Internacionales

Asesor de Seguridad Nacional de Trump positivo por COVID-19

Robert O’Brien es el primer alto funcionario de la Casa Blanca en dar positivo por la enfermedad


La institución ha asegurado que tanto el presidente como el vicepresidente están “fuera de riesgo” y que O’Brien presenta síntomas leves.

Robert O’Brien, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense Donald Trump, dio positivo por COVID-19 y se encuentra aislado, según informó este 27 de julio la Casa Blanca.

Se trata del funcionario de más alto rango del Gobierno de Trump que se sepa haya dado positivo por el nuevo coronavirus.

Desde Washington se aseguró que tanto el presidente como el vicepresidente están “fuera de riesgo” de contagio por falta de contacto con el asesor. Pero no está claro cuándo fue que O’Brien, que es uno de los asesores más cercanos a Trump, se reunió por última vez con el presidente.

Su última aparición pública juntos fue durante una visita el 10 de julio a Miami, en la sede del Comando Sur del Ejército.

Tiene síntomas leves, se ha aislado a sí mismo y trabaja desde un lugar seguro» fuera de la Casa Blanca.

Aseguró un comunicado emitido por la institución presidencial.

El anuncio sorprendió a algunos miembros del personal de la Casa Blanca, ya que no había habido un memorando interno al respecto, dijo una fuente.

Debido al régimen de pruebas regular, los funcionarios de la Casa Blanca no usan tapabocas mientras trabajan en el ala oeste.

O’Brien regresó recientemente de una gira europea en la que se reunió con funcionarios del Reino Unido, Francia, Alemania e Italia y puede que fuese ahí donde contrajese el patógeno.

Este alto funcionario es un abogado mormón muy cercano a la esfera del presidente. Tras el despido de John Bolton, fue designado por Trump para ocupar el cargo.

El coronavirus ha golpeado seriamente la imagen del Ejecutivo de Trump.

Todas las encuestas del último mes dan como ganador a su rival, el candidato demócrata Joe Biden, de cara a las elecciones previstas para el 3 de noviembre de 2020.

La principal causa de esto sería la actuación del presidente y de su equipo ante la pandemia.

En los primeros meses se percibió una actitud de infravalorar las consecuencias del brote y el mismo Trump fue reacio a aparecer con mascarilla en público y partidario a reabrir las economías de los estados lo más rápido posible.

Estas reaperturas han tenido consecuencias, como son los repuntes que viven numerosos estados como California, Texas o Florida.

Esta mala gestión puede pasarle factura al mandatario republicano que ya ve cómo el virus ha entrado hasta su círculo más cercano de asesores.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar