Sucesos

Nuevo Día entró al penal de Coro y esto fue lo que vio

Nuevo Día entrevistó a autoridades de la Comunidad Penitenciaria quienes dieron su versión de los últimos acontecimientos y permitieron el acceso, mostrando un panorama diferente al que han venido denunciando familiares de los reos.


El dispositivo sanitizador es el segundo filtro de acceso a la Comunidad Penitenciaria de Coro, después de la alcabala ubicada en la entrada, controlada por guardias y custodios.

Rociarse con hipoclorito de sodio es un requisito de acceso obligatorio, mismo procedimiento que aplica para los custodios, guardias y para los paquetes que son dejados por familiares de los internos, quienes desde marzo que se decretó la emergencia por la pandemia, no han vuelto a tener contacto directo con los presos. Ni siquiera para visitas conyugales.

La paquetería, además exigirse en envases desechables, es expuesta una hora al sol, también como medida de bioseguridad.  

Álvaro Graham, director y sobreviviente del 2012 

Una custodia apunta los datos y sendos detectores de metal, un pasillo, una especie de puente de metal, otro pasillo y unas escaleras, conducen a la oficina de Álvaro Graham, quien el 13 de marzo del 2012 durante el motín liderado por Yorvis Valentín López, apodado “Oriente”, era custodio y terminó golpeado, sin varios dientes, con una herida abierta en el cuero cabelludo y estuvo a nada de ser lanzado de la torre por los reclusos durante aquella revuelta durante la cual lo tuvieron secuestrado junto a otros 19 custodios y músicos.

Penal con 630 vacantes

Graham ahora es director de este penal con capacidad para 1.600 internos, pero que actualmente tiene 970, todos masculinos, sobre los cuales familiares ha venido diciembre que pasan necesidades siendo este el tema de debate en el encuentro de este lunes en el que estuvo presente el propio director; Yamma Martínez, presidenta del Instituto Autónomo Caja Penitenciaria y madrina de este  recinto; Leonardo Gotopo, coordinador de la Proveeduría Médica Penitenciaria Nacional; el delegado en Falcón de la Defensoría del Pueblo, Edisoie Sandoval con tres adjuntos de su despacho, y Nuevo Día que pudo acceder a la misma.

El tema de las muertes por salud

La muerte reciente de reclusos por cuestiones de salud estuvo entre los temas abordados. Una de ellas, a finales de junio, fue la de Joseph Luke Royer, de 73 años, el británico que estaba preso por tráfico de 894 kilos de clorhidrato de cocaína y que, tras detectarse de un intento de rescate de otro penal, fue traído a la Comunidad Penitenciaria Coro (Copeco) ya con un avanzado estado de deterioro por hipertensión y diabetes.  

“Por tratarse de un recinto de máxima seguridad y pensando en la humanización, se trajo para acá donde murió debido a que traía un cuadro clínico descompensado, además de diabético”, expuso Graham.

El fallecido por cirrosis hepática

Lo mismo pasó con Elvis Ventura Túnez Bravo, de 38 años, de Ciudad Bolívar, quien murió debido a que presentaba un cuadro de cirrosis hepática, que ya traía del Centro Penitenciario de la Región de Los Llanos (Cepello), en Guanare, estado Portuguesa, que fue intervenido y desalojado.

En atención a su estado crítico se le prestó la atención en cuanto informes médicos, exámenes de laboratorio, indicaciones médicas y récipe, así como en más de 30 traslados según constan en la carpeta que mostró el doctor Orlando Jiménez, quien lleva 14 años trabajando como médico en el penal.

La parcela en el cementerio y el velorio por videollamada

Respecto a José Antonio Polanco Díaz, el reo muerto politraumatizado, se informó que el Instituto Caja Trabajo asumió los gastos fúnebres y traslado a Pueblo Nuevo, municipio Falcón, unos Bs. 37.000.000, debido a que los familiares no contaban con los recursos, en tanto que el británico y el bolivarense fueron sepultados en el cementerio Virgen de Guadalupe ubicado en la vía a La Negrita, donde se habilitó un espacio para la inhumación exclusiva de reclusos.

Los familiares de Túnez Bravo eran tan pobre, que no tenían teléfono y la Comunidad Penitenciaria de Coro asumió el sepelio y apoyó a los dolientes transmitiendo el mismo mediante una video llamada. Indicaron que hay un preso con cáncer, que está en etapa terminal, para quien solicitarán una medida humanitaria.

Garantizado derecho a la salud, según Graham

El director Álvaro Graham sostuvo que el artículo 83 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela respecto a la salud como derecho fundamental, se cumple a cabalidad.

No obstante, en el Hospital Doctor Alfredo Van Grieken de Coro han presentado algunos inconvenientes en cuanto a la aceptación de internos que trasladan por problemas de salud, como este mismo lunes cuando cinco de ellos, uno de ellos casi desmayado y con hepatitis, fueron devueltos al penal porque no los recibieron, aparentemente porque algún ciudadano recluido había muerto de Covid-19.

Dicho esto, la reunión trascendió a un recorrido durante el cual abrió las puertas de la farmacia, mostrando el inventario en la estantería sobre medicinas, insumos médicos, diuréticos, vitaminas, hipertensivos, sondas de colostomía, sondas prostáticas, inyectadoras, envases para exámenes de laboratorio, entre otros, incluso se se le suministran pastillas para potabilizar el agua. Adicional le suministran desodorante, jabón, champú y afeitadoras.

Coincidieron Álvaro Graham, Yamma Martínez y el doctor Orlando Jiménez en que la Proveeduría Médica Penitenciaria envía cada tres meses insumos, así como tratamientos médicos personalizados para cada interno, previo diagnóstico de su patología o enfermedad crónica como diabetes, hipertensión, VIH y tuberculosis, existiendo entre ese universo de 970 privados de libertad, unos 230 con tratamientos y al menos 32 con tuberculosis. Durante la visita conyugal, que por ahora está suspendida, se le suministraba preservativos. La Secretaría de Salud apoya en cuanto a Rayos X y otros estudios.

Sin casos de Covid-19

Autoridades aseguran que no hay casos de Covid-19 en la Comunidad Penitenciaria de Coro, eso gracias a las medidas de bioseguridad, al uso de tapabocas, antibacterial y a la exigencia a los mismos custodios, que son los que tienen movilidad, de someterse a exámenes y análisis tanto al salir de comisión como al retornar al penal después de disfrutar de sus días de permiso que corresponden tras haber laborado. Incluso, cumplen cuarentena.

180 presos comen doble

Sobre si los internos están pasando hambre, tanto Graham como Martínez aseguran que a estos se les proporciona el desayuno, almuerzo y la cena, además de que estos ingieren los alimentos que les traen sus familiares.  

A la par aseguran que se aplica el Plan Contra la Desnutrición, habida cuenta de que un porcentaje cercano al 5% de los privados presenta bajo peso, debido a lo cual, y por instrucciones del Ministerio de Servicios Penitenciarios, se les da ración doble de comida, esto es a unos 180 reos.

Durante el recorrido por el penal, accedimos al área de cocina en la que por guardia, trabajan en la preparación de comida cinco marmiteros, dos servidores, cinco aseadores y dos porteros en la entrada del área. Sobre el espacio en el que vierten los desperdicios, dijeron que el mandatario regional, así como el alcalde Pablo Segundo Acosta, apoyan con la recolección mediante camiones del Instituto Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario (Imaud), en tanto que los reos la mantienen limpia y desinfectada.

Internos debidamente conformados en grupos y usando las medidas de bioseguridad están a cargo de la preparación de la comida. Foto: Gerardo Morón Sánchez

Afirma Yamma Martínez, madrina del penal, que el Ministerio de Servicios Penitenciarios que dirige la ministra Iris Varela envía gandolas y toneladas de comida al mes para cumplir con las demandas de alimentación de los internos y el personal de custodios, detectándose hace poco y a tiempo, irregularidades por la cuales se tomaron correctivos, en este caso contra el subdirector y un custodio, lo que pone en evidencia que la actual gestión no acepta hechos de corrupción en este recinto.

El tema del agua

Sobre el agua y la denuncia de que solo se les proporciona un cuñete de agua a los presos para resolver una semana, Álvaro Graham dijo que hace meses tuvieron dificultad con una tubería, pero en ningún momento se dejó de suministrar el preciado líquido a los internos, resolviendo con los cisternas que envió el gobernador del estado Falcón, Víctor Clark. Actualmente hay suficiente agua, en seis tanques que almacenan más de 6.000.000 de litros que son destinados para la preparación de la alimentación, para el área de lavandería donde se lava la ropa de los internos, así como para los servicios.

Graham indicó que en el área de Observación no hay presos, pero antes de la pandemia, en esta área se ubicaban por 45 días a los nuevos ingresos, tanto para examinarlos, como para evaluar su comportamiento y así asignarlo a los módulos, considerando también la clasificación por el tipo de delito cometido.

Los internos que presentan tuberculosis, unos 32 al menos, están en un módulo aparte, hacia la parte más distante, ya al final del penal.

El diarismo de los internos

Los reclusos pasan los días haciendo orden cerrado, en actividades culturales, recreativas, haciendo manualidades y principalmente deporte. Fútbol de salón y baloncesto son los deportes preferidos, dice Graham quien reconoce que estos juegan en la mañana, pleno mediodía y tarde, siendo que cuando a veces se les prohíbe, tienden a insubordinarse o gritan para expresar su enojo.

Los internos juegan a diario torneos entre módulos. Foto: Gerardo Morón Sánchez

Noveno aniversario del Ministerio

Este lunes, hubo actos especiales a propósito de que el domingo el Ministerio de Servicios Penitenciarios arribó a su noveno aniversario, lo que a juicio de Álvaro Graham y Yamma Martínez tiene satisfecha a la ministra Iris Varela quien ha venido sosteniendo que el “sistema penitenciario venezolano ha superado con creces las reglas de la ONU para el tratamiento del recluso”.

La madrina del penal Yamma Martínez, el director Álvaro Graham, así como el delegado de la Defensoría del Pueblo Edisoie Sandoval y comitiva, estuvieron en el acto aniversario posterior a la reunión donde se analizaron los últimos acontecimientos del penal. Foto: Gerardo Morón Sánchez

A propósito del aniversario, se dio una parada en el patio interno del penal con la participación de 120 internos, dirigidos por el interno José Bustamante. Rendidos los honores correspondientes e interpretado el himno nacional de la República Bolivariana de Venezuela, Gilberto Guevara pronunció un breve discurso durante el cual reconoció que “Venezuela enfrenta la peor guerra económica y la peor pandemia, lo que ha traído grandes desequilibrios que están afectando al país y también a la población penitenciaria que son la parte vulnerable”, expresó.

Señaló que desde el Ministerio de Asuntos Penitenciarios se han hecho importantes esfuerzos para humanizar las cárceles y aunque no satisfagan del todo las necesidades, los internos siguen aferrados a la esperanza de recuperar la libertad y ser reinsertados a la sociedad.

“Con escasos recursos y carencias por las que atraviesa la patria, la ministra Iris Varela está haciendo una importante labor para que el Sol irradie a pesar de las grandes nubes que cubren el país”, dijo el interno.

Actos culturales

Como parte del acto cultural, dos privados de libertad de la diversidad sexual, llevaron a cabo una coreografía con música venezolana, dejando la escena servida para que la agrupación Pentagrama Musical, interpretase otros dos temas: Venezuela y Linda Barinas.  

A continuación la considerada mejor agrupación penitenciaria, Somos Venezuela y que hace pocos meses se presentó en la Expoferia Penitenciaria, interpretó los temas Resurgir.

El delegado en Falcón de la Defensoría del Pueblo, Edisoie Sandoval, calificó de relevante el acto cultural, sin embargo orientó a las autoridades del penal a no desfallecer en cuanto a gestionar las medidas humanitarias en cuanto a aquellos privados que las requieran y a seguir atentos al tema de salud, así como a la celeridad procesal.

Se proyectan en consecuencia jornadas de abordaje procesal para lo que sería seguir con el otorgamiento de libertades bajo régimen de confianza tutelado. El director del penal, Álvaro Graham, expuso su deseo es trabajar.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar