Especiales

Los odontólogos y las medidas preventivas ante la COVID-19

La especialista Aleydis Sánchez puntualizó lo vital de utilizar insumos e implementos de bioseguridad de calidad, para garantizar la protección tanto de los los profesionales, pacientes, como de los equipos


Los odontólogos son unos de los profesionales en la primera línea de contagio de la COVID-19, ya que son los responsables de ejecutar los tratamientos dentales que, a menudo implican procedimientos quirúrgicos en los que se usan jeringas de aire o agua, turbinas de alta velocidad, micromotores y raspadores ultrasónicos.

Dispositivos que producen aerosoles que contienen agentes potencialmente infecciosos, como aquellos encontrados en la sangre, la saliva y la cavidad oral del paciente.

Foto/Carlos García.

En tal sentido, la odontólogo Aleydis Sánchez enfatizó lo fundamental de estar familiarizados con el COVID-19, los mecanismos de prevención del contagio directo, así como de las posibles infecciones, el papel como vector importante en las vías de transmisión del virus, e igual que con otro tipo de bacterias.

Foto/Carlos García.


“Debemos conocer qué tipo de medidas extras debemos tomar en momentos de propagación rápida del virus. Estamos en un momento en el que crecemos en sabiduría y experiencia a medida que la pandemia evoluciona lo cual no es lo ideal, pero a día de hoy, tenemos claras algunas medidas que podemos tomar en cuanto a la prevención se refiere, teniendo en cuenta, sobre todo, la facilidad que tiene el virus para propagarse entre los aerosoles de la consulta y las gotas de secreciones como principal vía de diseminación del virus”.

Explicó Sánchez.         

Detalló que, en el caso de su clínica odontológica José Gregorio Hernández, se mantiene prestando sus servicios–estética dental, ortodoncia y prótesis–, con precaución siguiendo las medidas sanitarias pertinentes, resaltando lo vital de utilizar insumos e implementos de bioseguridad de calidad  que garanticen la protección tanto del equipo profesional como de los pacientes.  

Foto/Carlos García.

La odontólogo subrayó que, una vez que el paciente llega a la clínica pasa por un punto de desinfección de las manos con gel alcoholado y medición de la temperatura corporal.

Luego le aplican un cuestionario para obtener sus datos, procedencia y si presenta alguna sintomatología, practicándose así la evaluación del paciente.

Foto/Carlos García.

Posterior a ello, el paciente y profesionales se colocan los implementos de bioseguridad: tapabocas, guantes, gorros quirúrgico, batas (todos ellos descartables), gafas de protección y pantalla facial (en el caso de los profesionales).

Además, el paciente debe realizarse enjuagues bucales con agua oxigena antes del procedimiento y de colocarle el dique de goma.

Foto/Carlos García.

“Una vez que se termina el procedimiento respectivo, se desecha los elementos descartables. El paciente y los profesionales nuevamente nos desinfectamos y se procede a la esterilización de todos los equipos utilizados, la cual se realiza con gerdex que es una antiséptico para luego ser sometidos al calor. Asimismo las instalaciones del centro también son desinfectadas”.

Destacó la especialista.

Lo importante es ser consciente que estamos ante un situación compleja y la prevención es importante, aunque muchos no lo crean. Como profesionales sanitarios tenemos la obligación de evitar al máximo ser vectores de contagio.

Resaltó la esteticista dental.

Etiquetas
Mostrar más

Marianny Chiquito

Ser Periodista, es Ser un Invitad@ VIP de la Noticia.!!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar