Especiales

Periodismo 24/7

Hoy más que nunca la satisfacción de informar, de llegar, de estar, de abrazar a la gente, la fuerza innovadora y creativa de todo un equipo que se entrega a sus labores para cumplir con los lectores, es la razón de ser de cada periodista que integra esta casa editorial y que asume la vida con virtudes y valores.


El periodismo es el arte de acortar distancias acercando palabras, de tomar las realidades en pequeñas porciones y compartirlas para ayudar a entenderlas. En el diario Nuevo Día, esta habilidad ha cobrado fuerza desde marzo cuando las autoridades decretaron la cuarentena en todo el país para frenar el avance de la COVID-19.

En general, los medios de comunicación se enfrentan a la tarea de informar sobre la crisis de la COVID-19 en condiciones de trabajo excepcionales. A los escollos intrínsecos a la profesión, ahora se suma la “descomposición” del centro de trabajo, el distanciamiento físico, la carga psicológica de la enfermedad y el miedo al contagio y a contagiar.

El equipo de periodistas de Nuevo Día continúa “haciendo calle”, como se denomina en la jerga periodística a recoger historias ciudadanas. Aquí el enemigo no se ve y el miedo es al contagio, por eso el personal extrema las precauciones y siguen las medidas sanitarias aconsejadas, la comunicación con sus compañeros es siempre virtual.

Hoy 27 de junio, cuando se celebra el Día Nacional del Periodista, la labor de informar cumple un papel esencial en esta crisis, porque sirve como vehículo para transmitir informaciones vitales: qué conviene hacer, cómo cuidarse, qué precauciones se han de tomar, qué se permite y qué se prohíbe. Destaca además la función crítica frente a la gestión de los políticos en la pandemia y la vigilancia de los eventuales excesos del poder en una situación en la que se han limitado tanto las libertades de los ciudadanos.

En Nuevo Día, seguimos de pie, promoviendo la bandera de la solidaridad, de la empatía de la prevención. Hoy más que nunca la satisfacción de informar, de llegar, de estar, de abrazar a la gente, la fuerza innovadora y creativa de todo un equipo que se entrega a sus labores para cumplir con los lectores, es la razón de ser de cada periodista que integra esta casa editorial y que asume la vida con virtudes y valores.

Celebramos nuestro día con compromiso, asumiendo en cada letra los acontecimientos, las tristezas, las alegrías y los testimonios de la gente: compartiendo y estrechando con eterna solidaridad las manos de los falconianos.

Jorge Alguinzones, gerente de Redacción:

Pasión de vida

Desde hace mucho tiempo he pensado que el periodismo es una herramienta para construir y estar cerca de la gente, por eso, esta situación, es un momento para que aún más esta noble profesión se ponga del lado de los ciudadanos, llevándole información verificada y veraz.

Como editores mantenemos el contacto con los reporteros para plasmar en cada letra la realidad.

Elier Rafael Galicia, editor:

Es algo serio

Mi vida ha cambiado en todos los sentidos. Para mí no ha habido cuarentena, ni descanso, el equipo editor ha estado al frente de la pauta que los periodistas ejecutan en la calle. Muchos no saben de nuestras funciones, pero sobre nosotros recae el trabajo duro: revisar agencias, revisar las notas de los periodistas y en algunos casos, rehacerlas para que todo salga como tiene que salir.

Yaneth chacón, coordinadora Punto Fijo/Editora:

Compromiso sin descanso:

La sala de redacción de Nuevo Día es mi segunda casa, pues paso más tiempo allí; esta es una profesión de mucho compromiso y así lo hemos asumido siempre. Desde que comenzó la cuarentena tomamos las medidas para garantizar la protección de todos, pero sin dejar de salir a la calle.

En esta larga jornada, he tenido la compañía y el apoyo de mi hijo quien siempre me acompaña.

Anaílys Vargas, editora Web:

Ha sido una bendición

Ha sido una bendición trabajar en tiempos de pandemia, ya que no hay pruebas que Dios no le ponga a quien no puede vencerlas y los periodistas estamos donde esté la noticia; somos guerreros por naturaleza.

Jamás imaginé vivir una situación como esta, porque ha sido una jornada agotadora. Todo pasa por algo, de esta experiencia saldremos fortalecidos.

Maribel Olivares, Investigación, innovación y desarrollo:

Informar con valentía

Desafiar la calle y buscar la noticia cuando se libra una guerra contra un enemigo invisible, ser la ventana al mundo de una población confinada son desafíos que confirman la máxima de Gabriel García Márquez sobre este trabajo tan malquerido, que es el periodismo: “El mejor oficio del mundo”.

Un oficio que tiene nuevos retos, como por ejemplo investigar temas de futuro, en salud, ambiente, sociedad, para iluminar un mundo que puede ser mejor.

José Vicente Rojas, periodista (Generales)

Reto lleno de logros

Al principio sentí temor al tener que trabajar en época de pandemia, pero al reflexionar comprendí que el periodismo es una profesión de alto riesgo y por ende, debemos asumir las previsiones.

Ha significado un gran reto lleno de logros y valiosos testimonios de quienes también se han arriesgado por preservar la salud y la vida de los semejantes.

Zuly Jiménez, periodista (Investigación, innovación y desarrollo)

Es un reto

Hacer periodismo en cualquier época es un reto. Y en las circunstancias actuales en la que la salud del mundo está a merced de un micro virus más que un reto es una oportunidad para ratificar el compromiso que se tiene con la profesión.

Me reconforta el saber que con nuestro trabajo le estamos llevando un poco de tranquilidad a la población; además de datos útiles para evitar el contagio.

Járrinsson López, periodista (Deportes)

Una experiencia inédita

Ver como el coronavirus paralizó toda la actividad económica y deportiva en todo el mundo ha sido una experiencia inédita: jamás imaginé vivirla.

Es inevitable sentir temor a ser contagiado, pero mi gran tarea como ciudadano es  asumir con seriedad y responsabilidad las medidas de prevención para cuidarme, cuidar a mi familia y al resto de las personas.

Irene Revilla, periodista (Sucesos):

Quedará para la historia

Trabajar durante la pandemia ha sido un verdadero reto porque luchamos a diario contra la desinformación y las noticias falsas, aunado a los problemas eléctricos y de conectividad.

Esto, además del riesgo que implica contagiarnos en la calle y contagiar a nuestra familia.

Los periodistas hacemos un gran esfuerzo por llevar día a día el registro de la historia.

Josmary Escalona, periodista web:

Verdad versus rumores

Hacer periodismo cuando la tecnología puede jugar en contra de la veracidad es algo titánico; la creación de rumores, las opiniones sin fundamentos y los comentarios mal intencionados pueden desestabilizar a toda una sociedad aún más en tiempos de pandemia.

No es tiempo para el sensacionalismo, ni el batacazo, ni de quien lo diga primero sino de ser responsable.

José Faneite, periodista web:

No todo está perdido

El trabajo durante esta pandemia ha sido un doble esfuerzo y doble dedicación. Es saber que debes hacer llegar la mayor cantidad de información posible a los lectores, información que debe ser fidedigna, y sobre todo, con un toque de humanidad, expresar que no todo está perdido. Hemos dado el todo con la satisfacción de hacer un buen trabajo.

Gerardo Morón, periodista (Sucesos):

Un nuevo desafío

La pandemia es un desafío, pero más para quienes somos periodistas pues, con el mundo paralizado, todo gira en torno a las noticias que ayuden a las personas a estar informadas y contener la ansiedad por el encierro.

Vine de visita a Barquisimeto a ver a mis hijos y aunque no he podido regresar a Coro, la tecnología ha hecho que pocos noten esa ausencia, incluso en el periódico.

Marianny Chiquito, periodista (Generales):

Compromiso sin dilema 

El riesgo que significa salir a la calle en medio de la pandemia, no representa un dilema ético entre si la labor debería seguir haciéndose o no. Somos un servicio público y tenemos que estar en donde nos necesiten y en este momento nos necesitan en la calle.

Los buenos periodistas no son soberbios, conocen sus limitaciones y no se conforman con una primera fuente.

Regmy Castañeda, periodista (Generales):

Mayor compromiso

Nunca imaginé  salir a la calle con un tapaboca y evitar saludar de manos. Nuestra vida y manera de trabajar cambió en poco tiempo con la llegada de la COVID-19.

El periodista en tiempos de pandemia cumple un papel fundamental, ya que tenemos el deber de publicar informaciones reales y comprobables para mantener informados a nuestros lectores.

Willian Blanco, periodista (Generales):

Esfuerzo con pasión

Hacer periodismo es enfrentarse a la sociedad con mística y responsabilidad, y en tiempos de pandemia lo hacemos para mantener informada a la ciudadanía.

La responsabilidad de todo periodista es llevar a la comunidad la realidad que ocurre en el país y el mundo, y más durante la pandemia, a pesar de la poca información que aportan los organismos gubernamentales.

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar