Deportes

Investigan falsificación de documento en Fevefútbol

Se trataba de una denuncia que supuestamente habían hecho Rafael Dudamel y el tercer vicepresidente de la FVF, Reinaldo Berardinelli a la Fiscal Provisorio Nacional, María Morillo Pérez


El Ministerio Público de Venezuela tiene abierta una investigación por falsificación de un documento utilizado por el actual presidente de la Federación de Fútbol, Jesús Berardinelli, y el Secretario General de la FVF, Tomás Álvarez, con el propósito de convocar a un Directorio en diciembre pasado, en el que solicitarían la destitución del exseleccionador nacional, Rafael Dudamel.

La investigación realizada por Líder sobre el tema revela que en noviembre de 2019, antes del partido amistoso entre Venezuela y Japón, en Suita, el expresidente de la FVF, Laureano González, entregó a Dudamel, un documento consignado por Jesús Beardinelli en la entidad rectora del fútbol nacional. 

Se trataba de una denuncia que supuestamente habían hecho Rafael Dudamel y el tercer vicepresidente de la FVF, Reinaldo Berardinelli a la Fiscal Provisorio Nacional, María Morillo Pérez, el 17 de octubre de 2019. 

Según la fiscal ambos presentaron ante el Ministerio Público un “escrito de denuncia en contra del ciudadano Jesús Miguel Berardinelli Lezama, titular de la Cédula de Identidad V-4.497.205”.

Manejo indebido y narcotráfico

En el escrito ante la fiscal, Dudamel y Reinaldo Beradinelli, acusaban a Jesús Berardinelli, por entonces primer vicepresidente de la FVF de “manejo indebido de los recursos, así como también falta de rendición de cuenta y declaración sobre la procedencia de recursos otorgados a la federación de supuestos patrocinantes ligados al narcotráfico”.

Pero con recoge el escrito por la Fiscal, no había razones para abrir la investigación solicitada, porque “no existe una correspondencia explícita de hechos expresados en circunstancias de modo, tiempo y lugar -cómo, cuándo, dónde- que permita al Ministerio Público manifestar la necesidad de ordenar el inicio de una investigación en materia penal”.

Tras exponer otras consideraciones jurídicas, la fiscal Morillo decidió “desestimar la denuncia interpuesta por los ciudadanos Rafael Dudamel y Reinaldo Berardinelli”.

Así que firmó, estampó el sello oficial y el 22 de noviembre de 2019 se archivó el caso.

Todo fue falsificado

Este documento legal del Ministerio Público fue consignado por Jesús Berardinelli en la FVF y el Secretario General de la entidad, Tomás Álvarez, quien convocó para el 11 de diciembre de 2019, a un Concejo Directivo de la FVF.

El propósito de esta reunión era presentar el documento de la Fiscalía y tomar medidas sancionadoras contra Dudamel y Reinaldo Berardinelli. 

Todo estaba a favor de la solicitud que harían Jesús Berardinelli y Tomás Álvarez, salvo por un detalle. Nunca hubo denuncia de Reinaldo Berardinelli y Dudamel en el Ministerio Público.

La fiscal María Morillo jamás escribió el libelo, porque todo fue falsificado. 

Por tal razón, en la reunión del 11 de diciembre, asistió un Fiscal del Ministerio Público, y con la presencia de los directivos y del propio entrenador, se levantó un acta de lo ocurrido. 

No existe ningún expediente

Una de las prueba del montaje jurídico es la fecha en la que supuestamente Reinaldo Berardinelli y Rafael Dudamel acudieron al Ministerio Público. 

En el documento se afirma que ambos hicieron la denuncia el 17 de octubre de 2019. Pero en la investigación realizada por la propia FVF se comprobó que esto no ocurrió. 

Tras dirigir los partidos amistosos en el estadio Olímpico de Caracas ante Bolivia (10-10), Trinidad y Tobago (14-10) y asistir al duelo entre las selecciones sub-20 de Venezuela y Bolivia en el mismo escenario, la FVF verificó que Dudamel partió el 16 de octubre hacia Colombia, donde tiene fijado su residencia.

De modo que resultaba imposible que el 17 de octubre hubiese acudido al Ministerio Público. 

Pero, además, el expediente de la supuesta denuncia de Dudamel y Reinaldo Berardinelli, MP-253025-2019, no existe en el Ministerio Público, tal como consta en el comunicado DGAP-6- 21305-2019 suscrito por la Directora General de Actuación Procesal, MIlagos Salcedo Azuaje, que fue enviado al entonces presidente de la FVF, Laureano González. 

En este comunicado la propia fiscal María Morillo confirma  a la directora General de Actuación Procesal, Milagros Salcedo, que previa “revisión en el Sistema de Seguimiento de Casos, pudo determinar que no existe en su oficina ningún expediente asignado con el MP-253025-2019 u otro que guarde relación con los hechos narrados, asimismo señaló que desconoce la suscripción de la referida desestimación de denuncia, cuyo contenido y firma son falsos”. 

Hecho punible

¿Quién falsificó el documento, el sello y la firma de la fiscal Morillo? Tal como señala el comunicado de Salcedo Azuaje, el Ministerio Público está ante la presencia de “la comisión de un hecho punible, como lo es la falsificación de documento público y simulación de hecho punible, uso indebido de sello y difamación, previstos y sancionados en los artículos 238, 239, 242 y 442 del Código Penal respectivamente, y se procederá a la apertura de una investigación penal respectiva, así como las investigaciones administrativas y disciplinarias a que haya lugar”

Tanto Jesús Berardinelli como Tomás Álvarez están incursos en la investigación del Ministerio Público y tienen la obligación legal de explicar cómo se hicieron de esta falsificación, so pena de ser cómplices del hecho punible. 

El presidente de la FVF, Jesús Berardinelli, ya conoce el castigo por utilizar documentos falsos, pues fue condenado por incurrir en ese delito, cuando intentó adueñarse de Radio Chivacoa en Yaracuy. 

Dos años de sanción

La denuncia de falsificación de documentos también fue enviada a Conmebol y FIFA, porque Jesús Berardinelli y Tomás Álvarez habrían violando el Código de Ética de ambas entidades, lo que podría acarrearle sanciones. 

De acuerdo al artículo 24 del Código de Ética de la FiFA “está prohibido que las personas sujetas al presente código creen un documento falso, falsifiquen documentos auténticos o empleen documentos falsos. El incumplimiento de este artículo será sancionado con la correspondiente multa, cuyo importe mínimo será de 10.000 CHF, así como la prohibición de ejercer actividades relacionadas con el fútbol durante un período mínimo de dos años”. 

El uso de este documento falso para comprometer a Dudamel, debe haber influido para que el el yaracuyano decidiera apartarse de la selección vinotinto en enero pasado, cuando decidió renunciar al puesto y tomar el mando del Atlético Mineiro de Brasil.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar