Internacionales

Gobierno de facto de Bolivia clausura año escolar 2020

El anuncio fue realizado por el ministro de la Presidencia y alcanza a los niveles inicial, primario y secundario, de la educación privada y fiscal del país.


El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, informo que el Gobierno de facto de Bolivia determinó la clausura del año escolar con la inmediata promoción de los alumnos al grado superior a tiempo de lamentar el retraso tecnológico que tiene el país por lo que no se pudo llevar adelante las clases virtuales.

“El Gobierno (de facto) comunica la clausura de la gestión educativa 2020 para el subsistema de educación regular de los niveles inicial, primario y secundario de la educación fiscal, privadas y de convenio, mismas que entrarán en vigencia a partir de este lunes 3 de agosto….»., indicó Núñez.

«Esta clausura se da porque principalmente los niños del área rural no tienen Internet, el sistema de fibra óptica sólo llega a las ciudades. Esto implica la promoción de los estudiantes al curso superior”, informó en conferencia de prensa el ministro de la Presidencia.

Entre las disposiciones se instruye a las unidades educativas a cumplir con los trámites administrativos, durante el resto del año 2020 y de forma paralela el Ministerio de Educación, Deportes y Cultura continuará fortaleciendo la formación, capacitación y desempeño de los maestros para el manejo de los recursos educativos de la modalidad a distancia y virtual.

Sobre el pago a los maestros, dijo que, en el sistema fiscal los educadores cobrarán con regularidad, pese a la clausura del año escolar. En el caso del sistema particular no mencionó nada al respecto.

En este sentido, La Asociación Nacional de Colegios Privados de Bolivia (Andecop) se declaró en emergencia y adelantó incluso el cierre de algunos establecimientos escolares porque no podrán cubrir gastos administrativos ni  los salarios de los docentes.

Sistema de salud de Bolivia en estado crítico

Un millón de bolivianos podrían verse afectados en las próximas semanas por la Covid-19, pero el sistema sanitario del país ya enfrenta una situación “delicada y crítica” y ocurrirá una catástrofe, reveló este domingo el presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Critica y Terapia Intensiva, Dr. Adrián Ávila.

El especialista señaló que, dado que los contagios de Sars-Cov-2 ya alcanzaron un carácter masivo, una cantidad significativa de la población boliviana contraerá el virus y lo superará, pero no ocurrirá así con cerca de un millón de personas, en especial adultos mayores y gente con otras enfermedades.

Precisó que ese grupo requerirá atención hospitalaria y en Unidades de Terapia Intensiva (UTI), pero la cantidad de camas UTI es insuficiente y los hospitales ya están colapsados.

Refirió que Bolivia registró los primeros casos de coronavirus en marzo, y de entonces a la fecha solo se han habilitado 30 nuevas camas en los hospitales. Precisó que el país solo dispone de 520 camas, cuando en verdad requiere unas 3.500 para atender una epidemia como la Covid-19; y cuenta con 220 intensivistas (un 30 por ciento de los cuales se ha contagiado), pero necesita un total de 550.

Alertó que la falta de capacidades ha obligado a utilizar en la lucha contra el nuevo coronavirus las camas previstas para otras especialidades, por lo que se desatenderá a personas con otros padecimientos.

Refirió que, aunque el Gobierno cumpla su plan de contratar a varios miles de especialistas para enfrentar la pandemia, ello no solucionará el problema porque no hay infraestructura.

Opinó que las cuarentenas ayudan a ganar tiempo y crear capacidades, pero lamentó que el Gobierno de facto y el Ministerio de Salud no la hayan aprovechado para garantizar más equipamiento, medios de bioseguridad, capacidad para producción de oxígeno y cubrir otras necesidades. Siente que, detrás de la falta de respuestas de las autoridades, se palpa el desprecio por la vida del pueblo boliviano. La pandemia ya ha ocasionado 78.793 contagios y 3.064 fallecidos.

En mayo pasado, Sociedad Boliviana de Medicina Critica y Terapia Intensiva denunció que los 170 «respiradores» comprados por el Gobierno de facto no cumplían los requisitos estipulados por la Organización Mundial de la Salud  y no podían utilizarse en cuidados de emergencia.

El exministro de Salud, Guillermo Cuentas, refirió que existe carencia de recursos en el sistema de salud boliviano.

“Somos el país con menor porcentaje de recuperados comparando con casi todos los países suramericanos y también con los países europeos. Nuestra tasa de recuperados está alrededor del 30 por ciento”, indicó.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar