Deportes

En su estreno Aníbal Sánchez venció a los Yanquis

En su estreno el lanzador aragüeño guió a los Marlins a propinarle la primera blanqueada del año a los Yanquis, 5 carreras por 0.


A lo largo de 14 temporadas con cuatro equipos de MLB, el maracayero Aníbal Sánchez ha intervenido en más de 300 encuentros en los que ha cosechado balance parejo de 108-108, con actuaciones sobresalientes como un no hit no run en su año de novato, seis blanqueadas, cuatro faenas completas de apenas un hit permitido, un partido de 17 ponches, un liderato de efectividad en la Liga Americana y dos intervenciones en Serie Mundial.

 Pero sin lugar a dudas que uno de los episodios de mayor importancia de su carrera debe ser el que vivió cuando los Marlins lo reclamaron desde su filial doble A, para debutar el domingo 25 de junio de 2006, hace justamente 14 años, y se convirtió en el integrante número 191 de la lista histórica de bigleaguers venezolanos.

Apenas 24 horas antes, Sánchez tenía previsto enfrentar a los Soles de Jacksonville, en su décima sexta apertura del año en la Southern League con los Mudcats, en Zebulon, Carolina del Norte, cuando el mánager falconiano, Luis Dorante, lo llamó a las oficinas del Five County Stadium, para darle la noticia del ascenso y entregarle el boleto aéreo para viajar esa misma tarde a Nueva York.

La convocatoria de Sánchez fue una decisión de emergencia tras ser suspendido por lluvia el partido del día 24 y reprogramado en doble cartelera dominical del 25.

Al novato venezolano que entonces contaba 22 años de edad, lo designaron para iniciar el partido de fondo, con el derecho de ascendencia mexicana Shawn Chacón como su rival.

En su estreno el lanzador aragüeño guio a los Marlins a propinarle la primera blanqueada del año a los Yanquis, 5 carreras por 0, con excelente trabajo de 5.2 entradas, en las cuales aceptó siete hits, no concedió base por bolas y recetó par de ponches frente a 24 rivales con un  total de 96 envíos.

Junto a Leal y Chacín

Sánchez se unió al larense Luis Leal y al zurdo zuliano Gustavo Chacín como el tercer abridor venezolano que en su estreno en Grandes Ligas logran vencer a los Yanquis, en el mítico escenario neoyorquino.

Otros dos abridores venezolanos, Beiker Graterol, con los  Tigres en 1999, y Eduardo Villacis, con los Reales en 2004, sufrieron reveses en su debut en Yankee Stadium.  Para ambos serpentineros esa fue la única presentación de sus carreras en MLB.

Tanto Leal como Chacín derrotaron a los mulos vistiendo el uniforme de los Azulejos. Leal lo hizo el domingo 25 de mayo de 1980 con trabajo de 7.2 innings, 12 hits permitidos, tres carreras, cuatro boletos y sin ponches, en el choque que ganaron los canadienses 9 por 6, en tanto que Chacín permitió tres anotaciones en siete actos con tres pasaportes y par de abanicados, para que los celestes se impusieran 6 anotaciones por 3 en su debut, el lunes 20 de septiembre del año 2004.

Miguel Cabrera, compañero de Sánchez en el beisbol menor maracayero de los años noventa, le ofreció respaldo ofensivo en ese histórico primer triunfo, con cuadrangular solitario en la tercera entrada.

Coronó con No Hit No Run

Lo que resultó una apertura de resolver un apuro se convirtió en todo un suceso y obligó Joe Girardi, entonces dirigente de los Marlins, a incorporar de forma permanente a Sánchez en su rotación.

Entre junio y septiembre, el novato venezolano intervino en 18 juegos, 17 en rol de abridor, finalizó entre los mejores lanzadores novatos con una blanqueada y dos juegos completos, fue el noveno lanzador con más triunfos (10) del viejo circuito, lanzó un partido sin imparable ni anotación el 6 de septiembre frente a los Cascabeles de Arizona y ocupó la novena casilla en la votación para el premio Novato del Año de la Liga Nacional.

En la joya de pitcheo que labró en  la 14° presentación de su carrera, enfrentó a 31 enemigos, obsequió cuatro boletos y recetó media docena de ponches. Facturó así el No hit No  Run número 233 en la historia de MLB y el segundo para un venezolano, después del que  protagonizó Wilson Álvarez con los Medias Blancas ante los Orioles en 11 de agosto de 1991.

Sánchez firmó originalmente con los Medias  Rojas de Boston en el año 2001, debutó en 2002 en la Liga de Novatos de Venezuela y se perdió la campaña de 2003 tras ser sometido a “cirugía Tommy John” en el codo derecho.

Luego de dos exitosas campañas en el sistema de sucursales de los patirrojos pasó a Florida, junto con el dominicano Hanley Ramírez. En la negociación Boston recibió al lanzador Josh Beckett y al antesalista Mike Lowell.

Casi siete temporadas estuvo en las filas del club de Miami, con el cual dejó marca vitalicia de 44-45 con 3.75 de efectividad en 133 juegos.

A finales de julio de 2012 fue a parar a los Tigres de Detroit junto con Omar Infante en un cambio que llevó a Miami a Rob Brantly, Brian Flynn y Jacob Turner.

Con Detroit estuvo por seis certámenes en los que consiguió balance de 46-49 con 4.43 de efectividad en 151 encuentros. El 26 de abril de 2013, en partido interligas contra los Bravos, empató con Johan Santana el récord de ponches para criollos en un juego al abanicar a 17 enemigos. Con los felinos acudió por por primera vez a la Serie Mundial , perdió el tercer juego frente a los Gigantes de San Francisco.

Al concluir la campaña de 2017 se declaró agente libre nuevamente y en febrero de 2018 aceptó oferta de los Mellizos. La organización de Minnesota lo dejó libre días antes de comenzar la temporada. Entonces consiguió una nueva oportunidad con los Bravos de Atlanta, club al que ayudó a ganar el título de campeón divisional en 2018.

En 2019 formó parte de la rotación de los Nacionales de Washington y por quinta ocasión en su carrera asistió a la postemporada. Intervino en tres juegos contra Dodgers, Cardenales y Astros. Perdió el tercer juego de la Serie Mundial contra Houston.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar