Internacionales

Alemania obligaría test de COVID-19 a viajeros de zonas «riesgosas»

El Gobierno alemán evalúa introducir test obligatorios en aeropuertos para los viajeros que vuelvan de países clasificados como de riesgo por COVID-19


El ministro de la Cancillería alemana, Helge Braun, se manifestó este lunes a favor de que exista una «mayor obligatoriedad» en lo que respecta a las medidas para impedir que se importen contagios de las zonas consideradas de riesgo por el instituto epidemiológico Robert Koch (RKI).

En una entrevista en la emisora RBB, Braun manifestó la «preocupación» del Gobierno ante el «claro incremento» de los contagios en los últimos días y argumentó que los test voluntarios solo alcanzan al sector de la población que ya es de por sí cuidadoso.

Por este motivo, el responsable de la Cancillería celebró el anuncio del ministro de Sanidad Jens Spahn, que había avanzado a lo largo del fin de semana que estudiaría la viabilidad legal de imponer los test a los viajeros procedentes de zonas de riesgo.

Partido Demócrata Liberal y Unión Social Cristiana, a favor de test

Varios políticos, entre ellos el jefe del grupo parlamentario de los conservadores bávaros (CSU), Alexander Dobrindt, y el líder del partido liberal FDP, Christian Lindner, se manifestaron también a favor de los test obligatorios.

Éste último afirmó en una entrevista en la cadena pública ZDF que los test obligatorios no deben ser un «tabú», aunque defendió que particularmente los turistas, que asumen el riesgo del contagio «de forma voluntaria», deben «admitir la posibilidad de pagar ellos mismos la prueba».

En la lista del RKI se encuentran aproximadamente 130 países y regiones de todo el mundo, entre ellos EE.UU., Turquía e Israel, aunque, por el momento, Luxemburgo es el único estado miembro de la Unión Europea (UE) que cuenta con esta clasificación.

El viernes, los responsables de Sanidad del Gobierno federal y de los estados federados acordaron que los pasajeros procedentes de estas zonas tengan la posibilidad someterse a test de COVID-19 gratuitos en los aeropuertos, evitando así la cuarentena obligatoria de 14 días.

Además, anunciaron que también el resto de pasajeros podrían solicitar la prueba de forma voluntaria, aunque no en el aeropuerto, sino a través de sus médicos de cabecera u oficinas de sanidad locales, en un plazo de 72 horas a partir de su llegada.

Los aeropuertos de Múnich, Colonia/Bonn, Düsseldorf, Núremberg y Dortmund comenzaron a ofrecer los test in situ el pasado sábado y está previsto que esta semana se les sumen también los de Berlín, entre otros.

Este lunes, el RKI anunció que en las últimas 24 horas ha registrado 340 nuevos casos de COVID-19 en Alemania, aunque todo apunta a que la cifra, que a finales de la semana pasada sobrepasó los 800 casos diarios, está incompleta por no estar actualizada durante el fin de semana.

Este sábado el aumento de los nuevos contagios confirmados de coronavirus en Alemania movió al primer ministro del estado federado de Sajonia (este de Alemania), Michael Kretschmer, a aludir a que ya se ha producido la llegada de una segunda oleada de la pandemia.

La segunda ola ya está ahí. Cada día tenemos nuevos focos de infección que pueden dar origen a altas cifras de contagio.

Dijo Kretschmer en declaraciones al diario Rhenischer Post.

Baviera propondrá test de COVID-19 a todos los viajeros

Con centros de tests en los aeropuertos, estaciones de tren y autopistas, la región alemana de Baviera, muy prudente ante el COVID-19, propondrá a todos los viajeros que se hagan el examen para saber si tienen el coronavirus, anunciaron este lunes sus autoridades.

Además de los lugares ya existentes para hacer el test en los aeropuertos locales, estructuras similares estarán disponibles muy pronto en las autopistas en varias localidades de Baviera, asó como en las principales estaciones de tren de Múnich y Nuremberg, declaró en una conferencia de prensa el ministro-presidente de ese estado federal alemán Markus Soder, titular de la CSU, el partido hermano de la CDU de la canciller Angela Merkel. 

Estos tests, disponibles para todo el mundo,  por el momento no son obligatorios. Soder no precisó si serán gratuitos.

No se puede detener al nuevo coronavirus. Solo se puede tratar de reducir su expansión.

Explicó, agregando que era necesario «actuar o más rápido posible desde los primeros síntomas».

Baviera es una de las últimas regiones en Alemania que entró este lunes en vacaciones de verano.

Con 2.619 muertos, sobre un total de 9.118 en todo el país, la región más grande de Alemania ha sido fuertemente afectada por el COVID-19.

La mayoría de los contagios fueron atribuidos a personas que regresaban de vacaciones de Austria, donde la pandemia circuló ampliamente en varias estaciones de esquí.

Alemania podría actualizar «con poca anticipación» recomendaciones de viaje

El Gobierno alemán está listo para actualizar «con poca anticipación» las recomendaciones de viaje a otros países o a introducir especificaciones regionales en vista de cómo evolucione allí la pandemia, según advirtió este lunes un portavoz del Ministerioa alemán de Relaciones Exteriores.

En estos momentos, de los estados de la Unión Europea, Alemania solo clasifica a Luxemburgo como zona de riesgo a la que se recomienda evitar los viajes salvo por motivos de peso, según recordó el portavoz, Christofer Burger, en una rueda de prensa en Berlín.

Preguntado sobre la decisión de Reino Unido de imponer cuarentena a los viajeros que regresen de España, el portavoz no la valoró e indicó que «dependiendo de la situación, esto puede cambiar con poca anticipación o de forma regional, con limitación a ciertas partes del país» del que se trate.

Lo importante es no correr riesgos en la lucha contra el virus, por eso evaluamos la clasificación de forma continua y la adaptamos a la realidad.

Explicó Burger, que no descartó que países para los que se hubieran levantado las restricciones tuvieran que volver a la lista.

Las recomendaciones de viaje del Ministerio de Exteriores especifican que en España, en general, la cifra de nuevas infecciones está claramente por debajo de la marca de los 50 casos por 100.000 habitantes en una semana, en función de la cual se establecen las zonas de riesgo.

No obstante, la página web del ministerio alemán de Exteriores advierte de que «en la actualidad hay nuevos focos infecciosos en Aragón, Cataluña y Navarra», donde sí que se ha sobrepasado el «umbral» determinado por el instituto epidemiológico Robert Koch (RKI), el de referencia en el país.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar