Internacionales

Ordenan incautar carga de gasolina iraní rumbo a Venezuela

La demanda, presentada ante la corte federal para el Distrito de Columbia, afecta a los buques Bella, Bering, Pandi y Luna, actualmente con rumbo a Venezuela.


Estados Unidos emitió una orden de incautación de las cargas de cuatro petroleros que transportan gasolina iraní a Venezuela, alegando lazos con una «organización terrorista extranjera», informó el jueves 2 de julio el Departamento de Justicia.

La medida se inscribe en la escalada de presiones contra Teherán y Caracas, aliados entre sí y enemigos declarados de Washington.

La demanda, presentada ante la corte federal para el Distrito de Columbia, afecta a los buques Bella, Bering, Pandi y Luna, actualmente con rumbo a Venezuela.

Los fiscales alegan que los cargamentos involucran a afiliados a los Guardianes de la Revolución iraní, un ejército encargado de defender los valores ideológicos de la república islámica, que Estados Unidos tiene en su lista negra de «organizaciones terroristas extranjeras».

Política y economía

AFP: Parque refinador del país en estado “grave” a pesar de llegada de los buques iraníes

Citando a una «fuente confidencial», la demanda judicial señala que Mahmoud Madanipur, con vínculos con los Guardianes de la Revolución, organizó los envíos de gasolina a Venezuela, utilizando compañías offshore y transferencias barco a barco para evitar las sanciones estadounidenses contra Irán.

«Las ganancias de las ventas de petróleo respaldan toda la gama de actividades nefastas de los Guardianes de la Revolución, como la proliferación de armas de destrucción masiva y sus formas de entrega, el apoyo al terrorismo y varios abusos contra los derechos humanos, en el país y en el extranjero», dijo el Departamento de Justicia en un comunicado.

Según la demanda, a bordo de los cuatro barcos hay más de 1,1 millones de barriles de gasolina iraní con destino a Venezuela (302.502 en el Bella, 302.522 en el Bering, 259.700 en el Luna y 298.484 en el Pandi). 

La orden judicial

La orden de incautación, emitida por el juez federal James Boasberg, dispone que toda la gasolina iraní sea llevada bajo jurisdicción exclusiva de la corte federal para el Distrito de Columbia. Pero no indica cómo prevé el gobierno estadounidense confiscar las cargas.

Desde el retiro unilateral de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán en mayo de 2018, el gobierno de Donald Trump ha reimpuesto duras sanciones contra la República Islámica.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar