Sucesos

Lo que pasó en el mercado viejo y quiénes eran los abatidos

Eran asaltaquintas: José Leal y Kendry Davalillo, célebre por persecuciones y enfrentamientos, en uno de los cuales mataron a cuatro cómplices.


La zona del mercado viejo de Coro, que en octubre del 2012 fue territorio bélico, de estallido de granadas, ráfagas de metralletas y disparos de todo calibre en aquella guerra de reclusos del antiguo Internado Judicial y las fuerzas de seguridad del Estado, registró este jueves un nuevo enfrentamiento armado, con saldo de dos muertos, uno de ellos ligado a un antiguo pran de este recinto ubicado en la calle Colón, con calle Palmasola.

A tres cuadras la cárcel, hoy convertida en un conservatorio de música, justo en la calle Churuguara, diagonal a la calle Federación, frente a una clínica, un comerciante árabe se preparaba para salir a su negocio ubicado en la calle Buchivacoa del mismo mercado viejo. Eran aproximadamente las 7:30 de la mañana.

Modus operandi de asaltaquintas

Con la Fortuner negra lista para arrancar, el árabe le pidió a su mujer abrir el portón blanco y justo en ese instante los dos hombres con franelas blancas, uno de ellos enfundado con un forro de chaleco antibalas y ambos armados con sendos revólveres y un tapabocas negro con logo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), los hicieron retroceder, cerrando el portón y tomando cautiva a la pareja, a la que amordazaron iniciando así el robo de bienes de valor.

El despliegue policial se enfocó en la casa del portón blanco, donde ocurrió el asalto y se registró el primer enfrentamiento. Foto: Carlos García

Alguno de los muchos que a las siete de la mañana iban a comprar en el mercado viejo, observó cuando los dos asaltantes irrumpían en el garaje y se lo reportó a funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas (DIEP) de Polifalcón, que junto a muchos otros policías asistieron al lugar.

Había desde temprano mucha presencia policial en el perímetro porque, a propósito del Día Nacional del Policía, estaba previsto el acto de colocación de ofrenda floral en la plaza Bolívar, distante a tres cuadras de la vivienda, a una cuadra de la cual también estaban apostados varios efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, en labores de contención por la COVID-19.

Conforme fue apretando el cerco y despliegue, los que estaban atravesados en la calle fueron conminados a abandonar el perímetro. Foto: Carlos García

Cerco policial

Reportado el asalto, el acceso por la calle Churuguara quedó restringido desde la calle Federación con Buchivacoa y hasta la calle Monzón, así como por la Colón, la que por tener la mayoría de negocios comenzó a albergar curiosos.

Durante el despliegue táctico los funcionarios de la DIEP lograron entrar a la vivienda seguidos de cerca por motorizados y efectivos de orden público.

Adentro se registró el primer enfrentamiento en el cual resultó herido uno de los antisociales que fue trasladado en una patrulla a la emergencia del Hospital Doctor Alfredo Van Grieken de Coro, en la que murió.

José Antonio Leal García fue el primero en ser ultimado. Foto: Cortesía

José Antonio Leal García era su nombre. Tenía 25 años y vivía en la calle 7 del sector 2 de la urbanización Cruz Verde de Coro, donde el 24 de mayo del 2014 había encañonado con una pistola a una mujer para robarle el celular.

Lo procesaron por robo agravado, su segundo delito con uso de arma de fuego, apenas tres meses de haber sido detenido por porte y detención de arma de fuego.

Ante la información de que el segundo implicado había huido saltando techos y por los solares, la persecución se extendió hasta estos espacios. Foto: Cherry Domínguez

Búsqueda y caída del segundo implicado

En medio del enfrentamiento que le costó la vida a Leal García, su cómplice había logrado escapar, trepando paredes y por los techos, según la versión policial.

Seguros de que todavía permanecía en el perímetro, los policías mantuvieron el cerco y despliegue, hasta que alrededor de las once de la mañana, habitantes, temerosos porque este no se fuera a meter en alguna casa, alertaron que en una vivienda ubicada en el callejón León Farías, entre calles Libertad y Monzón, estaba el sospechoso.

Además de los guardias del punto de control de la Colón, el jefe de Operaciones de Polifalcón, Johan Goitía, quien estaba cerca porque había actos protocolares por el día nacional del policía, también se sumó al despliegue táctico. Foto: Cherry Domínguez

Un nuevo enfrentamiento y el mismo protocolo de traslado de este hacia la emergencia del Hospital. El occiso quedaría identificado como Kendry Javier Davalillo Ventura, de 29 años, cumplidos el 26 de mayo. Vivía en la calle El Sol, entre Ampíes y Silva.

Kendry era hermano de Moisés Gabriel Davalillo Ventura, de 28 años, abatido por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) el viernes 24 de febrero del 2017 en la calle Isaías Medina de la Cruz Verde, por estar solicitado por varios delitos, entre ellos homicidio.

Kendry Javier Ventura también tenía pasado delictivo y había sobrevivido a dos persecuciones y enfrentamientos, en uno de los cuales cuatro acompañantes murieron.

Persecución desde Pantano Centro, 28 Julio hasta Los Perozo

Uno de esos casos data del 3 de septiembre del 2010 cuando a medianoche, irrumpió armado junto a otros de la banda a una quinta La Perla ubicada en el calle Riera con calle Miranda del sector Pantano Centro de Coro, sometiendo a 16 personas que estaban en una fiesta.

Al término del asalto se llevaron una camioneta Silverado, plateada, de la cual se cayó su hermano Moisés cuando iniciaban los primeros kilómetros de persecución después de pasar de largo una alcabala. En la huída estuvieron enfrentándose a tiros con funcionarios del CICPC.

Entre la ruta de escape, pasaron la avenida Sucre y llegaron al callejón Churuguara del sector 28 de Julio, hasta donde pudo rodar la camioneta pues se accidentó, además de quedarse con los neumáticos desinflados.

Para continuar la huída robaron un camión cava azul, en el cual partieron hacia otro sector, tomando la Chema Saher y variante Sur, llegando a los Perozo, trayecto en el cual prosiguió el intercambio de disparos.

Kendry Javier y «Dominguito» ingresaron por último a una casa donde despojado el primero del revolver serial AA106668, quedaron detenidos.

Kendry tuvo que ser llevado a la emergencia del Hospital de Coro toda vez que estaba herido en el pie izquierdo.

Condenado a 11 años y 4 meses por ese robo

La víctima del robo residencial en Pantano Centro ratificó la acusación que quedó plasmada en el folio 6, acta 07 según investigación desarrollada por Nuevo Día.

Por este delito de robo agravado, Kendry fue condenado a 11 años y 4 meses de prisión parte de los cuales cumplió en la Comunidad Penitenciaria de Coro, pero ya para octubre del 2013 estaba disfrutando de libertad bajo destacamento de trabajo.

Se salvó gracias a un vuelco

La siguiente persecución fue menos candente, durante la cual terminó lesionado, accidente este que irónicamente lo salvó toda vez que sus cuatro cómplices huyeron hacia el sector La Huerta donde murieron en un presunto enfrentamiento con el CICPC, Polifalcón y Polimiranda en el sector Las Huertas, el miércoles 22 de enero del 2014.

Para entonces Kendry estaba sujeto a la condena que le habían impuesto por robo.

Kendry, José Antonio, Jesús Miguel, Josiel Alberto y Franklin Enrique, estaban a bordo de una Toyota Terios, plateada, reportada como robada en Barquisimeto desde el 16 de noviembre del 2013 según expediente K-13-0056-07501.

El servicio 171 recibió el reporte de la camioneta aparcada en la calle San Luis esquina Curbati de la urbanización El Isiro y que los hombre, o bien buscaban la manera de entrar o vigilaban.

El 22 de enero del 2014 Kendry terminó lesionado en este vuelco adyacente al Club de Topógrafos, ocurrido durante una persecución. Foto: Carlos García

Ante la llegada de patrullas a verificar, intentaron darse a la fuga por lo que camioneta volcó en la prolongación Manaure, callejón Coca Cola.

Al presentar traumatismo craneoencefálico moderado y trauma torácico abdominal, Kendry terminó recluido en el Hospital, en tanto sus acompañantes escaparon en otro vehículo en el cual habrían tomado rumbo al sector La Huerta donde terminaron muertos en un presunto enfrentamiento que llegó a ser investigado por la Unidad de Criminalística y Vulneración de Derechos Fundamentales del Ministerio Público.

Los cuatro acompañantes de Kendry, que habían huido hacia La Huerta, murieron en un presunto enfrentamiento con tres órganos de seguridad. Foto: Carlos García

Por ese caso Kendry terminó preso por aprovechamiento de vehículo proveniente del delito, así como por tráfico de sustancias estupefacientes y psicotrópicas toda vez que en la Toyota Terios el CICPC incautó una importante cantidad de drogas según el expediente IP01-P-2014-000733.

Recluso en Coro y en Puente Ayala

Kendry fue recluido en la Comunidad Penitenciaria de Coro (Cepeco) y habría sido trasladado al Internado Judicial José Antonio Anzoátegui ubicado en el sector Puente Ayala de Barcelona, estado Anzoátegui desde donde presuntamente fraguaba extorsiones a través de llamadas y amenazas.

Se dice que secuestros, pero no hay expedientes ni reseñas que acrediten la acusación. Versiones no confirmadas indican que hace pocos meses se fugó de la cárcel de Puente Ayala.

Quienes dicen conocer parte de la vida de Kendry Javier, así como de su hermano Moisés, coinciden en que ninguno de ellos tenía necesidad de incursionar en el mundo delictivo, menos robar, eso porque sus padres trabajan el sector educativo y son conocidos como gente de bien.

Ninguno tenía aspecto de delincuente, vestían bien, sin embargo estaban delinquiendo desde muchacho, lombrosianos a juzgar de criminólogos que siguen de cerca la teoría del positivismo criminológico expuesto por Cesare Lombroso.

37 abatidos en lo que va de año

Con Kendry Ventura Davalillo y José Antonio Leal García suman 37 muertos por resistencia a la autoridad en el estado Falcón, 15 de ellos en Coro. Las mismas se han producido en 10 enfrentamientos, dos con doble fallecido y uno con triple fallecidos.   

Momentos de tensión se vivieron este jueves durante el despliegue operativo a propósito del asalto residencial que dejó dos delincuentes abatidos. Foto: Cherry Domínguez
Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar