Deportes

Alemania plantea partido contra España a puertas abierta

La DFB está consultando a expertos y científicos para lograr que eso sea factible


La Federación Alemana de Fútbol (DFB) se plantea permitir que el partido de Liga de las Naciones de su selección contra España, el 3 de septiembre, se dispute con público, para lo que deberán organizarse test masivos e implantar estrictas medidas de higiene.

Hay que lograr recuperar una cierta normalidad con test.

Afirma el presidente de la DFB, Fritz Keller, en declaraciones al diario «Badische Zeitung».

La DFB está consultando a expertos y científicos para lograr que eso sea factible, añade Keller, quien defiende que eso no es otorgar al fútbol un trato preferencial respecto a otros sectores que siguen cerrados: «los test preventivos no actúan solo en beneficio del fútbol, sino de todos», asegura.

De acuerdo con sus cálculos, es posible realizar esos test masivos entre un colectivo concreto.

Los resultados se pueden recibir en el teléfono móvil al día siguiente de haberse practicado la prueba, recuerda Keller.

De acuerdo con la opinión generalizada entre los virólogos, el riesgo de contagio en las siguientes 48 horas para quien dio negativo en uno de esos tests es «muy baja», añade.

La DFB y la Liga Alemana de Fútbol (DFL) se plantean un pronto regreso al fútbol con público en las gradas, aunque bajo estrictas condiciones y aforo reducido, tras haber culminado la temporada con partidos a puerta cerrada.

Con distancia social y un concepto de higiene pueden desarrollarse los eventos deportivos con público.

Apuntó el pasado fin de semana el ministro de la Cancillería, Helge Braun, en declaraciones a los medios.

Braun dirige las negociaciones relativas a la pandemia entre el gobierno de la canciller Angela Merkel y los «Länder» -estados federados-, a los que corresponde implementar las medidas acordadas, sean restricciones o levantamiento de éstas.

El ministro de Merkel advierte que deben evitarse las aglomeraciones, que los estadios no pueden poner a la venta todas la localidades y que la asistencia a los partidos debe ser «bien organizada y controlada».

La DFL envió el pasado miércoles a los 36 clubes de la Bundesliga -entre la primera y la segunda división- las líneas marco de comportamiento para la próxima temporada.

El arranque de los partidos ligueros será el 18 de septiembre, mientras que una semana ante se habrán disputado los primeros de la Copa de Alemania.

El partido contra España está previsto para el 3 de septiembre, en Stuttgart.

Cada uno de los clubes implicados deberá responder ahora con un concepto bien desarrollado en que se garantice el cumplimiento de esas medidas, entre ellas que habrá un aforo controlable y que el acceso y salida del estadio se hará de forma controlada.

Que finalmente se autorice o no la presencia de público dependerá de los niveles de infección regionales y de las medidas que apliquen los poderes de cada «Land» en virtud de éstas.

En Alemania se han verificado hasta ahora 201.823 contagios, según las cifras del Instituto Robert Koch, competente en la materia.

Un total de 187.800 son pacientes recuperados, mientras que el número de víctimas mortales se sitúa en 9.086.

El «Land» con mayor número de contagios es Baviera, con 49.775 infecciones y 2.616 víctimas mortales.

Las autoridades bávaras han sido las que aplicaron al principio de la pandemia las medidas más restrictivas por la pandemia, que han ido aligerándose a un ritmo parecido al del resto del país.

El Bayern Múnich trabaja en un concepto que garantiza la distancia social entre los aficionados en el estadio, según el diario «Bild».

La Unión Berlín pretende por contra llenar su estadio, pero se compromete a costear análisis rápidos a los asistentes, cuestión actualmente en negociación con las autoridades regionales de la capital y ciudad-estado alemana.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar