Opinión

Prociudadanos y su líder, la gota incómoda para las legislativas

Leocenis García despierta resquemores en Miraflores.


Conforme el régimen de Maduro y un grupo minoritario de partidos agrupados en una Mesa de Diálogo, instalada en la cancillería de Venezuela, avanzan hacia unas elecciones parlamentarias, hay una figura polémica que parece incomodar el tablero.

Leocenis García se ha convertido en el principal promotor de la vía electoral en su país. El exeditor del expropiado grupo 6to. Poder es la figura más joven de quienes quieren liderar la opción de ir a votar, pese a que la comunidad internacional, especialmente EE. UU., se oponen al proceso.

A estas alturas del juego, los partidos del eje de la llamada Mesa, están habilitados. Así como las tarjetas de Primero Justicia, ahora en manos del diputado José Brito y Acción Democrática en manos de Bernabé Gutiérrez.

Sin embargo, Prociudadanos aún no ha sido proclamado partido, a pesar que en Gaceta Oficial del órgano electoral fue autorizado a usar las siglas Liberal Prociudadanos. Según García, el Consejo Nacional Electoral (CNE) mantiene un silencio administrativo sobre las firmas que consignaron hace más de medio año.

García, a pesar de no tener antecedentes como dirigente político -sino hasta hace dos años cuando incursionó después de una polémica vida como dueño y empresario de medios de comunicación- , mantiene una campaña en las zonas más populares a favor del voto, a pesar que su “partido” Prociudadanos no está reconocido por el CNE.

A diferencia de los otros participantes en la carrera electoral, García mantiene sólidos contactos con Washington. Los llamados think tank (cuya traducción literal del inglés es «tanque de pensamiento» como el CSIS, Wola o el Council on Foreign Relations, le reciben constantemente en reuniones online que publicita en sus redes.

Estos «tanque de pensamiento» son determinantes en las políticas que el Departamento de Estado adopta sobre diversos temas. García ha mantenido contacto con Mauricio Clavier, miembro del Consejo de Seguridad y postulado representante en el BID y hombre de confianza de Trump.

También Leocenis García se reunió (en gira de julio 2019) con Elliott Abrams, enviado especial para Venezuela y con Wyndee Parker, asesora de la presidenta de la Cámara de Representantes EE. UU., Nancy Pelosi.
Recientemente García se reunió con Almagro conjuntamente con el diputado Parra, presidente cuestionado de la Asamblea Nacional.

La reunión se divulgó al mismo tiempo que en Miraflores la oposición (que participó en selección del nuevo CNE) se reunía con el presidente Nicolás Maduro. Allí no estaba Leocenis García.

García despierta resquemores en Miraflores. Ahí tienen el problema que si lo dejan participar, García representa los intereses de los enemigos del régimen. Y si García cuestionara el proceso por no participar, se acabaría la única figura que le daría algo de credibilidad al proceso.

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar