Emprendimiento

Suger postres mezcló la administración con su gusto por la repostería

La emprendedora dijo que el éxito se alcanza cuando hay ganas de que el negocio funcione, generando soluciones.


Suger Bocher es una joven de 29 años que fusionó la pasión de la repostería con la administración, tras recibir el título de la ilustre Universidad del Zulia.

Suger, es la creadora de “Suger postres”, una opción que ofrece dulces y tortas para todo tipo de celebraciones. Aunque la empresa la maneja desde su casa, ya ha podido crear empleos.

Comenzó a hornear cuando cursaba sexto grado de primaria con las recetas de su mamá, desde entonces supo que esta pasión la acompañaría para siempre.

Luego de graduarse de licenciada en Administración, dedicó su tiempo libre en ofrecer porciones de tortas clásicas para los trabajadores del Centro de Punto Fijo y de los centros comerciales Sambil y Las Virtudes.

SUGER: “Generar soluciones es un trabajo constante que está dando frutos”. Foto: Edgar Gómez

Con mucho orgullo y una gran sonrisa que la caracteriza, cuenta que en un solo día podía repartir 180 porciones, mientras ella entraba por una ala de los centros comerciales, su esposo visitaba la otra, afín de ofrecerle a los trabajadores un trozo de torta casera, pero de calidad, hecha con amor. La favorita fue la húmeda de chocolate.

Con la acentuación de la crisis del país, dejó de ofrecerlas para pagarlas quincenal, aunque se quedó con la ruta del Sambil.

“Son mis clientes de años y les agradezco toda su confianza”, dijo entre risas.

TRABAJO: Sus productos son el final de un trabajo en equipo que empieza en casa. Foto: Edgar Gómez

Para ese momento también se desarrolló como licenciada en Administración, carrera que la hizo crecer en la wolsvagen, donde obtuvo el cargo más alto en su rama, sin embargo debió escoger si emprender su negocio o continuar en la empresa ya que el tiempo no le alcanzaba para cumplir con ambas tareas.

Se decidió por Suger Postres, una empresa que ha crecido en su casa en la comunidad de Cujicana, municipio Carirubana con el apoyo de su madre, hijo y su esposo que ha sido el complemento de este proyecto. Además pudo generar dos empleo más para Salo y Anita, las chicas que ayudan en todo lo que se necesite.

Suger, asegura que ningún mes del año ha sido malo, a pesar de que Venezuela atraviesa una crisis económica, pues las familias siempre celebran cumpleaños, revelación de sexos, graduaciones, bautizos, entre otras.

“Aunque ahorita no preparo todo para grandes fiestas por la pandemia, la  gente adquiere sus tortas con diferentes dulces para diez o quince personas”, dijo.

SUGER: “El emprendimiento es cuestión de ganas, constancia y de querer que el negocio funcione”.

Cree que de las crisis nacen las mejores oportunidades y de hecho en pandemia han seguido planificando, trabajando y actualizando sus ofertas.

“Este mes comenzamos con los combos fiesteros porque la gente está celebrando en sus casas, con pocas personas, es decir que nos hemos ido ajustando a cada temporada”, aseguró.

La paraguanera asegura que la clave del éxito están en la constancia, fe, trabajo en equipo y por supuesto sabiendo escuchar lo que dice la gente y lo que quiere.

“Ser jefe en una empresa como la wolsvagen me enseñó cómo debía hacerlo con mi propia empresa y en ese andar estamos. Siempre organizando, escuchando e innovando”.

Etiquetas
Mostrar más

Irene Revilla

Amo el chocolate

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar