevaba la ensaladera.

En 1998 el Kaiserslautern, ahora en tercera, se coló entre los dos grandes y se llevó el título.

Para la temporada 1998/1999 Hitzfeld pasó al Bayern que ganó la Bundesliga tres temporadas seguidas.

En esa racha del Bayern el Dortmund pareció perder su condición de principal rival fueron el Bayer Leverkusen, en 2000, y el Schalke, en 2001, quienes le disputaron hasta la última jornada el título al Bayern que en 1999 prácticamente no había tenido rivales.

Sin embargo, cuando se rompió la racha bávara -en 2001/2002- al final el campeón fue otra vez el Dortmund que, sin embargo, después entró en una grave crisis por problemas económicos de los que, sin embargo, salió fortalecido tras un cambio de directiva.

Entre el 2003 y 2010 el Bayern ganó cinco veces la Bundesliga con cinco entrenadores distintos -Hitzfeld (2), Felix Magath (2) y Louis van Gaal, y perdió tres ante el Bremen, en 2004, el Stuttgart, en 2007, y el Wolfsburgo, en 2009.

En 2011 empezó una especie de rebelión del Dortmund con un equipo joven, dirigido por Jürgen Klopp, que dominó la Bundesliga a su antojo.

En 2012 el Dortmund de Klopp no sólo ganó la Bundesliga sino también la Copa de Alemania, goleando al Bayern en la final por 5-2.

La final de la copa llevó al presidente del consejo directivo del Bayern, en el banquete tradicional ese misma noche, que había que «reconocer y corregir a la mayor brevedad posible», el hecho de que en Alemania había un equipo mejor que el club bávaro.

En la temporada siguiente el Bayern de Jupp Heynckes ganó el triple. En la Liga de Campeones el rival fue el Borussia Dortmund.

En la Copa de Alemania, con un solitario gol de Arjen Robben, los bávaros echaron al Dortmund en semifinales. Esa fue la primera victoria del Bayern contra el Dortmund en casi tres temporadas.

Luego empezó la hegemonía bávara que sigue hasta ahora con el récord de siete Bundesliga consecutivas: dos con Heynckes, tres con Pep Guardiola, una con Carlo Ancelotti y una con Niko Kovac.

Kovac y Ancelotti, sin embargo, no lograron terminar su segunda temporada.

El italiano fue relevado por Heynckes y el croata por Hansi Flick que está ahora al frente del equipo.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar