Internacionales

En 100 días de la pandemia Bolivia alcanza 697 decesos

Al margen de los hospitales, las morgues y los hornos crematorios en Cochabamba y Santa Cruz ya no dan abasto.


Al cumplirse 100 días de la llegada del nuevo coronavirus (COVID-19) a Bolivia, el país andino experimenta una curva acelerada de contagios en las dos últimas semanas que provocó el colapso del sistema hospitalario, con 21.499 contagios confirmados del nuevo virus, 697 muertos y 4.320 recuperados.

El Ministerio de Salud evaluó como preocupante el promedio de casos en la última semana cuando se registraron picos elevados entre 600 y 800 confirmados de la COVID-19 por día, lo que duplicó en dos semanas el número de 11.000 a 21.499 infectados.

«Cada día que pasa, los casos se incrementan y se confirman las previsiones de los picos altos. Se pueden volver a tomar medidas excepcionales si los contagios siguen en aumento», dijo a los periodistas el director de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto.

Reconoció que tres departamentos como Santa Cruz (este), Beni (noreste) y Cochabamba (centro) se han mostrado el desborde de casos.

Los dos primeros casos del nuevo coronavirus llegaron a Bolivia el 10 de marzo de 2020.

Fernando Romero, dirigente del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes), comentó a Xinhua que la pandemia desnudó el sistema de salud precario de Bolivia, en medio de algunos hechos de corrupción de autoridades del gobierno interino que pretendieron aprovechar la situación para sacar rédito en la compra con sobreprecio de equipos de bioseguridad y respiradores.

«Parece que no basta las marchas de protesta, porque el gobierno (interino) no hace caso a nuestras demandas. Los hospitales colapsaron, las morgues están en el límite, nuestra gente de salud está muriendo porque no tenemos equipos de bioseguridad ni condiciones hospitalarias. Estamos en crisis», afirmó el galeno.

Los centros hospitalarias de los departamentos, Santa Cruz, Beni, Pando, Cochabamba y La Paz están virtualmente abarrotadas por el ingreso de pacientes con la COVID-19.

Al margen de los hospitales, las morgues y los hornos crematorios en Cochabamba y Santa Cruz ya no dan abasto para cubrir la alta demanda de personas que perdieron la vida por el COVID-19, según el reporte de las televisoras.

El Ministerio de Salud anunció que a fines de julio y principios de agosto se reportarán cifras de picos altos de contagios y alerta de posible colapso hospitalario.

Proyectó sobrepasar las 100.000 personas infectadas en el país hasta fines de julio y principios de agosto.

Además, la Unidad de Epidemiología perfiló, en ese periodo, entre 5.000 y 7.000 decesos, dependiendo de los cuidados que asuma la población.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar