Opinión

Leocenis García le envía una carta a James Story, encargado de negocios de EE. UU. en Venezuela

«Como lo he repetido varías veces en mis viajes a Washington, en VENEZUELA, no hay posibilidad de fraude si se tiene organizado los testigos, y si al final del proceso se tienen las actas electorales», escribió.


Querido James.
Espero te encuentres bien.
Durante años has intentando acompañar al pueblo de Venezuela en su legítima aspiración de cambiar el régimen imperante en nuestro país.
El dilema que tenemos hoy al frente, es el voto o la bala. 
Ya está claro, que nosotros los venezolanos, no tenemos más balas que un régimen que maneja grupos paramilitares armados, y la totalidad  de una FANB, que ciertamente está agotada del actual modelo, pero que no pudo entenderse con la vieja clase política, agrupada en el G4 y su consorcio corrupto.
Desde el año 2015, el extinto G4 vertió toda clase de dudas contra el sistema electoral venezolano. El mismo sistema por el cual llegaron a sus curules en la Asamblea Nacional, Vale decir además que, el ente electoral lo presidía Tibisay Lucena, y el Congreso lo presidía Diosdado Cabello y aún así, les ganamos.
Como lo he repetido varías veces en mis viajes a Washington, en VENEZUELA, no hay posibilidad de fraude si se tiene organizado los testigos, y si al final del proceso se tienen las actas electorales. 
Los dos procesos en los que la oposición ha tenido esas actas, el régimen ha sido derrotado, verbigracia de ello podemos mencionar la Reforma Constitucional propuesta por el ex presidente Hugo Chávez, y las parlamentarias del 2015.
Tanto la USAID como otras instituciones, han entregado millones de dólares a medios de comunicación venezolanos y a dirigentes políticos, para apalancar su supuesta lucha para el rescate de la democracia, pero Ese dinero no ha funcionado. 
Hoy la dictadura militar y económica de Maduro está ahí intacta, Mientras que,  los receptores de esos fondos no pueden ni comunicarse ni convocar a la gente.
Tú mismo, en un intento correcto por comunicarte con los barrios de Venezuela, sueles conectarte por Facebook, porque los medios tradicionales sólo llegan a la clase media y Aunado a eso, que la vieja clase política perdió la respuesta de calle porque NO tienen ni cuentan con el respaldo popular.
En  VENEZUELA hay unos 13.559 centros electorales, Si EEUU apoyara a los testigos de esos 13 mil centros, con 500 dólares por centro, por ejemplo, tendríamos testigos con trasporte, comida y seguridad, que defenderán el voto y tendrán las actas electorales antes de las 6:00 pm. Esto permitiría que la oposición y la comunidad internacional tenga los resultados reales, mucho antes que el Consejo Nacional Electoral los anuncie. 
Esa operación, es el equivalente a seis millones de dólares, Eso es menos que los 7 millones que la Usaid ha destinado a los medios de comunicación venezolanos, que solo se han convertidos en órganos de propaganda de un gobierno interino que ya nadie respalda en VENEZUELA, de la misma manera Como ya nadie respalda el régimen de Maduro, porque Ambos gobiernos se abrazan en su soledad.
En Polonia (1989),  la oposición fue a unas elecciones conocidas como las elecciones semi democráticas legislativas, porque las condiciones eran abusivas y favorables  al régimen, Sin embargo, la oposición ganó en número de votos, aún cuando tuvo menos escaños. Y ahí parió el pacto político que permitió las elecciones libres que ganaría tiempo después Lech Wałęsa, un antiguo sindicalista y cofundador de Solidaridad, el primer sindicato libre en el Bloque del Este.
El llamado Gobierno interino de Polonia, que había sido constituido en 1937, y que fracasó, tuvo que entregar su “poder” a Walesa, que llegó al poder por votos en medio de una dictadura comunista.
Querido James, te escribo públicamente, y te pido que tu oficina de EEUU para VENEZUELA se ponga del lado del pueblo que clama cambio, y no de sus políticos que quieren seguir en una cohabitación con el régimen de Maduro. 
Saludos a tú equipo, especialmente a Richad Bhala y Rafael Foley.  Mucha suerte. 

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar