Internacionales

China exigió «cese de intervención» a EE.UU. y afianzar lazos de cooperación

China exhortó a Estados Unidos a dejar de apostar por la «belicosidad» y volver al camino del diálogo para fomentar la cooperación bilateral


Durante su intervención en un foro académico entre ambos países, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, planteó la necesidad de trabajar en la misma dirección, respetar las reglas y leyes internacionales, y sostener negociaciones en condición de iguales, refiere Prensa Latina.

Según recordó, durante 41 años de vínculos las partes se complementaron, beneficiaron mutuamente de sus respectivas fortalezas y articularon los respectivos intereses, con saldo positivo para el desarrollo global.

Wang indicó que el desacoplamiento promovido por Estados Unidos es desacertado, lo rechaza la comunidad internacional e incluso 74 % de sus empresas con negocios aquí, universidades y cientos de organizaciones agrícolas que exigieron al presidente Donald Trump mantener la fase uno de un acuerdo comercial.

En ese sentido, planteó reactivar los canales de comunicación para despejar las desconfianzas, los cálculos erróneos, mentiras y enfoque del McCarthyismo que rodea toda la información relacionada con China transmitida en suelo norteamericano.

Las suspicacias sobre China (…) alcanzaron el punto de la paranoia. Parece que cada inversión tiene motivos políticos, cada estudiante es espía y cada iniciativa de cooperación tiene una agenda oculta.

Acotó.

El canciller reafirmó la voluntad de Beijing a volver al diálogo de manera que se resuelvan apropiadamente los asuntos conflictivos y promuevan los intercambios entre departamentos gubernamentales, regiones y el pueblo a pueblo.

Insistió en colaborar en la lucha contra la pandemia del COVID-19, particularmente compartir experiencias sobre métodos de diagnóstico, terapias, vacunas y recuperación económica.

No obstante, Wang Yi recalcó la importancia de manejar con cautela cuestiones consideradas sensibles para China, remarcó tolerancia cero al acoso y la injerencia extranjera, además de la total determinación a proteger con los medios posibles la soberanía, la seguridad y los intereses de desarrollo.

Negó que Beijing tenga pretensiones de rivalizar o desplazar a Washington, ni tampoco de agredir, expandirse o imponer a otros su modelo de desarrollo, el cual está basado en sus tradiciones y cultura.

China no será ni podrá ser otro Estados Unidos. El enfoque correcto debe ser respetar, apreciar y aprender de cada uno (…) en este mundo diverso, China y Estados Unidos, pese a sus sistemas sociales diferentes, tienen mucho que ofrecerse y pueden coexistir pacíficamente.

Ratificó.

La insistencia de la Casa Blanca de entrometerse en cuestiones sensibles como el Tíbet, Hong Kong, Xinjiang y Taiwán pone las relaciones bilaterales en su peor etapa e incluso recientemente el mismo Wang Yi alertó que ello empuja a ambas potencias hacia una Guerra Fría.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar