FalcónGenerales

Dios se revela en los humildes

En la parroquia Nuestra Señora de Belén, celebraron 121 años de la consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento.


A puertas cerradas y ante un número limitado de feligreses, que guardan el respectivo distanciamiento social, el párroco de Nuestra Señora de Belén, presbítero Robinson Jiménez ofició la misa dominical.  

La liturgia del XIV Domingo del Tiempo Ordinario, se hace eco del evangelio de San Mateo, en el que Jesús llama  “Vengan a mí todos los que están fatigados y sobrecargados, y yo les daré descanso.

Durante la homilía, el padre Robinson explicó que el Señor Jesús inicia con una aclamación de acción de gracias al Padre, por revelarse a los más humildes y no a los sabios.

Resaltó que Dios se revela en los más sencillos y humildes. En el texto bíblico Cristo e hace una exhortación a los fariseos y letrados; los que supuestamente eran quienes comprendía la Ley y las escrituras, pero tenían corazón de piedra, duro y como soberbio nunca darían a conocer la naturaleza humilde y sencilla de Dios.

Jesús agradece al Padre que se le haya revelado a las personas sencillas y los más humildes, entonces los cristianos de hoy, deben entender el mensaje del evangelio, están llamados a ser reflejo de un corazón misericordioso, bondadoso, humilde, sencillo, fraterno que entierre todo egoísmo.

Explicó el sacerdote que la revelación del Señor puede ser recibida y reflejada a través de su palabra, meditándola, comprendiéndola y discernir la verdadera voluntad de Dios.

También destacó que en el evangelio, Jesús de Nazaret se ofrece como buena noticia de esperanza, para quien se sienten cansados, fatigados o agobiados por la carga.

Una de las intenciones de la misa fue la de celebrar 121 años de la Consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento, es el único país que lo ha hecho, fue el 2 de julio de 1899, por parte del entonces obispo de caracas, Críspalo Uzcátegui.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar