Emprendimiento

Akays.u.n, confección de generación en generación

La idea surgió hace dos años, cuando sus amigas de la universidad le veían prendas de vestir nuevas y ella les contaba que las confeccionaba su abuela


La familia Caldera ha promovido la confección de ropa de generación en generación, pero los nietos se han encargado del marketing que impulsan a través de las redes sociales de la marca Akays.u.n dedicada a prendas exclusivas de trajes de baño

Hay un dicho que dice: “Hijo de gato caza ratón”, en la familia Caldera, se aplicó y con la llegada de las generaciones han ido impulsando la esencia de la familia que es coser ropa al gusto del cliente y hacer prendas exclusivas.

Xiomara Caldera es la encargada de darle forma a los trajes de baño que crea su nieta Ana Ávila, una estudiante de medicina que junto a su novio, vieron en las manos de la abuela el poder para crear prendas exclusivas y únicas para cada persona.

La idea surgió hace dos años, cuando sus amigas de la universidad le veían prendas de vestir nuevas y ella les contaba que las confeccionaba su abuela.

Desde entonces visionó el negocio, pero enfocado hacía los trajes de baño.

Ana Ávila, acompañada de su novio, Daniel Revilla, un médico que presta servicios en el Hospital Doctor Rafael Calles Sierra, viaja a las ciudades centrales del país en busca de telas importadas y de moda para que su abuela pueda coser los modelos que le solicitan y los que ellos diseñan.

Se han convertido en un equipo de trabajo que no deja de trabajar, pese a la cuarentena social que atraviesa el país para evitar la propagación del COVID-19, siguen creando piezas únicas, porque hay clientes que siguen comprando o mandan a hacer sus piezas para disfrutar una vez que pase el confinamiento.

La dificultad que han tenido es que no pueden viajar por la prohibición del cruce entre estados, sin embargo están coordinando con familiares que vivan en estas ciudades para que les envíen el material que necesitan.

Para la pareja y la abuela, la clave está en la persistencia y la perseverancia para ejecutar algún proyecto, pues creen que con unión y coordinación cualquier proyecto puede ejecutarse.

Esta pareja ha decidido trabajar por sus propios ingresos y es a través de las redes sociales que ofrecen las piezas, aunque al mismo tiempo trabajen y estudien.

Creen que es necesario emprender las metas o de lo contrario, jamás podrán saber si funcionó.

Por ello tomaron la decisión de comenzar el proyecto y desde entonces no han parado.

Tienen como meta impulsar la marca de trajes de baño para niños y caballeros, con ideas diferentes a lo que se encuentra comúnmente en el mercado, pero esperan que cese la cuarentena para llevar a cabo el proyecto al siguiente paso.

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar