Internacionales

Detectan 400 infectados de coronavirus en una fábrica alemana

El matadero de Tönnies, el más grande del país, que supone una quinta parte del suministro total, se vio obligado a cerrar sus puertas


Un bloque de apartamentos de Berlín también ha protagonizado un brote con 70 casos.

Las autoridades de la región de Gütersloh, en Renania del Norte-Westfalia (oeste de Alemania), ordenaron este miércoles el cierre de todas las escuelas y guarderías después de que cientos de trabajadores del matadero más grande de Alemania dieran positivo por COVID-19.

El diario regional Westfalen-Blatt adelantó que unas 475 personas dieron positivo por el nuevo coronavirus, lo que se suma a otros 128 casos previos en el matadero de Tönnies.

La empresa ha cerrado sus puertas y se ha puesto en cuarentena a todos sus empleados y sus familias, en total más de 7.000 personas.

Los resultados de otras 400 pruebas estaban todavía pendientes.

El brote en el matadero, ubicado en la localidad de Rheda-Wiedenbrück ha elevado el número de casos en la región muy por encima del umbral establecido por el gobierno para tomar medidas de emergencia, que se establece en 50 nuevas infecciones en una semana por cada 100.000 habitantes.

Las autoridades estudian si tomar medidas adicionales, como cerrar tiendas y restaurantes, para contener el brote.

Aunque según la portavoz del gobierno local el cierre de colegios hasta las vacaciones de verano, que empiezan a final de junio, debería ser suficiente para evitar la propagación a la población.

Westfalen-Blatt informó de que los funcionarios creen que algunos de los casos fueron importados de otros países por trabajadores migrantes que aprovecharon las fronteras europeas recién abiertas para visitar a sus familias.

Algo en lo que coincide con la empresa, para la que las vacaciones y dos fines de semana alargados con festivos y días de puente han servido para que muchos de sus empleados, procedentes de Rumanía y Bulgaria, hayan aprovechado para viajar a sus países de origen.

Además, aparentemente la refrigeración de las habitaciones propiciaron la transmisión del virus, dijo el representante de Tönnies, Gereon Schulze Althoff.

«Solo podemos disculparnos», dijo el portavoz de la compañía, Andre Vielstädte, que explicó que habían trabajado «intensamente» para «mantener el virus fuera».

En mayo, otra fábrica de carne de la región tuvo también un brote menor de coronavirus.

Otro brote en Berlín

Mientras tanto, en Neukölln en Berlín, el número de personas infectadas en los bloques de apartamentos en cuarentena continuó aumentando: se han reportado 70 casos, dijo el alcalde del distrito el martes por la noche.

El brote, sin embargo, no representa un riesgo para la población general de la capital para las autoridades de Berlín.

A pesar de las conexiones con otros distritos, la probabilidad de que surja un problema generalizado «no es particularmente alta», dijo el jefe del departamento de salud de Reinickendorf , Patrick Larscheid, a la radio pública local.

Estableció una conexión con los brotes en Renania del Norte-Westfalia: «los afectados tanto aquí y como allí, vivían tan aislados que el virus probablemente no se pudo propagar».

El público en general está perdiendo la disciplina cuando se trata de cumplir con las medidas de prevención ante el coronavirus, dijo.

Así, por supuesto, en la situación actual, es aún más difícil explicar a la gente que esto no ha terminado y que el cumplimiento de una cuarentena supone proteger a las otras personas.

Se quejó.

Los grupos afectados por el brote son pobres y en su mayor parte también sin educación, añadió: son difíciles de proteger.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar